entradas en 'Israel' categoría

La depresión de un economista

En el Noticiero Project Syndicate: Un laureado del Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, escribe: “Estuve asistiendo a la conferencia anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, donde la tal llamada élite global se reúne para discutir los problemas del mundo desde 1995. Nunca he salido más desanimado que este año…

Los altos ejecutivos de Davos estaban eufóricos este año sobre el retorno al crecimiento, las fuertes ganancias y la creciente compensación de los ejecutivos. “Así que olviden los tópicos sobre los valores que recitan los presidentes de las compañías en los párrafos iniciales de sus discursos. ‘Pueden carecer de la franqueza del personaje de Michael Douglas en la película de 1987 Wall Street, pero el mensaje no ha cambiado: La avaricia es buena. “Lo que me deprime es que, aunque el mensaje es obviamente falso, muchos en el poder creen que es verdad”.

Mi Comentario: Contrario a Joseph Stiglitz, no me siento deprimido porque entiendo el egoísmo de la humanidad y desde el principio no espero ninguna buena acción de la elite económica. Además, les desearía suerte. Porque cuanto más caigan en su propia codicia, más rápido verá el mundo la verdad y finalmente llegará a ser lo suficientemente maduro como para aplicar la sabiduría de la Cabalá.

La sabiduría de la Cabalá dice que necesitamos unirnos y exigir la realización de la metodología para la corrección del mundo desde el pueblo de Israel. Incluso en la antigüedad, el faraón egipcio entendió que los judíos huían de él hacia la verdadera unidad, hacia el ascenso por encima del egoísmo. Esto tiene que ser entendido por las naciones hoy aún más claramente.

La esencia de la sabiduría de la metodología cabalística, inherente al pueblo de Israel, es tal: conectarnos unos a otros a tal punto que el egoísmo ya no nos separará ni nos perturbará. Demostrando esta posibilidad a todos, los judíos cumplirán lo que el mundo espera de ellos, aunque sea inconscientemente.

Al encontrarse en un callejón sin salida, la gente sentirá esto. La humanidad comenzará a tomar conciencia de que la solución al problema está escondida en el pueblo de Israel.

Y todo lo demás depende de la capacidad del pueblo de Israel para darse cuenta de la idea de la unidad en sí mismo—luego demostrarlo y presentarlo al mundo.

Hoy, los judíos son odiados, sin una comprensión clara de por qué. En lugar de una causa inherente, se ofrecen razones y excusas para este odio. Por lo tanto, este odio requiere una orientación correcta en la conciencia para que todos juntos nos pongamos a trabajar: por un lado, aquellos que aspiran a la corrección interna—el “pueblo de Israel”, por otro lado, todos los demás.

En realidad, estas dos partes juntas resuelven un problema mutuo.  Simplemente es necesario comenzar con alguien y es por eso que la unidad comienza con aquellos que ya han madurado para esto. Y luego, de forma voluntaria, basado en el deseo, a modo de ejemplo positivo, círculos más amplios se conectaran a ellos.

De esta manera, es completamente innecesario sacar a los judíos de su tierra; no es necesario matarlos. Es necesario motivarlos para crear una sociedad fuerte y entrelazada, extendiendo la Luz superior al mundo entero.
[224419]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman,” 13/feb/18

Material relacionado:
Presión hacia los judíos
“Los palestinos fueron creados para oprimir a los judíos”
Haaretz: “Qué significa para los judíos que el presidente de Austria diga que todas las mujeres llevarán cubierta la cabeza”

Neo antisemitismo

El pueblo de Israel, que surgió del grupo de los discípulos de Abraham, no existe por sí mismo. Existen para traer el método de conexión, a la fuerza superior y revelar la totalidad de la naturaleza, la cualidad llamada “Creador”, a toda la humanidad. Este grupo está obligado a cumplir su misión.

Por lo tanto, a medida que la humanidad se desarrolla y se desespera de su desarrollo, comienza a quejarse ante este grupo de su vida sin objetivo, fallida y vacía. Mientras más se desarrollen las naciones del mundo, más quejas habrá contra el grupo llamado Israel y más le exigirán que cumpla su misión.

La humanidad no conoce la misión del pueblo de Israel ni la razón de su odio hacia los judíos, pero también recibe influencia de la ocultación. El grupo de Abraham, después del largo viaje que ha realizado a lo largo de la historia, olvidó qué es exactamente lo que debe cumplir y por qué es odiado.

Pero el antisemitismo existe como un fenómeno que no desaparecerá hasta que este grupo cumpla con su propósito, ya sea bajo la presión de la humanidad o que él mismo despierte y comprenda su misión.

De cualquier forma, este grupo se unirá y dará ejemplo de unidad a la humanidad. Así, la Luz superior se extenderá a través de este grupo a toda la gente, como escribe Baal HaSulam en Prefacio al libro del Zóhar. De esta manera, el mundo entero obtendrá la corrección deseada.
[224701]
De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá, 9/abr/18, lección sobre: “Día del Holocausto”

Material relacionado:
Por qué la gente odia a Israel
El odio y la maldad son un reflejo de nuestro estado interior
Los cabalistas y sus estudiantes

¿No temes otro holocausto?

No hay bien ni mal en este mundo, sólo dos fuerzas: dar y recibir, que deben fusionarse. Trabajan de acuerdo con un principio simple de conexión, la ley de equivalencia de forma. Y en la medida de nuestra unidad o falta de ella, de acuerdo al tiempo asignado para nuestro desarrollo, estas fuerzas generan los estados que desarrollan y cambian el deseo de dar placer a la creación.

En este proceso debemos ser imparciales, mantener nuestros sentimientos independientemente de si los comprendemos. “El juez sólo tiene lo que ven sus ojos y no lo que siente su corazón”.1

Castigar o perdonar

El Creador trata a cada uno, incluso a un bebé, como si fuera responsable de sus propias decisiones. Desde Su perspectiva, no hay diferencia entre la gente; todos somos un cuerpo que debe cumplir su misión: adultos, niños, hombres, mujeres, ancianos; todos bajo la misma regla.

El Holocausto es una consecuencia que se acumuló durante un largo período de tiempo. Durante dos milenios, los judíos trataron de evadir su responsabilidad. Su propósito es ser Luz para las naciones, ser el conducto que trae Luz a la parte de la humanidad que no pertenece a la cabeza, sino al cuerpo del alma común y que no puede atraer la Luz superior por sí misma. Sin embargo, específicamente en esa parte es donde el Creador debería ser revelado. Israel, que se llama “Soy la cabeza” (“Li Rosh“), sólo sirve como conducto de la Luz hacia el cuerpo. Pero el contacto real con la fuerza superior y la adhesión de la creación con el Creador será en el cuerpo, donde su necesidad se siente más.

Si Israel no cumple su misión, se vuelve inútil en este mundo. Ya sea que el gobierno superior nos de mucho sufrimiento -la línea izquierda-, para hacernos cambiar nuestro comportamiento y atraer la Luz que reforma a la línea derecha o, empezaremos a comportarnos correctamente por nuestra cuenta. Es uno o el otro.

El Creador no decide qué hacer con nosotros: castigar o perdonar. El sistema funciona de acuerdo con leyes específicas, no con emociones. Hoy, la situación es peor que hace 80 años. En aquel entonces, las naciones del mundo apoyaban que el pueblo de Israel creara su país, porque traía consigo la posibilidad de la corrección de este mundo. Hoy no tenemos ese apoyo. El mundo se niega a siquiera respetar el recuerdo del Holocausto.

Eso muestra que la nación de Israel no cumple su misión ni siquiera un mínimo. Las otras naciones no sienten ningún beneficio de nosotros. Por el contrario, nos ven como lo más dañino del mundo. La única forma de resolverlo es unirnos y convertirnos en canal. Con nuestra conexión crearemos un círculo y seremos el canal para el mundo. Esta es nuestra misión.

Pero, si no lo hacemos, sentiremos el odio desde arriba, del Creador y desde abajo, de las naciones del mundo. Ya vimos a lo que esto conduce. Existimos en un sistema de leyes de la naturaleza que no se puede olvidar ni esconder. Así que no pretendamos no entender lo que está sucediendo; vale la pena conocer este tema y así tenemos oportunidad de salvarnos. Ninguna otra cosa ayudará, ya que “la ley está dada y no se puede romper”2

Con el paso de los años, el recuerdo del Holocausto se desvanece, ya no causa la sensación común de pérdida y dolor. Si eso le sucediera a cualquier otra nación, en contra de su deseo de recibir, se habría sentido con mucha más fuerza y ​​no se hubiera olvidado en cientos de años. Pero como el Holocausto ocurrió por nuestro trabajo deficiente hacia el deseo de otorgar, el recuerdo desapareció. Hoy, no sentimos ni rastro.

Tenemos que entender este fenómeno inusual. Por eso, ya no se teme al Holocausto. ¡Es incomprensible! Incluso cuando surge una nueva ola de antisemitismo que nos trae la posibilidad de otro Holocausto, a nadie impresiona. Igual que los judíos de Polonia que no se preocuparon antes de la Segunda Guerra Mundial, pensando que todo saldría bien.

Sin embargo, nuestra condición actual es aún peor que antes del Holocausto. Pero, la nación judía no logra despertar. Porque el despertar no debería ser resultado del sufrimiento. El sufrimiento sólo puede ser el efecto secundario. El despertar tiene que ser el resultado del cumplimiento de nuestra misión, la necesidad de unirnos para atraer al Creador, a la Luz superior, de arriba a abajo, a toda la creación, es decir, no huir de los golpes, sino revela el Creador a la humanidad.3

La raíz espiritual del antisemitismo es el comportamiento incorrecto de la nación de Israel, que debe lograr unidad con la Luz superior. El resultado de esta falta se revela en los deseos no corregidos, no en su cabeza, sino en el cuerpo del alma común: en las naciones del mundo. Cuando se supone que el cuerpo del Partzuf espiritual reciba la Luz interna de la cabeza, pero no la recibe, esta falta sube a la cabeza y ahí es sentida como antisemitismo.4

Hoy, el nazismo puede surgir en cualquier país desarrollado. Mientras más desarrollado, mayor será la posibilidad de que surja, porque la gente es más sensible y siente con más fuerza que está sufriendo a causa de los judíos. La situación es tal que los regímenes democráticos, liberales y pro-socialistas están a punto de colapsar y dar paso al nazismo, como nos advirtió Baal HaSulam.5

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 11/abr/18. Tema: “Día conmemorativo del Holocausto”.

1 minuto 21:10

2 minuto de 22:30 a 31:20

3 minuto 40:50

4 minuto 49:03

5 minuto 87:28

Material relacionado:
¿Por qué todos odian a Israel?
Texas: antisemitismo
El rol de la nación de Israel

La gran migración de las naciones

Pregunta: Enormes multitudes se están reubicando geográfica y socialmente. El número de migrantes internacionales en 2017 llegó a 258 millones: más de 100 millones que en 1990. Hoy, cuando tecnológica y económicamente el mundo se ha convertido en una “aldea global”, este fenómeno se está convirtiendo en una especie de amenaza ¿qué pasará? (Reuters)

Respuesta: Nos es difícil ver un sistema en un interminable “movimiento browniano” de inmigrantes internacionales. Encontramos explicaciones políticas, económicas, ideológicas y conspirativas.

Sin embargo, la verdadera causa yace en la base misma de la existencia humana. Sus consecuencias a veces nos parecen caóticas e impredecibles, pero en realidad, todo es muy rígidamente determinado, no hay coincidencias.

Las “coincidencias” en el mundo están controladas por la ley general de la naturaleza según la cual, los deseos rotos previamente destrozados deben unirse en armonía. Sin embargo, deben reunirse de forma consciente, por su propia voluntad.

Al entremezclar a la humanidad, la historia nos sitúa ante una nueva etapa de desarrollo y nos exige equilibrio con la naturaleza ¿podremos hacerlo? Sí, si nos fusionamos, pero nuestra interconexión aún no es fija. Está lejos de ser armoniosa.

La humanidad está formada por una multitud de partes aisladas, extrañas y opuestas, que continuamente se ignoran, desprecian y odian. A veces los conflictos conducen al derramamiento de sangre y a veces, se esconden detrás de sonrisas y lemas falsos.

Pero la esencia es una: incluso en comunidades aparentemente exitosas, internamente somos extraños unos a otros. Bajo clichés cultos y civilizados arde el mismo ego, aplacado hasta cierto punto aunque no conquistado. Y no importa cuánto lo nutramos, siempre quiere más.

Como resultado, millones de inmigrantes de otras culturas, no pueden asimilarse totalmente en nuevos lugares: no encajan ni se integran, siguen siendo extranjeros, trabajadores invitados o desempleados; crean sus propios enclaves, islas, puntos focales o territorios completos de anarquía.

La mezcla global es similar a un barril de pólvora: empuja varias partes, intensifica la presión y por sí misma no da una solución fundamental a nuestro problema común.

¿Qué hacer? La gran migración del siglo XXI debe ir acompañada de una educación adecuada. Es imposible ir simplemente a un nuevo mundo; necesitamos comprenderlo, aceptarlo y absorberlo. Necesitamos aprender a vivir juntos. Eso es el ascenso al siguiente grado.

Con el tiempo, las olas de inmigrantes crecerán y la sociedad moderna no está preparada para tal agitación. La gente aún no aprende a interactuar correctamente, a arreglar sus relaciones; aún no entendemos que por sí mismas, las fronteras abiertas no garantizan el éxito.

Eso tiene sentido, ya que los responsables del método de la buena conexión, aún están “durmiendo”. La nación judía, los patriarcas de la humanidad que una vez proclamaron que la unidad y el amor al prójimo eran el mayor valor, hoy prefieren no darse cuenta ni de su historia ni de su herencia.

Por milenios, los judíos, como ninguna otra nación, han aprendido a ser incluidos en otras sociedades y hacen nidos en nuevos lugares. Simplemente no les causa problema, aunque no tienen idea de dónde consiguieron ese regalo. En consecuencia, lo que es la raíz de los judíos sigue siendo inaccesible para los otros.

Si el mundo se diera cuenta del papel de los judíos en la historia entendería que realmente se les debería exigir, unidad. Dejar que los judíos aprendan de nuevo las leyes de conmutación, integración y otorgamiento mutuo y permitirles usar esas leyes prácticamente y demostrar al mundo entero cómo se hace.

En resumen, los judíos necesitan unirse entre sí, primero que todo. Y eso será ejemplo para los demás. El ejemplo de una sociedad unida, multifacética y consolidada será la solución de los problemas del siglo XXI. Solo así podremos abrir con seguridad las puertas de las naciones y sus corazones y comenzar a vivir juntos de acuerdo con la ley de la naturaleza, como una familia única y fuerte.
[223631]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 1/feb/18

Material relacionado:
¿Qué hizo que las personas se dispersaran por todo el globo?
El proceso de la corrección humana ha comenzado
La mutación y corrección de las relaciones humanas mutuas

Las enseñanzas del Holocausto

Vivimos un momento único, un momento en el que tenemos oportunidad de triunfar. Pero no hay garantía de que lo logremos. Se nos dio este tiempo para ganar fuerza y ​​comprensión de dónde estamos y qué debemos hacer.

Baal HaSulam lo llama “tiempo de oportunidades abiertas para la liberación”.

Se nos dio esta oportunidad y nuestro trabajo consiste en implementar y dar vida a todo lo escrito en los libros cabalistas. Nadie sabe cómo terminará. Baal HaSulam escribió sobre el peligro de que esta oportunidad no se concluya y que el Estado de Israel se derrumbe. Después de todo, hay fuerzas muy poderosas contra nosotros.

El Creador ha preparado a nuestros enemigos, enemigos con paciencia, poder, gran cantidad y calidad. Debemos entender que necesitamos el poder del Creador para luchar contra ellos. Si lo entendemos, ganaremos. Pero si no, el Estado de Israel no tiene futuro.

Esto se debe a que la única condición para la existencia del Estado de Israel es nuestra unión. Por lo tanto, ni un poder militar ni Estados Unidos con Trump nos ayudarán, ningún otro poder más que el poder de nuestra unidad.

La única pregunta radica en si la nación de Israel está dispuesta a escucharlo y cuándo lo escuchará. Hasta el momento, sólo está creciendo en su orgullo y cada vez más distante de la verdad, cada vez más distantes unos de otros y cada vez más odiado por los demás.

Los judíos están muy orgullosos de su éxito material, aunque no tiene conexión con su misión inherente. Los judíos israelíes, europeos y de EUA tienen el síntoma particular de su enfermedad, pero están unidos por una sola cosa: el odio de las naciones que los rodean. Esperemos que esto no nos lleve a un Holocausto similar al que ya ocurrió en el pasado.

El tiempo se está agotando, hemos desperdiciado mucho y la nación de Israel aún no cambia internamente para bien; incluso, por el contrario, ha empeorado. No tenemos a nadie de quien depender más que nosotros y el Creador. Es un problema terrible cuando tenemos la posibilidad de lograr la corrección y completar nuestra misión, pero la gente no escucha. Han pasado sólo 70 años desde el Holocausto y aparentemente lo que nos enseñó, ya fue olvidado.

Se nos dio oportunidad de unirnos, de abandonar los países donde éramos odiados y de comenzar juntos a descubrir la esencia interior de la nación de Israel, conocida por religiosa y por secular, sobre esto está escrito: “El amor cubre todas transgresiones“. Pero nadie quiere aceptar esta ley; lo opuesto: separación y conflicto interpersonal sigue fortaleciéndose. Vemos que la historia no nos enseña nada.

Sólo con la difusión de la sabiduría de la Cabalá y atrayendo la Luz que reforma se puede mejorar. El mundo entero sufre y seguirá sufriendo aún más.

Todos nos deslizamos por un plano inclinado. Esperemos que con nuestra participación en la corrección, la presión del mundo sobre nosotros será relativamente suave, no obstante, nos obligará a unirnos.

Si no despertamos a nuestro egipcio interno, si no sentimos que se esconde dentro de nosotros obstaculizando nuestra conexión tal vez el mundo nos ayude y nos exija la metodología de la conexión.

Hubo un tiempo en que no era tan evidente, pero hoy todos entienden que la unidad creada en los últimos 30 a 40 años está destruyendo al mundo. Inicialmente, todos estaban encantados de que la sociedad se globalizara y se integrara, pensando que traería prosperidad. Pero ahora, ya es claro que no es así. Hoy están iniciando guerras reales: China, EUA, etc.

Esto es una señal obvia de que la unidad no es posible si no se corrige el ego. Y hasta que eso suceda, la unidad siempre será perjudicial, como está escrito: “La unidad de pecadores dañará a ellos y al mundo”. Al final, traerá guerras tremendas.
[224648]
De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 8/abr/18, Shamati 190, “Cada acto deja una huella”

Material relacionado:
El Holocausto: Las causas y fuerzas que lo motivaron
Epílogo al día en memoria del Holocausto, parte 6
El holocausto cambio los genes de generaciones de judíos

Nueva vida #967 – Ser israelí

Nueva vida #967 – Ser israelí
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

El carácter israelí se originó en el tiempo en que fuimos creados como una nación única, con una raíz espiritual. Una vez tuvimos la verdad, la esencia de la creación, la comprensión profunda de la realidad y la necesidad de conexión dentro de la unidad familiar y de la sociedad en general. Los israelíes tienden a ser asertivos y hablan directamente al punto. Trabajaron contra sus egos antes de la destrucción del Templo, pero posteriormente se volvieron rígidos contra todo lo relacionado a la conexión. Experimentan una ansiedad existencial ya que su propósito es implementar el método de conexión entre ellos y luego enseñarlo al mundo entero. La nación de Israel será eliminada si no trae “Luz a las naciones“.
[222118]
De Kabtv “Nueva vida #967 – Ser israelí” 18/feb/18
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Nueva vida # 966 – Rasgos del carácter Israelí

Nueva vida # 966 – Rasgos del carácter Israelí
El Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Sumario

Los israelíes son personas extremas. Venimos de diversos países y culturas y tendemos a tener relaciones explosivas. Somos audaces porque nunca hemos tenido un sistema de clases de: “Todos los de Israel son amigos”. Originalmente, nos unimos en torno a la idea de Abraham y la enseñanza de amor y conexión. La destrucción del Templo ocurrió como resultado de nuestra lejanía de las características del amor y la conexión. Por un lado, somos como hermanos. Por otro lado, sin embargo, todos tememos ser tontos. La fuente espiritual para la audacia está latente en la capacidad potencial para elevarse a la altura del poder superior que nos protegerá y nos dará fuerza. Necesitamos usar nuestra audacia como un poder que nos motiva a elevarnos al nivel del Creador.
[222115]
De Kabtv “Nueva vida # 966 – Rasgos del carácter Israelí,” 18/feb/18
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

 

El exilio egipcio del siglo XXI

¿Por qué le benefició al Faraón que Moisés creciera en su casa?  Solo piensen, ¿cuánto ha ganado el mundo debido a los judíos? El mundo le debe todo su desarrollo a los judíos, porque la Luz superior pasa a través de ellos, por medio de la cualidad de Biná hacia Maljut, vistiendo todo: el comienzo de todas las religiones, creencias y conocimiento.

Incluso los deseos corporales de alimento, sexo y familia se desarrollan más allá del nivel animal, porque la Luz brilla en ellos desde arriba. Y todo esto es porque existe una intención de otorgar, representada por Israel. Por lo tanto, más Luz sigue llegando y desarrolla los deseos. El deseo por sí mismo no se desarrolla, está muerto, como el polvo.

La única razón por la que un deseo se desarrolla es para alcanzar el siguiente grado. Y si los cuatro estados ya han sido alcanzados: inanimado, vegetal, animal y humano, entonces un desarrollo mayor sólo puede venir desde arriba a través de Israel.    

Esto puede verse por la migración de las personas judías en Europa, cuando fueron exiliados de un país a otro. Si no fuera por este pequeño grupo en nuestro mundo, que de alguna forma están conectados con la Luz superior, el mundo no se habría desarrollado. ¿Por qué lo haría? Todo el desarrollo se realiza con el propósito de alcanzar el otorgamiento, la adhesión y la corrección final.

Y si no hubiera tal grupo, ni conexión entre la Luz Superior y Maljut, entonces Maljut no se desarrollaría. Por lo tanto, el mundo culpa a los judíos de todos sus problemas. Son los judíos los que provocaron el desarrollo del mundo que ahora llega al final. El mundo está contra la pared, la crisis global se está revelando y los judíos van a ser obviamente culpados por ello.

Los judíos están sorprendidos por estas acusaciones, porque le dieron tanto bien al mundo, tantas nuevas invenciones. Pero esto es un malentendido de nuestro papel, porque estamos destinados a algo completamente diferente.  

Es como la historia del exilio en Egipto. Al principio, los judíos trajeron mucho bien a Egipto y luego les fue mal. Se supone que estas partes de Biná inician la elevación desde Maljut y lo ascienden al próximo nivel de desarrollo. Como una mujer, que está lista para dar a luz, pero no puede. ¿Pueden imaginar qué sucedería con ese bebé?
[223346]
De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 11/mar/18, “Preparación para Pésaj”, parte 1, 

Material relacionado:
Exilio desde la intención
Pensamientos relevantes en Shamati, “La Shejina en el exilio”
El exilio es la separación de los hermanos

 

La nación pionera

La creación debe alcanzar unidad—este es el estado final de la evolución de la creación. La evolución progresa constantemente, llevándonos a través de las etapas de la revelación del mal.

Eventualmente, todos deben comprender la ventaja de la Luz sobre la oscuridad y después de pasar por todas las formas de separación, desearán elevarse por encima de su naturaleza egoísta. La revelación del mal nos lleva a la unidad.

Siempre hubo algunas personas que entendieron la virtud de la unidad, fueron altruistas por naturaleza. Sin embargo, en nuestros días, la naturaleza nos está dando evidencia práctica, al volverse integral y atar el mundo entero en una red única. El egoísmo se está volviendo global y nos está conectando a todos. Nos guste o no, tenemos que unirnos para evitar que la fuerza de separación reine sin fin.

Al estudiar Cabalá, aprendemos que la obligación de unirnos viene de la naturaleza misma, del pecado del Árbol del Conocimiento. Toda la creación fue hecha como un alma, que más tarde deliberadamente se dividió  en muchas partes separadas.

No tenemos elección, debemos reconstruir y unir toda la creación. Este es el estado que desean, tanto el Creador como la gente. Aquellos que lo entienden se llaman, Yashar Kel, directo al Creador, porque la fuerza superior, el Creador, es la naturaleza autónoma unida, es integral y global. Para que podamos alcanzar adhesión con el Creador y similitud de forma, tenemos que llegar a ser como Él, elevarnos por encima de nuestro egoísmo divisivo y comenzar a unirnos.

No somos socialistas ni comunistas ni humanitarios ni biólogos que observan ejemplos de unidad en organismos vivos. La ciencia de la Cabalá nos muestra la necesidad de unirnos y constantemente revelamos la necesidad de lograrlo en nuestra conciencia y sentimientos.

Por naturaleza, somos los más grandes egoístas, porque aquellos que vienen a Cabalá, tienen el mayor deseo. Pero junto con eso, entendemos que tenemos que volvernos similares a la fuerza superior para alcanzar el significado de la vida. Por eso, Abraham, de entre toda la humanidad, eligió un grupo que se convirtió en el pueblo de Israel, cuyo fundamento es amar a los demás como a sí mismo, la gran ley de la humanidad, de la naturaleza y de la Torá. Tenemos que considerarnos el grupo pionero de la humanidad, que trata de lograr esta gran ley de la naturaleza, amor a los demás e implementarla para que podamos transmitirla a todos.

Es responsabilidad del pueblo de Israel ser el primero en alcanzar la unidad, porque se nos pide implementar la ley de amar a los demás y servir de ejemplo para el resto de la humanidad, es decir, ser “Luz para las naciones”. “Filósofos y fundadores del Estado de Israel, también hablaron de unidad. Sin embargo, no lo tomaron de la ciencia de la Cabalá ni de la estructura de la naturaleza, sino de su comprensión interna e instintiva.

Cabalá dice que la unidad es la ley de la naturaleza y que, antes que nada, se aplica al pueblo de Israel. Baal HaSulam escribe que hemos recibido el derecho de regresar a la tierra de Israel, rompiendo con el gobierno de las naciones del mundo, solo para cumplir nuestro propósito: lograr unidad, mostrar este método a las naciones del mundo y convertirnos en Luz para las naciones.

En previsión del 70º aniversario de Israel, esperemos que el pueblo de Israel, especialmente los que viven en la tierra de Israel, comprenda el propósito de su existencia. Porque si no nos hacemos conscientes de la ley de amar a los demás como a sí mismo, para que podamos servir de ejemplo para el mundo, no tenemos derecho a existir.

Este es un punto muy importante. Es la única razón por la cual se vive en la tierra de Israel. De lo contrario, no tenemos derecho a ser llamado “Israel” y no pertenecemos a la nación de Israel.

El Estado de Israel tendrá derecho a existir solo si trabajamos para realizar nuestra responsabilidad común de convertirnos en un hombre con un corazón, “todos los Israelitas son amigos”, hasta el punto de cumplir la ley del amor a los demás como base de todo la existencia.
[221425]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, 7/feb/18, clase con el tema “El deber de unidad de la nación israelí”

Material relacionado:
Verdadero mal
El propósito de la creación y el desarrollo del deseo
El grupo es la base para la revelación de los secretos de la naturaleza

El consentimiento del faraón

Para que el pueblo de Israel salga de Egipto, el consentimiento del faraón es necesario. Él debe saber y entender el motivo de su necesidad. Entonces el faraón abre la puerta para el pueblo y la cierra una vez que sale.  

Esto significa que sin difundir la sabiduría de la Cabalá entre las naciones del mundo, el pueblo de Israel no podrá corregirse a sí mismo. No es solamente que no podremos implementar una corrección en las naciones del mundo, sino que no recibiremos la metodología de arriba de forma completa y correcta a no ser que primero nos dirijamos a todas las naciones, absorbamos sus deseos, y los elevemos al Creador.

Necesitamos actuar en el entorno de las naciones y esto nos ayudará a unirnos más, a incluirnos con el Creador, y a pasar la luz. Este es un sistema cerrado. Por supuesto, esto ocurre en etapas, pero pienso que ya hemos alcanzado un nivel en el que las naciones del mundo deben adoptar este método, el cual ha abierto su poder completamente.

En la medida que van creciendo las olas de antisemitismo, se esclarece que las naciones del mundo necesitan un método de corrección. Ya que el Creador despierta estas olas, esto significa que de esta manera, por medio de las naciones del mundo, Él se dirige al pueblo de Israel y desea despertarnos para actuar. Si no reaccionamos a Su llamado, de la misma forma que no reaccionamos hace ochenta años en la Alemania Nazi, ocurrirá una catástrofe. Todo por no querer ponerle atención al llamado que nos hace el Creador.
[221641]
De la primera parte de la lección diaria de Cabalá,“El día de unión de la nación Israelita” 07/02/18. 

Material relacionado:
El faraón nos ayuda a acercarnos al Creador
La disputa irreconciliable entre el Creador y el Faraón dentro de mí
La nación de la idea de unidad