entradas en 'Economía' categoría

Después de la pandemia

El mundo parece estar en un puente angosto, lo principal es no tener miedo de dejar atrás el pasado. Tenemos otra preocupación: cómo enfrentar el futuro sin chocar con su espalda, sino afrontando adecuadamente el inevitable mañana

“Sólo si no colapsa, se repara”, dicen. Y añaden, “Algún día”. Yo digo “No se recuperará”. Pero el colapso no es necesario. Todos tenemos la tarea de sobrevivir al actual período, con el mínimo de pérdidas.  Para lograrlo, necesitamos ahorrar nervios y recursos, apoyar a los demás, relajarnos, pero no “desconectarnos”. Y lo más importante, necesitamos entender lo que está sucediendo, para que las consecuencias de la crisis no nos tomen tanto por sorpresa.

Para empezar, sentémonos y tomemos un respiro. El ser humano no fue hecho para el embrollo. Fue creado para pensar y actuar. Así que pensemos: en realidad, ¿qué perdimos? ¿qué nos motivó en esa vida? ¿para qué vivimos? ¿qué hicimos útil y con sentido? ¿qué preparamos para el futuro de nuestros hijos?

Francamente, sólo nos servimos uno a otro por dinero. Con o sin afán, cumplimos el principio formulado claramente por nuestros sabios hace miles de años: “Vayan y saquen provecho unos de otros”.  Parecía que funcionaba. Pero ¿qué atención nos dimos, que nos agotamos como hámster en su rueda de consumismo, sin pensar en nada más?

Imagina por un segundo, si venimos de otro planeta desarrollado y nos vemos unos meses atrás, no habría sido muy buena imagen. No, no en el sentido tecnológico, sino en lo más esencial de nuestra conmoción y ajetreo. Su “beneficio”, como el smog encima de la Tierra, ya se está empezando a dispersar.  Y de pronto, el virus llegó. “Deténganse, paren”, nos dijo. “Miren lo que han hecho al planeta y a ustedes mismos”. Miren más allá del mañana”.

Si realmente analizamos, sin maquillarlo, veremos que íbamos, no sólo hacia el colapso ecológico, sino que pudo haber llegado una guerra. De hecho, íbamos hacia los brazos de la guerra, hacia un estado de globalización desesperada, hacia un callejón sin salida de contradicciones. Así es la naturaleza humana: Cuando se está procesando una masacre, la sacamos de nuestra conciencia y al mismo tiempo, la toleramos, incluso la invocamos.

Aún no llegamos a ese grado de avance, pero la avalancha de consumismo desenfrenado llevó a la humanidad hacia el abismo. Paradójicamente, el virus nos está salvando. Fuimos salvados del egoísmo, en la necesidad de “absolución”, para restablecer el mercado de consumo.

Así que ¿vale la pena regresar? ¿qué olvidamos? ¿hay vida después del virus?

Estamos empezando a conocer de nuevo a nuestra familia, a nuestro mundo y a nosotros mismos.

Antes, muchos sólo dormíamos en casa, ahora vivimos ahí. Usábamos el internet por diversión, ahora nos conectamos con otros.

Hay muchas formas. Por supuesto queremos regresar a la rueda del hámster, con su variedad de placeres constantemente nuevos y distintos, tras los que ir y estar incluso dispuestos a soportar los dolores de que nos empujen desde atrás. Pero aún sin quererlo recordamos la amenaza del colapso, los crímenes desenfrenados, la supresión del malestar, las interrupciones en el abasto y la búsqueda del culpable. Finalmente, podemos usar este período para la reflexión.

Por supuesto,nada es fácil, no todos pueden “aguantar el golpe”, pero la experiencia misma, el cambio de ritmo, la perspectiva ¿no nos da un respiro? En los días despejados de trabajo, en una tarde de calma poco usual, escuchamos el eco de algo nuevo. Estuvimos sentados en casa, como niños en su escritorio para aprender algo, para que este “período” no sea en vano.

En cualquier caso, no podremos salir de la crisis tan pronto como entramos. Lo que está pasando ahora, no es pausa, ni vacaciones, ni destierro. Es un despertar. El virus no nos venció, más bien nos sacudió, nos regresó a la realidad, nos da oportunidad de tomar cuidadosamente el timón.

Hoy nos confronta con la necesidad de redefinir nuestros valores en los albores de una nueva era que requiere una actitud diferente hacia los demás y encontrar el propósito que impedimos. El viento se llevó las ilusiones y nos muestra la verdadera imagen. Así que ¿vamos de nuevo a dejar que la mente se nuble con espejismos? ¿nos reconciliaremos con el pasado, con la vanidad eterna, con la abundancia externa y con la devastación interna?

El mundo parece estar en un puente angosto, lo principal es no tener miedo de dejar atrás el pasado. Tenemos otra preocupación: cómo enfrentar el futuro sin chocar con su espalda, sino afrontando adecuadamente el inevitable mañana.

Nosotros mismos creamos una carrera de ratas y ahora podemos salir de ahí sin tanto golpe externo. Pues, lo principal es lo que está dentro: nuestras conexiones, nuestras relaciones, nuestra participación, la reciprocidad. Es suficiente lograrlo y todos los mecanismos —sociales, financieros, comerciales— empezarán a reestructurarse conforme al nuevo paradigma.

Pensemos en ello: ¿por qué vivimos? ¿cómo podemos construir nuestra vida de forma diferente, sobre principios distintos? La puerta para salir del egoísmo sin límites está abierta, usémosla mientras nuestro ego está golpeado y mudo.

Las aeronaves están en tierra, los barcos en los puertos, deberíamos estar en la escuela. No es humillante. Al contrario, tenemos oportunidad de hacer realmente algo por nosotros mismos.

Toda la vida estuvo dedicada a evitar esa pregunta. Preocupados ante la muerte,  justificandonos lo más posible. Sin embargo, el virus sugiere algo más. Así no podemos huir de la muerte. Para superarla, debemos sobreponernos al egoísmo que nos mata. Nuestro ego limita, nos da una sensación imperfecta y miserable del mundo, con las demandas de nuestro cuerpo. Sintamos el mundo en nuestra estructura general interna, en el alma. Así lo veremos totalmente distinto, infinito, eterno y perfecto.

No tiene nada que ver con la religión. La ciencia de la Cabalá no promueve ninguna creencia. Simplemente desarrolla el alma del hombre y nos hace felices. Ahora, cuando todos nos sentimos dentro de un mismo barco, debemos unir nuestros remos y dirigirnos a un mundo sin fronteras entre los corazones. Así, las barreras que quedan y nos  dividen, desaparecerán. El mundo del mañana se está construyendo ahora.
[262055]

Material relacionado:
Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá
¿Cómo será el mundo después de la epidemia?
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 3

La epidemia no es castigo, sino remedio

A lo largo de la historia, hemos recibido muchas señales de atención del Creador, el bueno que hace el bien. Pero al existir en cualidades egoístas, opuestas al Creador, percibimos estas manifestaciones de amor y cuidado como golpes y no sentimos necesidad de cambiar.

Así es como un padre amoroso obliga a su hijo a aprender, el niño solo quiere jugar, no escucha y piensa que su padre lo odia.

Esto es exactamente lo que sucede en el mundo: crisis, guerras, desastres, epidemias, el camino del sufrimiento por el que ha pasado la humanidad. Esto se debe a que nos negamos a aceptar el gobierno del Creador, como absolutamente bueno, que siempre trae el bien, es decir, adaptarnos a este gobierno.

Queríamos huir de las instrucciones del Creador como niños que no escuchan a sus padres y se esconden y discuten todo el tiempo. Por eso nuestra vida es tan amarga.

Pero ahora experimentamos un golpe especial como ningún otro. Se trata de calmar al mundo entero, a toda la humanidad y convertirnos en un todo único. Justo como cuando los padres pierden la paciencia y le dicen a los niños:¡»Es suficiente, cálmate ya»! Y obedecen esa acción tan estricta y se calman.

El gobierno superior desciende y se acerca cada vez más a nosotros, empieza a tratarnos de manera cercana, individual y directa.

¿Por qué la humanidad tomó este golpe de forma tan fuerte? ¿por qué le tenemos tanto miedo al coronavirus? Estamos acostumbrados a que cada año muchos mueran y nazcan en todos los países ¿por qué tenemos tanto miedo de este virus en particular?

Sabemos que dentro de cien años toda la población del mundo cambiará: todos morirán y nacerán nuevas personas, pero no es una tragedia. El virus, sin embargo, es un golpe psicológico. Hay una plaga oculta entre nosotros, no la vemos ni la sentimos, y no sabemos desde dónde nos golpeará.

Sin embargo, el virus realmente actúa en nuestro beneficio al ordenarnos que nos separemos unos de otros y que no salgamos de casa. Es como si nos dijeran: “¡Si no pueden tratarse bien, quédense en casa! Si aparece un poco de bondad, pueden salir, pero mantener una distancia de diez metros entre ustedes ”.

El virus nos muestra nuestras verdaderas relaciones: que no podemos estar juntos y si nos conectamos, nos transmitimos virus porque somos egoístas. Este virus es la revelación del gobierno superior.

El virus separa a la gente, en la medida de su egoísmo. La obliga a quedarse en casa en lugar de involucrarse en cosas inútiles y descabelladas. Nos muestra que podemos tener una mejor conexión. No vino a dañarnos ni a matarnos, sino a organizar nuestra vida correctamente. Esta es manos del Creador que nos educa con misericordia.

La epidemia no es castigo sino remedio. El virus enfría las relaciones alimentadas por el egoísmo, el deseo de ganar, triunfar y explotar a otros para beneficio personal. Detiene toda esta carrera.
[261885]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 18/mar/20, lección sobre: «Pésaj (Pascua)»

Material relacionado:
Acerca del castigo
Castigo por malas acciones
Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 2

¿A quién dejarle los miles de millones?

Observación: Las diez personas más ricas del mundo no van a dejar su fortuna a sus hijos.

Mi Comentario: La costumbre de dejar las posesiones a la siguiente generación se ha quedado obsoleta. La gente entiende que no da felicidad a los niños.

Es decir, un niño debe recibir una buena educación y un derecho mínimo y normal a existir, ligeramente por encima del promedio. Pero no más que eso. De esa manera el niño hará esfuerzos para lograr más. También aprenderá a salvarse a sí mismo y a su familia para protegerse de todos los problemas. Sin esto, uno estará en todas partes y no sabrá qué hacer y dónde apresurarse.

Corrompe a las personas. Por cierto, la Torá dice que un padre no debe contarle a su hijo sobre su riqueza y qué le dará a su hijo.

Pregunta: ¿Qué pasa con el hecho de que los ricos dejan sus millones a organizaciones benéficas?

Respuesta: ¿Dónde más podría ser dejado? La gente donará para la investigación y para la ecología, y poco a poco todo se irá. Habrá todo tipo de organizaciones que aconsejarán sobre cómo dividir el dinero, disolverlo en partes, y eso será todo.

Pregunta: ¿Dar todo a las organizaciones benéficas es un acto egoísta? Algunas personas han ganado mucho dinero.

Respuesta: Sí, ganaron el dinero, pero ahora, al final de sus vidas, entienden que este dinero no se lo pueden llevar con ellos, que no se puede hacer nada y que nadie es eterno. Esperan que de esta manera dejen su nombre y ellos mismos con la humanidad. Esto es una especie de redención.

Observación: Hay una palabra: «perpetuar».

Mi Comentario: Perpetuar, sí. Pero no los envidio. Si aún esperan que esto les proporcione algún servicio después de que ya se hayan separado de esta vida, entonces, por supuesto…

Pregunta: ¿Esto no les sirve? ¿Qué les serviría entonces?

Respuesta: No quiero hablar de esto. Déjalos que dejen su dinero para caridades.
¡A un hombre no le queda nada! Absolutamente nada más que sus buenas obras. Las buenas obras son solo el poder empujar a este mundo a unirse. Eso es todo, solo esto!

Solo esto puede ser grabado de alguna manera en el alma de una persona. Cuando el hombre se dedica a unir el mundo, se compromete con su alma, con su propiedad interior. Por lo tanto, permanece en él, y la muerte no tiene poder sobre eso.

Pregunta: ¿Qué tipo de acción es para la unificación del mundo?

Respuesta: El deseo mutuo de las personas es ayudarse mutuamente, incluso a un nivel terrenal. Lo más importante es unirse para revelar la mente superior, el atributo más alto, el poder más elevado, el Creador, la propiedad del amor y el otorgamiento.

Si dirigen a las personas hacia esto, entonces, de hecho, permanecerá con ellos y será su contribución eterna al desarrollo de sus propias almas.
[247922]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman» 19/mar/19

Materiala relacionado:
Una escuela para el beneficio del mundo
La rueda de la fortuna
¿Qué puede reemplazar al dinero?

Pantalla espiritual y dinero

Comentario: En nuestro mundo, el dinero determina y controla todo.

Mi Comentario: En el mundo espiritual, el dinero también controla todo.

«Dinero«, en hebreo «Kesef«, proviene de la palabra «Kisuf», que significa «cobertura». En hebreo, los nombres de los objetos y los fenómenos se dan por una razón y provienen del contenido, las propiedades de las que se derivan.

En la medida en que puedas cubrir el egoísmo con la cualidad de otorgamiento y amor, la cualidad de recepción egoísta se convierte en la cualidad de otorgamiento. Así es como ganas el capital espiritual, es decir, revelar la Luz.

Por lo tanto, la pantalla espiritual también se llama «Kisuf» («Kesef«), como lo es el dinero en la vida cotidiana. Por supuesto, la gente no sabe de dónde viene, pero el hebreo es un lenguaje cabalístico.
[242566]
De la lección de Cabalá en ruso 25/nov/18

Material relacionado:
Dinero: pasado, presente, futuro
¿Dónde es rentable invertir dinero?
Transición hacia el dinero del mundo espiritual

¿La riqueza y la pobreza interfieren con la Cabalá?

Pregunta: Una vez se dijo que el Creador da salud para distanciarse de Él. Pero la pobreza también aleja a las personas de la espiritualidad, porque toda la fuerza y los pensamientos se usan para proveer a sus familias. ¿Interfieren la riqueza y la pobreza con la Cabalá?

Respuesta: No. Todo depende de cómo se relaciona la persona con el gobierno superior, a pesar de la riqueza o pobreza, asumiendo que todo lo que el Creador le da, es exactamente lo que su alma necesita. Incluso si no entiendo por qué Él me da tales condiciones, de riqueza o pobreza, que en principio me bloquean sutilmente hacia la meta, lo justifico porque lo recibí del Creador. Además, posiblemente desde la perspectiva de la raíz de mi alma, es justo, natural y absolutamente equitativo.

Pregunta: Así que, ¿esta comprensión me ayuda a alejarme de los constantes pensamientos de dónde obtener dinero?  

Respuesta: No, también considero ésto como un trabajo espiritual.
[242578]
De la lección de Cabalá en ruso 25/nov/18

Material relacionado:
Puesto a prueba por la riqueza
El 1% nacido para la riqueza y el 99% nacido para la felicidad
Cada circunstancia es para un propósito espiritual

El llanto de los ricos

En las noticias (Bloomberg): «Los más ricos del mundo perdieron $511 mil millones en 2018», «Los más ricos de la Tierra perdieron $511 mil millones este año, después de que las ganancias récord en el primer semestre fueron eliminadas por una sucesión de ventas en el mercado.»

Mi comentario: El hecho es que deben entender que ya no tienen oportunidad de obstaculizar el progreso de la gente. Mientras más le des a la gente juguetes nuevos para conexión mutua, para su satisfacción, para su información, etc., más exigente y selectiva se volverá.

Ya no está interesada ​​en el Facebook como es. Ya no quiere ver los anuncios. La gente está tan harta de ellos que ni siquiera los niños los ven.

Es decir, todo lo que los ricos han hecho durante los últimos 20 años funciona cada vez menos. A pesar de toda su sofisticación, no pasa. El período de acumulación egoísta tendrá que pudrirse.

La humanidad aún está en desarrollo. Por lo tanto, veo que llegará el momento y muy pronto, en que esos dólares que acumularon no tengan valor y ya no habrá oportunidad de ganar dinero.

Creo que, en general, la gente luchará por cosas más simples. Querrá sentarse en la hierba, beber un poco, comer algo, escuchar música normal, el canto de los pájaros y la risa de los niños corriendo. Querrá cosas muy cercanas y agradables al corazón y no molestar su cabeza, cerebro, alma y sentimientos con cosas artificiales.

Espero que sea así.
De Kabtv «Noticias con Michael Laitman» 25/dic/18

Material relacionado:
Los más ricos tienen la deuda más grande
Y los ricos llorarán
Ataque cibernético global

¿Por qué la Coca-Cola es más asequible que el agua?

Pregunta: ¿Por qué es más asequible una lata de Coca-Cola fría que un vaso de agua pura?

Respuesta: Coca-Cola está más cerca, es más asequible y fácil de encontrar que un vaso de agua pura y buena, porque alguien se beneficia de esto.

De nuevo, el ego de la persona o de la empresa manufacturera empuja para hacer que su producto sea más accesible. No se puede ganar tanto con un vaso de agua como con una lata de Coca-Cola, por eso la Coca-Cola se promueve para ganar dinero.

Sin embargo, si usando la conciencia planetaria, nos damos cuenta de lo que nos es útil, usaremos solo cosas que nos beneficien y repudiaremos lo demás, si eliminamos todo lo que no necesitamos y usamos sólo lo necesario, durante la vida de una generación, podríamos criar una generación que no le guste la Coca-Cola ni ningún alimento poco saludable, ni endulzado, etc.

Así tendremos una nueva generación saludable, sin alimento genético ni veneno como la Coca-Cola y otros.

Pues, si el egoísmo desaparece del mundo, nadie se beneficiará de hacer alimentos venenosos. Nadie sería beneficiado. Por el contrario, la sociedad condenará a las empresas que actúen así. La sociedad debe cuidar y proteger a todos sus miembros de la distribución de alimentos venenosos.

Pero como no nos amamos, no nos preocupamos por la salud de los demás. Como resultado, por supuesto, hay quienes venden venenos y lo anuncian y hay quienes, bajo la influencia de ese anuncio, los compran y los usan; se alimentan con ese veneno.

Nuestro ego nos empuja a todo lo malo. Hasta que lo comprendamos, beberemos veneno y no tendremos una vida saludable.
[236166]
De la mesa redonda de opiniones independientes, Berlín 9/sep/06

Material relacionado:
Una receta para la vida eterna
Control de la conciencia
El asunto de la solidaridad

«Millennials: Redefiniendo las reglas de la economía»

Medium publicó mi nuevo artículo «Millennials: Redefiniendo las reglas de la economía«

Conforme se acerca el año nuevo, una atmósfera de creciente consumismo envuelve a las sociedades de todo el mundo. Sin embargo, existe un estrato generacional que está arruinando el alboroto comercial: los millennials.

Tener un coche nuevo, una casa nueva y una pareja nueva, son propósitos comunes de año nuevo. Sin embargo, ninguno de estos objetivos impresiona a la generación de los millenials, nacidos entre 1981 y 1996. Ellos han sido objeto de intenso escrutinio por parte de economistas y analistas, en sus esfuerzos por entender su mentalidad y sus prioridades financieras.

¿Por qué es esto tan importante para los economistas? Porque se espera que la generación de los millennials -estimada en alrededor de 44 millones de personas, solo en México- supere a los baby boomers, como la generación más grande. La expectativa era que los millennials consumieran más y aportaran más que los baby boomers a la economía, pero eso no está sucediendo y los analistas quieren saber la razón. ¿Son las decisiones no capitalistas de este grupo la causa de la destrucción de la economía?, o ¿son sus patrones de gasto moderado el resultado de una economía despiadada impuesta durante años a los estadounidenses bajo el control de las élites?

Una nuevo estudio del Consejo de la Reserva Federal reveló que, en comparación a las generaciones previas de la misma edad, los millennials tienen un ingreso más bajo y menos riqueza que sus antecesores. Al nacer y crecer en una era en la que el capitalismo ha estado fuera de control, donde el fuerte se aprovecha del débil, se vieron irremediablemente endeudados al buscar financiamiento para su educación universitaria, prácticamente incapacitados para alcanzar una vida independiente -ni siquiera a nivel básico- mucho menos para poder comprar una casa propia. No obstante, los expertos y líderes, les señalan por su gasto limitado y sus “efectos negativos” sobre la economía.

Se esperaba que los millenials consumieran y participaran en el mercado laboral, al menos como sus padres, si no es que más. Se suponía que ellos creyeran en el sueño americano, así como sus padres. Pero han perdido la esperanza y la confianza en el sistema de la economía actual, mientras experimentan los niveles más altos altos de ansiedad y depresión registrados.

Sin embargo, en lugar de dirigirse a la raíz del problema, la determinación económica y de los medios de comunicación – que están al servicio de las élites-, fue de disgusto por no poder extorsionar a los niños, a los millennials, como lo hicieron con sus padres.

Mañana, el mundo continuará intentando y siguiendo los mismos modelos financieros anacrónicos. Las élites seguirán manteniendo la economía tradicional que promueve el consumo y concentra el capital bajo el control de un puñado de magnates. Al experimentar privación y frustración, habrá cada vez más gente que demande la justicia social. Posiblemente sean quienes reemplacen a los líderes, exijan la limitación de los salarios de los funcionarios electos, demanden la disminución de impuestos sobre insumos básicos y un congelamiento en el aumento de impuestos para las clases media y baja.

No está lejos el futuro en el que el mundo se vea muy distinto: una revolución tecnológica industrial dará pasos gigantescos hacia la automatización masiva, desempleando gran parte de la mano de obra del mercado laboral, cerrando las puertas detrás de ellos. Cuando no hay trabajo, no hay salarios y cuando no hay salarios, no hay dinero para gastar y cuando no haya dinero para gastar, no se comprarán los productos no-esenciales; y dado que lo que actualmente consumimos son productos no-esenciales, entonces el efecto dominó sigue conforme también caen los negocios ligados a estos productos.

Bajo circunstancias como éstas, ¿qué harán las masas de desempleados? ¿Abrirá este escenario, una válvula de frustración y coraje hacia las calles? Los recientes disturbios en Francia, ¿son sólo una pequeña muestra de lo que está en la tienda? Si bien, puede que ésto no ocurra mañana, ¿qué pasará después?

Es tanto posible, como necesario, prepararnos ahora para el futuro venidero. En consecuencia, debemos hacer un plan para prevenir el indeseable caos futuro, asegurando que cada ciudadano reciba un ingreso básico, suficiente para vivir con dignidad. Sin embargo, junto con satisfacer las necesidades físicas, también debemos calmar el espíritu y llenar el alma. Ante estos grandes cambios sistemáticos en la sociedad, un sistema educativo actualizado es crucial para ayudar a los ciudadanos desorientados, para reorganizar sus prioridades, sus valores. El propósito de dicha educación es llevar a las personas hacia relaciones equilibradas y positivas, a través de una clara comprensión del sistema integral global en el cual vivimos.

La expectativa de que el dinero pueda darnos un sentido de seguridad, desaparecerá a medida que la crisis empeore. Por lo tanto, debemos educarnos en cómo construir una sociedad que brinde a la persona una forma de seguridad dentro de una familia amorosa. En lugar de alimentar la competencia voraz que nos pone en una constante carrera de supervivencia, desarrollaremos la competencia humana que nos lleve a todos a contribuir cuanto podamos a la cohesión social. En vez de participar en trabajos que exigen un alto precio psicológico para beneficio de los dueños de la empresa, cambiaremos a ocupaciones creativas y sociales que sirvan a la mayoría en un nuevo concepto de trabajo totalmente actual.

En lugar de juzgar a las personas por cuánto ganan, seremos valorados de acuerdo a nuestras contribuciones a la sociedad. En lugar de trabajar todo el día y raramente pasar tiempo con nuestros hijos, nuestro tiempo será usado construyendo uniones familiares estrechas. En lugar de una industria publicitaria que nos manipula para el consumo compulsivo de productos sin sentido, aprenderemos a vivir felices y de forma sustentable. En lugar del mercado publicitario que vende ilusiones materiales bien empaquetadas, los medios de comunicación nos ayudarán a ver que la felicidad yace en las relaciones sociales positivas.

Por supuesto que nada de ésto pasará mañana, pero hoy podemos comenzar este proceso educativo gradual y continuo. Distinto a cualquier cosa que hemos conocido antes, dicha transformación de la sociedad, no puede ser a través de la coerción y la opresión. En su lugar, es un proceso de construir nuevos valores en la sociedad y de ampliar la conciencia pública, para que nos comencemos a equilibrar con las condiciones de fluctuación constante, globalmente interdependientes. Como resultado de esta expansión en la conciencia colectiva, cambios institucionales – en el concepto de trabajo y en el sistema económico – se pueden desarrollar de forma orgánica y pacífica.

Además, cuando nos empezamos a enfocar en construir relaciones cualitativas, significativas, descubrimos una nueva fuente de satisfacción. Conforme el énfasis cambia hacia cómo podemos conectar positivamente, por encima de todas las diferencias en la sociedad, dejamos de estar tan inmersos en los asuntos materiales y nos involucramos en una realización que es mucho más natural y común a todas las personas. Sentiremos entonces que una nueva clase de felicidad, confianza y satisfacción, conforme nuestros esfuerzos por conectar positivamente, empieza a descubrir una fuente de energía que yace en la naturaleza, que nos nutrirá y nos hará avanzar hacia un nivel de conciencia superior.

¿Cómo se deberían desarrollar los países subdesarrollados?

Pregunta: ¿Cómo debería ser el desarrollo de los países subdesarrollados? ¿cuál es el mejor enfoque: micro o macro financiero?

Respuesta: Sólo con la educación tradicional que es inherente a toda la gente del mundo, para que la educación y la cultura correspondan a la naturaleza de la nación, cada nación será desarrollada de forma efectiva.

Debemos entender que, en general, hay 70 naciones en el mundo y todas son diferentes. Como los órganos del cuerpo, necesitan complementarse. Por lo tanto, si mostramos una actitud igual y cordial hacia los demás, pero conforme a la naturaleza de cada uno, veremos que pueden hacer una contribución notable a la humanidad.

Así podremos sacar el máximo provecho de cada nación. Todo depende de tener una actitud benevolente y cálida para todos, para que puedan servir a la humanidad, precisamente en la medida que les corresponde.

Debemos entender que la naturaleza está dividida en países y naciones, de forma que lleva a la persona a un estado en el cual cada una se complementa con la otra. Como resultado, podremos encontrar verdaderamente un mundo perfecto, igual, donde cada uno le da al otro y alcanza un mundo que es todo bueno.

Así, seremos privilegiados al ver que cada nación tiene una contribución relevante para la humanidad. Además, al complementan unas naciones con otras, se nos recompensa con una vida perfecta en toda la sociedad humana  —con amor, perfección, respeto y honor para todos.

Primero que todo, necesitamos revelar que cada nación tiene su lugar, así como los órganos del cuerpo tienen su lugar. Los necesitamos y hasta que nos percatemos de esto, no los podremos valorar ni engrandecer.
[233621]
Mesa redonda de opiniones independientes, Berlín 9/sep/06

Material relacionado:
Desarrollo corporal y espiritual
Ley de desarrollo de la naturaleza
Vida nueva #647 – Desarrollo Humano hacia la siguiente dimensión

Pobreza y riqueza

Pregunta: El dinero gobierna el mundo corporal. La gente ambiciosa posee más y explota a los demás ¿cuál es la raíz espiritual de este fenómeno? Además, ¿por qué se piensa que una persona espiritual tiene que ser pobre? No veo ninguna espiritualidad entre la gente pobre. Por el contrario, veo más envidia, falta de cultura y de educación, etc.

Respuesta: En Cabalá, ser pobre tiene un significado totalmente diferente. Una persona espiritual siente que es pobre porque no ha alcanzado al Creador ni el mundo superior. Constantemente aspira hacerlo.

La noción de «pobreza» en sí no viene de falta de dinero, sino de las religiones que llaman a la gente a que constantemente piense en una espiritualidad privada y pobre.

No hay duda de que la riqueza por encima de las necesidades ordinarias también esclaviza a la gente. No puede estudiar Cabalá, pues está demasiado ocupada cuidando su riqueza.

Pregunta: ¿Cuál es la raíz espiritual del dinero?

Respuesta: La raíz del dinero es la pantalla. «Dinero (Kesef)» viene de la palabra «Kisuf» y significa cubrir.

El dinero es una fuerza que cubre nuestro egoísmo y permite que se actúe por encima del deseo egoísta. Si actúo correctamente, con ayuda del dinero, puedo hacer muchas cosas útiles en este mundo. Pero generalmente se sucumbe al poder del dinero y nos vendemos a él.
[231438]
De la lección de Cabalá en ruso 1/abr/18

Material relacionado:
De la pobreza a la riqueza extrema
La revolución del siglo 21: la riqueza y la pobreza en la sociedad israelí
Puesto a prueba por la riqueza