entradas en '' categoría

La protección permanente de la conexión

Estamos construyendo tal conexión en el grupo, que servirá como el bote que nos llevará a la meta. Por eso, necesitamos asegurarnos de tener la conexión correcta. La velocidad de avance, es decir, la fuerza de nuestro motor, depende del trabajo continuo en nuestra unidad, para establecer la conexión más correctamente. 

Los cabalistas lo comparan a un telar, en el que los hilos verticales y horizontales, se entrelazan pasando alternamente arriba y abajo, luego abajo y arriba y, se conectan en una única pieza de tela. De la misma forma, debemos combinar nuestros esfuerzos mutuos para conectarnos, empezar el trabajo como nuevo en cada momento y avanzar a lo largo de este proceso. 

Lo principal es que este trabajo debería ser general, en común acuerdo y entendimiento y todos deberían hacer su parte y complementar a los demás, como hilos verticales y horizontales en el telar, que se ajustan entre sí o como trituradores de vino, que juntos aplastan vigorosamente las uvas con sus pies en la tina.
[290130]
De la lección diaria de Cabalá, 16/nov/21, Baal HaSulam, Shamati 59, “El asunto de la vara y la serpiente”

Material relacionado:
En unidad y conexión
La vida está en la conexión entre nosotros
La conexión es vida

La vara en la mano de Moisés

La conexión en el grupo es la mano de Moisés, sosteniendo la vara. Si queremos avanzar, con nuestra conexión creamos la imagen de Moisés, caminando delante de nosotros. Moisés puede guiarnos, porque, aunque nació de padre y madre judíos (Yehudi), que luchan por la unidad (Yehud), buscan al Creador, creció en la casa del faraón

No obstante su punto pertenece a Bina, fue llevado a Maljut por el rey de Egipto. Por consiguiente, Moisés tenía ambas cualidades y cuando creció, pudo guiar a aquellos que querían dejar Egipto y los sacó. 

Todos en el grupo, están obligados a despertar las cualidades de Moisés, que están a la cabeza de las demás cualidades humanas y llevan a la conexión en la decena. Con esta conexión, construimos la imagen común de Moisés para todos, la que nos jalá (Moshé) hacia el propósito de la creación, al fin de la corrección, a la adhesión con el Creador. De otra forma, no podríamos dejar nuestra naturaleza, salir de Egipto.   

En la vara, se deben distinguir dos formas de uso. Cuando la vara está tirada en la tierra, se convierte en serpiente; cuando es levantada, se vuelve la vara que nos conduce al éxito. Todo depende del hombre; no hay santidad en la vara misma. Simplemente simboliza la actitud del hombre hacia la vida, su dedicación al grupo y a la meta.

Por lo tanto, si elevamos la importancia del grupo y de la meta, todos los medios que nos conducen a fundirnos con el Creador, por encima de nosotros, nuestro propio egoísmo animal, se convierte en la vara. La vara misma, no existe. La debemos moldear en nuestro interior, para que la forma que enfoquemos nuestra conexión con el propósito de la vida, sea llamada “vara”.
[290133]
De la lección diaria de Cabalá, 16/nov/21, Baal HaSulam, Shamati 59, “El asunto de la vara y la serpiente”

Material relacionado:
Lo principal que nos guía en la espiritualidad
Trabajar con fe por encima de la razón
¿Cómo encontrar guía en el camino espiritual?

Muy simple—sobre el mundo espiritual

La gente me pregunta a menudo: “¿Qué es el mundo espiritual? ¿cómo lo podemos imaginar?” Es muy simple. Este mundo es nuestra sensación interna; nos parece que sucede afuera. 

Pero, de hecho, todo lo que sucede, desde el vasto universo con todas las estrellas, hasta lo que sucede en la superficie de la Tierra, en la naturaleza inanimada, vegetal y animal y con la gente, todo configura mi deseo de disfrutar. Si pudiera desconectar mi deseo egoísta, no me sentiría a mí mismo ni al mundo externo.

Toda la imagen que se revela dentro de mi deseo de recibir en su forma original hecha por el Creador, sin mi trabajo ni correcciones, sino sólo por la influencia de arriba, se llama “este mundo”. Por supuesto que sentimos cambios todo el tiempo, pero son cambios dentro de nuestro deseo. Por eso, nos parece que el mundo se mueve. De hecho, nada se mueve, sólo nuestra impresión cambia dentro del deseo de recibir, debido a los cambios en el deseo.  

Este no es el caso con el mundo espiritual. En el mundo espiritual, no sólo recibo la impresión de la influencia superior, sino que mi yo actúa al mismo tiempo. Si todo este mundo es resultado de la acción de la fuerza superior, el mundo espiritual es resultado de la interacción, la conexión entre mi acción y la acción del Creador. Mientras más me asemejo al Creador, más revelo el mundo espiritual como la medida de mi equivalencia con la fuerza superior.
[290136]
De la lección diaria de Cabalá, 16/nov/21, Baal HaSulam, Shamati 59, “El asunto de la vara y la serpiente”

Material relacionado:
¿Cómo se revela el mundo superior?
Las vestiduras para el recién nacido en el mundo espiritual
Aprender a vivir en el mundo espiritual

Los Juegos del Hambre: la historia verdadera

Mi nuevo articulo: «Los Juegos del Hambre: la historia verdadera«

Los «expertos» no dejan de advertirnos que pronto, no habrá suficiente comida para alimentar a la humanidad ni suficiente agua dulce para beber. ¿Recuerdas el pico del petróleo, cuando un montón de «expertos» nos advirtieron que pronto nos quedaríamos sin petróleo, que los precios de la gasolina se dispararían y que las colas en los surtidores se extenderían por kilómetros? ¿por qué nadie lo menciona ahora? Nunca fue cierto. Era una historia para contar al mundo, útil para promover los intereses de cierta gente y corporaciones mega poderosas, pero una vez que el «hecho» se volvió redundante, salió del radar.

Lo mismo ocurre con la escasez de alimentos y agua: Es falsa, una escasez creada por el hombre, que se promueve para satisfacer los intereses de quienes dirigen el mundo. El hambre en la Tierra es real, pero la verdadera historia, no es escasez, es crueldad y codicia.

Para mantener los precios y los beneficios lo más altos posible, se tira a la basura casi el cincuenta por ciento del alimento que producimos. Reflexiona en esta cifra por un momento. Si tiramos a la basura la mitad del alimento que producimos y la mayoría del mundo sigue teniendo suficiente para comer, quiere decir que incluso hoy, al ritmo actual de producción de alimentos, podemos abastecer a una población mundial dos veces mayor que la actual.

Si redujéramos la producción a la mitad, pero nos aseguráramos de que todos tuvieran alimento, podríamos reducir la contaminación de aire, agua y suelo, de forma tan drástica que superaría con creces las mayores esperanzas de los defensores del cambio climático. Además, no haría falta ningún esfuerzo para lograrlo. Al contrario, haríamos menos y lograríamos mucho más.

Lo mismo ocurre con el hambre. Fácilmente podríamos dar alimento suficiente y agua dulce en abundancia a todos. El problema es que en algunos lugares la provisión de alimentos no se paga tan bien y donde los beneficios no son altos, nadie quiere producir.

Además, el hambre es buena en política: permite que, corazones sangrantes y otros benefactores, vayan a las zonas afectadas, con equipos y cámaras para documentar su «ayuda» a los pobres y a los moribundos. El hambre es rentable, pero no para los hambrientos, sino para los ricos que la crean y la perpetúan. El hambre crea algo más que relaciones públicas. Es genial para promover una agenda que da poder a los poderosos y debilita a los débiles y para controlar la política de los países subordinados.

A nadie le duele que los hambrientos y los enfermos agonicen y perezcan. No le duele a nadie más que a los enfermos y a los hambrientos y ellos no pueden cambiar nada.

No es que mis palabras vayan a cambiar la conducta de la gente; la mala voluntad está arraigada en el fondo de nuestro corazón. Pero si estos mensajes pueden abrir los ojos de la gente para que vea la realidad tal y como es, hay esperanza de que algo empiece a cambiar.

En este momento, lo único que podemos hacer es conocer la verdad. Por ahora, es todo lo que necesitamos para iniciar el cambio. Si un número suficiente de gente entiende lo malvados que nos hemos vuelto y repele de todo corazón esa maldad, iniciará una bola de nieve.

Conciencia, tenemos que centrarnos en la conciencia de nuestra naturaleza torcida y corrupta, hasta el punto de detestarla. Así como nos alejamos de lo que aborrecemos, huiremos de nuestro propio ser. En lugar de tratar de abusar de todo lo creado, empezaremos a preguntarnos para qué se creó.

No tenemos que preocuparnos por, qué comer, sino por, qué ser. Cuando las preguntas sobre el propósito de la vida nos inquietan, dejamos de dominar y empezamos a escuchar. En lugar de hablar, empezamos a conversar. Y ahí empieza el verdadero crecimiento.

Forzarnos a cambiar nuestro comportamiento, es inútil. Pero si nos elevarnos por encima del nivel de dominio material, se pondrá orden en nuestro mundo material y también nos ocuparemos en buscar el significado de la vida, en lugar de tratar de negarle vida a los demás.
[290244]

“Piedra”- Una parte de Maljut

Pregunta: La Torá y otras fuentes usan la palabra “piedra“ muy a menudo: piedras tomadas del río Jordán, piedras con las que se construye el altar, piedras colocadas en tumbas ¿de qué nos habla esto? 

Respuesta: Piedras son objetos de la naturaleza que no cambian. Se considera que la piedra no cambia, es inamovible. 

Desde la perspectiva de Cabalá, las piedras son aportes de Maljut con las que el hombre trabaja; ya sea que construya edificios, las arroje con una honda, etc. 

Comentario: Está escrito en la Torá que el Creador arrojó piedras a sus enemigos y así ayudó a los israelitas. Usted lo explicó como la carga del deseo. 

Mi respuesta: También es verdad. Sin embargo, la piedra es inamovible, es parte de Maljut

Piedra (Even) viene de la palabra “Havaná”, entendimiento. Si hablamos de la parte de Maljut que ascendió a Bina, hablamos de entendimiento cuando entendemos qué parte es. 

Pero si hablamos de carga, por piedra queremos decir incremento de deseos, incremento de egoísmo.
[289941]
De Kabtv “Secretos del Libro eterno” 20/sep/21 

Material relacionado:
Un altar de piedras enteras
Convierte el corazón de piedra en un corazón vivo
Corazón más duro que roca

Cada uno con su propio estándar de vida

Comentario: La cabeza y corazón de quien está seriamente involucrado en negocios está completamente en eso. La práctica nos muestra que esas personas, incluídas en nuestra comunidad, no se entregan completamente a la idea espiritual. Todavía tienen necesidades e intereses materiales. 

Mi respuesta: Es simplemente su trabajo. Hay empresarios sólidos en nuestra comunidad, que han trabajado en el grupo por muchos, muchos años. No veo cómo puedan abandonar su trabajo. No vivirán con un salario más bajo, tienen cierto estándar. 

Hay ciertas condiciones para cada uno. Y es normal mantener el nivel en el que viven. En el Talmud está la historia de Rabí Akiva y su amigo rico. Usualmente el rico se transportaba en un palanquín, frente al cual corrían personas, despejando el camino. 

Pero, cuando entró en bancarrota y comenzó a caminar, se convirtió en un estado terrible para él. Rabí Akiva, específicamente contrató gente para que corrieran delante de él. Pero cuando Rabí Akiva ya no tuvo dinero para contratar personas, él mismo corrió frente a su amigo, despejando el camino.

Por supuesto, este ejemplo debe ser entendido de forma mucho más profunda. Pero, en principio, podemos concluir que la gente debe ser tratada de acuerdo al nivel que considera normal.
[289876]
De Kabtv “A través del tiempo” 

Material relacionado:
¿Cuál es el límite en el anhelo de riqueza?
El llanto de los ricos
Y los ricos llorarán

“¿Cómo podemos cruzar la barrera entre este mundo y el mundo espiritual?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cómo podemos cruzar la barrera entre este mundo y el mundo espiritual?

Cruzar la barrera que separa nuestro mundo corporal del mundo espiritual es sentir la realidad en el interior y se logra al desarrollar nuestro deseo por la espiritualidad hasta el punto donde estás dispuesto a asemejarte a cierta porción del mundo espiritual. 

Nuestro deseo por la espiritualidad, llamado “punto en el corazón” en la sabiduría de la Cabalá, surge en nuestra vida cuando estamos dispuestos a trasaldarnos más allá de nuestro placer corporal por comida, sexo, familia, dinero, honor, control y conocimiento y, embarcarnos en el camino espiritual. 

Ese deseo se caracteriza por cuestionarnos el significado y propósito de la vida. Cuando sentimos insatisfacción subyacente en nuestra vida diaria y anhelamos “algo más”, que aún no podemos determinar con precisión. 

Dependiendo de la intensidad de esta sensación, buscamos en varios entornos, como libros, maestros y grupos, hasta que eventualmente nos cruzamos con Cabalá. La sabiduría de la Cabalá fue creada como un método específicamente para responder nuestras preguntas existenciales y guiarnos hacia una clara percepción y sensación del propósito de la vida. 

De acuerdo con la sabiduría de la Cabalá, el propósito de la vida es alcanzar la realidad superior. La realidad superior tiene varios nombres, incluyendo “mundo espiritual” y se caracteriza por la cualidad de otorgamiento, amor y conexión. 

Mientras más nos aplicamos en el método de Cabalá. Más desarrollamos nuestro deseo espiritual, hasta que eventualmente gana el “volumen” mínimo necesario para asemejarse y entrar al mundo espiritual. Este “volumen” mínimo para cruzar la barrera entre nuestro mundo y el mundo espiritual llamada “diez Sefirot”. 

En las diez Sefirot, comenzamos a percibir y sentir la realidad superior. Sentimos que la cualidad de otorgamiento, amor y conexión, también llamada “luz”, entra y sale de nosotros, provocando varias sensaciones. 

Comienza con cambios pequeños en nuestra percepción, al tiempo que comenzamos a sentir y relacionarnos con el nivel causal de la realidad. Cuando comenzamos a ver nuestro mundo en contraste con el trasfondo de un mundo espiritual más completo., 

Al cruzar la barrera hacia el mundo espiritual, viviendo en este mundo, entendemos y sentimos la conexión entre los dos mundos, como niveles de causa y consecuencia de la realidad. Esos dos niveles de la realidad son llamados “raíz y rama” en la sabiduría de la Cabalá. 

Cuando aplicamos el método de Cabalá, atraemos la luz del mundo espiritual superior y una y otra vez entra y sale de nuestro deseo por espiritualidad, nos da  la sensación de lo que se conoce en el método como, “ascensos y descensos”, es decir cercanía y lejanía al mundo espiritual. Antes de cruzar la barrera entre nuestro mundo y el mundo espiritual, sentimos esas sensaciones de manera relativamente confusa, similar a cómo siente el bebé este mundo, sin saber aún lo que sucede. 

Por ejemplo, si el bebé está en una habitación donde la luz se enciende y después se apaga, no sabe definir ese fenómeno como luz encendida y apagada, pero, de todos modos experimenta el fenómeno. De la misma manera, mientras aplicamos el método de Cabalá y entramos en el proceso de atraer la luz del mundo espiritual más cercano a nosotros. Esa entrada y salida de la luz nos da la sensación del mundo espiritual (mientras la luz entra) y de nuestro mundo como una mera impresión (mientras la luz sale). 

En etapas más avanzadas de desarrollo, comenzamos a orientarnos en esta luz, de mejor forma, al grado de nuestras habilidades y desarrollamos cualidades que se asemejan más y más a la luz, logramos un equilibrio cada vez mayor con el mundo espiritual. Ese proceso continúa hasta que, eventualmente llegamos a completar nuestra alma, al estado de eternidad y perfección. 

Video disponible en inglés

Basado en “Pregúntale al cabalista, episodio 7” con el cabalista Dr. Michael Laitman y Joseph (Asaf) Ohayon. Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

El lugar donde termina la psicología y comienza Cabalá

Pregunta: ¿El cabalista es mejor juez del carácter que el psicólogo?

Respuesta: El cabalista comprende la esencia de la gente mejor que el psicólogo. Por otro lado, es posible que el psicólogo pueda resolver los pequeños problemas específicos, mejor que el cabalista.

Pregunta: ¿En qué casos recomendaría acudir al psicólogo?

Respuesta: Recomendaría acudir al psicólogo a cualquier persona que no estudie Cabalá, si siente alguna dificultad para comunicarse con los demás o tal vez, para entenderse a sí misma.

Pero los que sienten que necesitan descubrir para qué existen, qué propósito necesitan alcanzar, necesitan de un maestro cabalista..

Pregunta: ¿Cómo se puede averiguar dónde termina la psicología y comienza la Cabalá?

Respuesta: Si una persona vive dentro del marco de nuestro mundo, puede afrontarlo y está satisfecha, no necesita Cabalá; la psicología le es suficiente.

Pero si comprende que sin alcanzar y comprender las fuerzas internas, las propias y las del mundo circundante, no puede desarrollarse correctamente, lo atrae y se ve obstaculizado por la falta de conocimiento sobre el mecanismo interno de la humanidad, ahí necesita la ciencia de la Cabalá.
[289509]
De Kabtv «Estados espirituales» 15/oct/21

Material relacionado:
La esfera de Cabalá y la esfera de psicología
La diferencia entre la Cabalá y la psicología
¿El cabalista necesita psicología?

Cuando la musa espiritual te abandona

Pregunta: ¿Cómo debemos organizar el trabajo de la gente responsable de la educación integral?

Respuesta: Debe ser un trabajo mutuo, en el que todos sean expertos en su propio tema, pero todos estén unidos en un solo equipo. ¿Cómo? En lo que respecta a mis amigos, en esto soy genial, a pesar de todas mis búsquedas personales. La unidad debería estar justo por encima de esto.

Pero en nuestro asunto sucede que una persona se cae repentinamente, por un día, por dos, etc. No puede hablar, tiene experiencias internas y su reflejo espiritual desaparece en alguna parte. Aquí tienes que venir al rescate, buscar un reemplazo temporal..

Pregunta: ¿Cómo se puede transmitir a gente con pensamiento estructurado, que no tiene un gran tormento ni dudas de que estas son propiedades que pueden ser útiles?

Respuesta: ¿De verdad crees que cuando salgo a clase todos los días, no tengo búsquedas internas, preocupaciones, ascensos y descensos? ¡Pero mis alumnos no lo ven! Con sólo verme, nunca se puede saber cómo es mi estado interior. Y créeme, es miles de veces más complicado que el tuyo.

Tienes que tenerlo. Al principio es muy difícil e incluso puede convertirse en una excusa para decir: “ahora no puedo hacer nada”, te entenderán. Pero no debería entrar en el sistema. Así será más fácil.
[289914]
De Kabtv «A través del tiempo»

Material relacionado:
La cura para el mundo es la educación integral
Educación para el nuevo mundo
La humanidad como un sistema integral

El hombre es una creación especial del Creador

Pregunta: ¿Qué debe aprender el hombre cuando comprende dos términos: “existencia de la existencia» y «existencia de la ausencia»?

Respuesta: Existencia de la ausencia es que antes no había nada que pudiera señalarse como existente. Lo que existe es la materia, el deseo, que surgió de la nada.

Con nuestros esfuerzos, debemos crear tales condiciones, para que la materia (nuestro egoísmo) se transforme de recepción en altruismo. Actuaremos, como si corrigiéramos la naturaleza, que el Creador rompió deliberadamente.

Somos una creación especial del Creador, que consiste en una esencia egoísta que no existe en ningún tipo de naturaleza, excepto en el hombre. Y como el egoísmo está en nosotros, podemos cambiarlo a la cualidad de otorgamiento y amor, como si se le diera la vuelta.

Y así, obtendremos seres similares al Creador en lugar de nosotros.
[289767]
De Kabtv «Estados espirituales» 19/oct/21

Material relacionado:
El juego del Creador con el hombre
¿Cuál es el significado de la vida terrenal?
Las dos caras del Pensamiento de la Creación