entradas en 'Israel hoy' categoría

La vida es una canción para el mundo entero

Los científicos intentan entender cómo afecta el canto al estado de nuestro cuerpo y alma. Se ha notado que cuando una persona canta o escucha cantar, su presión sanguínea y nivel de hormonas en la sangre puede cambiar ¿cuál es el secreto de cantar que puede sanar a la gente? 

El punto es que cantar no pone ninguna presión violenta en nosotros. No lo sentimos como si alguien quisiera subyugarnos, sino que nos conectamos y queremos nadar junto con la melodía placentera. La canción encuentra respuesta en nuestra alma, en nuestras experiencias internas, en las aspiraciones del corazón. 

Por lo tanto, a todos nos encantan las canciones. Cantar existía incluso antes que las personas comenzaran a hablar. Los animales y aves también cantan. Las canciones expresan muchos pensamientos, deseos, esperanzas y aspiraciones para las cuales no hay palabras y evocan una respuesta mucho más correcta y amable en los corazones de las personas que me entenderán y estarán de acuerdo. La canción es un lenguaje especial suave y amable de comunicación. 

La canción puede generar un mundo entero de sensaciones en nosotros porque viene desde las profundidades del corazón, desde las aspiraciones más internas. No puedo cantar algo con lo que no estoy de acuerdo, no puedo hacerlo. Puedes decir falsas palabras, pero no puedes cantarlas. 

La gente ama cantar en grupo porque esto la lleva a conectar los corazones, en la experiencia común de lo que dice la canción, en esperanzas comunes para el presente y el futuro y memorias del pasado, en una historia común. La canción puede incluir  un océano de sensaciones y esperanzas de la nación, incluso del mundo. 

Cantar da fortaleza adicional que no estaba antes que comenzara a cantar. Cantar puede ser incluso sin palabras y aún así resonará en el corazón de la gente. Cada uno presentará sus palabras detrás de esta melodía. 

En la tradición de muchas naciones, hay canto coral, polifonía y evoca la sensación de una conexión  especial, un poder especial más elevado que nosotros. Esta fortaleza surge de la unidad de los corazones en la canción, deseos, decepciones y esperanzas comunes, es decir, una vida común. 

Hay una pieza exaltada como “El cantar de los cantares”. Cantar es la petición más poderosa de persona a persona y de la persona al Creador. 

En realidad, la persona canta todo el tiempo se dirige al Creador. Cualquier experiencia de cada uno a cada momento de su existencia es una canción  dirigida hacia la fuerza superior. 

Si todos en Israel cantaran juntas, mejoraría nuestras relaciones mutuas y mejoraría el estado del país. Sentémonos todos y cantemos: “que bello y placentero es para los amigos sentarse juntos”. Pues, sólo cuando nos sentamos juntos como hermanos podemos sentirnos bien y complacidos. El canto en sí mismo será un cambio tal que aparte de eso nada más es necesario. 

Si queremos mejorar nuestro país, nuestro pueblo y el mundo entero, sentémonos y cantemos lo bueno y placentero que es para nosotros estar juntos. Esto puede cambiar nuestro destino. 

¿De qué otra manera podemos influir? Hicimos tantas cosas para corregirnos, pero la única forma es unirnos. Si hablamos de cómo lograr la unidad y dirigirnos hacia la fuerza superior, cómo existir juntos y propagar el poder de otorgamiento y amor nacido de esta unidad hacia la humanidad, esto es en sí mismo, una bendición de arriba. El mundo entero aceptaría este poder y se uniría en un corazón.
[281303]
De Kabtv “Visión desde el interior” 8/mar/21 

Material relacionado:
Cuando el corazón canta
“¿Cantar puede beneficiar tu salud?” (Quora)
El cantar es el trabajo interior

“¿Dónde debería invertir Israel sus regalías de gas?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Dónde debería invertir Israel sus regalías de gas? 

En 2020, Israel recibió el equivalente de alrededor de 3 billones de EUA dólares, por regalías de gas. Parte de eso se suponía destinado al fondo de Ciudadanos Israelíes, para beneficio de sus ciudadanos, pero el fondo aún no es operativo. De hecho, ¿cuál es la mejor inversión para estas regalías?   

Es poco probable que se cree ese fondo, cuando nadie realmente lo busca. Sin embargo, si milagrosamente llegara a buen término, la educación debería ser su prioridad número uno. Aún cuando actualmente la mayor parte del presupuesto de Israel va a la educación, no es la clase de educación que la gente necesita.

 

La educación que se necesita, debería enseñarnos a vivir con armonía, a desarrollar conexiones positivas y cálidas y a implementar la responsabilidad mutua. En su actual definición, la educación es solo transmitir conocimientos y habilidades. Todos los problemas de Israel tienen su base en esa educación.

La educación es un problema generalizado que concierne a todos. La mejor inversión de las regalías del gas de Israel, debería tener un proyecto, a gran escala, que eduque a la población, con ayuda de los medios de comunicación, sobre la forma de renovar las conexiones para que sean más positivas y armoniosas. Renovar la conexión de la gente es renovar su actitud mutua, para que todo el día estemos preocupados por incrementar la bondad, la benevolencia, la felicidad, la confianza, el apoyo, el ánimo, la amabilidad, el altruismo y la positividad en la sociedad.  

Una educación así es opuesta a la naturaleza humana, que es egoísta en su esencia. En otras palabras, la esencia de la educación es elevarnos por encima de nuestro egoísmo, para desarrollar conexiones positivas. Por eso, es necesario educar a todos. Para lograrlo, la educación no requiere de un gran presupuesto. Pero sí necesita que se explique clara y concretamente, que sin renovar nuestras conexiones para ser más solidarios e impulsarnos unos a otros, no podremos tener una vida verdaderamente armoniosa.  

Al priorizar, invertir y participar en esta nueva forma de educación, una nueva atmósfera positiva nos envolverá. Se abriría un nuevo propósito ante nosotros y una nueva forma de motivación, que nos impulsará a estar más unidos. Especialmente en un lugar tan egoísta como Israel, esa revolución en la educación debe lograrse. Además, no se trata solo de mejorar la sociedad israelí, sino de mejorar las conexiones en el pueblo de Israel, la base se determinará por las conexiones positivas en la humanidad en general. Así, cumplimos con nuestro destino (“Ama a tu prójimo como a ti mismo”) y entregamos el método de conexión al mundo (ser “luz para las naciones”). 

Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

“La decisión de la Corte Penal Internacional, de investigar a Israel sobre los presuntos crímenes de guerra, ¿es antisemitismo enmascarado?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “La decisión de la Corte ? Penal Internacional, de investigar a Israel sobre los presuntos crímenes de guerra, ¿es antisemitismo enmascarado?” 

A fin de cuentas, ¿qué hay detrás de la actitud de la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya hacia Israel?  

La CPI de La Haya dio luz verde para investigar a Israel contra crímenes de guerra. Como resultado de esta decisión, funcionarios de gobierno, comandantes y soldados del ejército, podrían enfrentar cargos penales o incluso órdenes internacionales de arresto. Yendo un paso adelante, la ONU tal vez aplique sanciones económicas a Israel o incluso emplee fuerza militar.  

La respuesta que dará el pueblo judío es lo que importa ahora. ¿Tiene la fuerza interna y el consenso dentro de la nación, para conectarse positivamente entre ellos, en la nación y hacia el mundo? Si saben organizarse correctamente, ser ejemplo positivo de unidad para el mundo, es seguro que no tendrían que preocuparse por la ONU ni por otras organizaciones similares. 

¿Qué le espera al estado de Israel en su complicada relación con la ONU? La crítica hacia el estado de Israel funciona en beneficio de Israel y da esperanza de que el pueblo de Israel aprenda que tiene que cambiar y hacerse más responsables de lo que sucede entre ellos y en el resto del mundo. 

La presión internacional sobre Israel le obliga a unirse y a entender su misión en el mundo y por qué el mundo lo trata negativamente. 

El antisemitismo se debe a que el pueblo de Israel no está cumpliendo con su misión. La sabiduría de la Cabalá dice que la misión del pueblo de Israel es la unidad  (“Ama a tu prójimo como a ti mismo”), con el propósito de “ser luz para las naciones”, como está escrito en la Torá

Si el pueblo judío da prioridad a la conexión positiva con el fin de difundir la inclinación a la unidad de la humanidad, verá que disminuye la presión contra él y a cambio, habrá honores y elogios para un pueblo que da al mundo la fuerza positiva de unidad. 

Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

“¿Iniciará la 3a Guerra Mundial debido a las tensiones de Israel e Irán?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Iniciará la 3a Guerra Mundial debido a las tensiones de Israel e Irán? 

Irán habla a menudo de su aspiración de destruir a Israel, al mismo tiempo, está pagando un costo muy alto por su deseo de construir armas nucleares. De hecho, Israel no molesta a Irán, más bien ayuda a que Irán se destaque. Los iraníes parecen querer sacrificarse, para ser vistos como importantes e intimidantes en esta configuración.   

Con respecto a las armas nucleares, no es más que un juego. Los líderes con armas nucleares no desean utilizarlas. Históricamente, aquellos que han tenido armas nucleares se vuelven más persuasivos, porque el uso de armas nucleares también los amenaza a ellos mismos.

 

Los iraníes están aparentemente dispuestos a morir con el propósito de ganar respeto, pero ¿de qué sirve?  Cuando morimos, no tenemos sensación ni memoria de ningún respeto que recibimos aquí. Por eso, el juego es importante para mantenerlos en el centro de atención. 

Israel no debería hacer nada, sólo mantener la intención correcta ante la situación, utilizarla para acercarse a la fuerza superior, cumplir con las leyes de la naturaleza entre las relaciones del pueblo de Israel, con la más importante, “Ama a tu prójimo como a tí mismo”. 

A nivel físico Israel, por ahora, está haciendo frente de forma correcta a la inminente amenaza de Irán. El problema es que los israelíes están divididos, eso los distancia de la fuerza superior. Al final, sólo la fuerza superior puede darles protección verdadera.  

Esto no tiene nada que ver con religión. Tenemos que entender que “Ama a tu prójimo como a tí mismo”, es una ley, un mandamiento que determina las relaciones humanas. Además, poner en práctica esta ley, es un ejemplo positivo que el pueblo de Israel tiene que dar al mundo. 

Si el pueblo de Israel cumple con el mandamiento “Ama a tu prójimo como a tí mismo”, incluso los iraníes empezarán a amar a Israel y esto se volverá su fuente de respeto: conectar con Israel, la nación que brinda el método de corrección para el mundo, es decir, la forma de alcanzar “Ama a tu prójimo como a tí mismo”. Esa fue la revelación de este método que dio al pueblo de Israel su nombre en tiempos de Abraham (“Israel” viene de “Yashar Kel” [“directo a la fuerza superior”]).

El problema que se interpone en el camino de Israel, para que se convierta en ejemplo positivo para el mundo, es el odio que hay entre los israelíes. Por eso, un futuro más unido y positivo o su opuesto, depende de que el pueblo se una por encima de su odio y sea ejemplo positivo de unidad para la humanidad. 

Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

La Corte Penal Internacional de La Haya en contra de Israel

En The News (AssociatedPress): “La Corte Penal Internacional (CPI) dijo el viernes que su jurisdicción se extiende a los territorios ocupados por Israel en la guerra del Medio Oriente de 1967, lo que podría allanar el camino para que su fiscal jefe abra una investigación por crímenes de guerra sobre las acciones militares israelíes. …

«La fiscal principal de la CPI, Fatou Bensouda, dijo en 2019 que había una «base razonable» para abrir una investigación de crímenes de guerra sobre las acciones militares israelíes en la Franja de Gaza y sobre la actividad de asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania. «

Comentario: Esto sucede mientras miles de personas son asesinadas en Siria y nadie sabe lo que pasa en el Líbano. ¡Vea lo que está pasando en el mundo!

Mi respuesta: Es lo que la gente menos entiende, pero lo que debería quedar claro es que cuando se trata de demandas, los judíos, naturalmente, están sujetos a un orden de magnitud más alta que los demás, un estándar espiritual más alto. Esto es porque basados en su interioridad, en su preparación interna, los judíos deben comportarse de modo que nada sucediera en el mundo en absoluto.

Pero si sucede, ¿Quién tiene la culpa? ¡Los judíos! ¡No hay duda! Si algo malo sucede en el mundo, ¡los judíos son los culpables! Y tenemos que aceptarlo.

Pregunta: ¿Es esta su declaración?

Respuesta: Esta es mi declaración, porque de lo contrario no hay respuesta para quiénes somos. Finalmente, debemos explicarnos a nosotros mismos quiénes somos. ¿Por qué constantemente decimos que somos como los demás y los otros dicen, no, no eres como los demás? Nos dicen que tienen una demanda especial para nosotros, que tenemos cierto método de corrección para la humanidad, pero no lo mostramos. No lo implementamos en nosotros mismos y eventualmente todos los problemas y todo el sufrimiento de la humanidad, en realidad es nuestra culpa.

No sólo es nuestra culpa, es el resultado de nuestra falta de respeto por lo que sucede a nuestro alrededor. Necesitamos apreciar y comprender nuestros poderes, nuestra misión, nuestras capacidades y que la humanidad depende de nosotros.

Yo como alguien que estudia el estado general de la naturaleza, la providencia, el plan de la naturaleza y todo lo que la sabiduría de la Cabalá dice, la metodología interna original del pueblo judío y de la humanidad en su conjunto, diría que básicamente estoy de acuerdo con este enfoque. No hay ningún lugar al que podamos escapar. ¡Es la ley de la naturaleza! No tiene sentido resistirnos.

¿La Corte Penal Internacional de La Haya? Habrá otros mil tribunales diferentes y las consecuencias de sus decisiones serán desalentadoras para nosotros.

Pregunta: ¿Sólo hay enemigos a nuestro alrededor y necesitamos defendernos?

Respuesta: Debemos comportarnos de modo que sólo haya amigos a nuestro alrededor.

Comentario: Probablemente sea preferible.

Mi respuesta: No es que sea preferible, ¡debemos hacerlo!

Comentario: Pero mientras tanto …

Mi respuesta: ¡No hay mientras tanto! Debemos comprender cómo se construye la naturaleza, cómo se construye el plan, cómo funciona la humanidad, que se organiza con una ley única y lo que debemos hacer al respecto. ¡Tenemos capacidad de influir en todo!

Pregunta: ¿Quiere decir que se espera que comencemos ahora?

Respuesta: ¡Por supuesto! Deberíamos haber comenzado hace miles de años.

Pregunta: ¿Y este lío global no habría ocurrido?

Respuesta: Así es. ¿Cuál es el propósito del sufrimiento?

Comentario: Conozco su respuesta.

Mi respuesta: ¡No hay ningún lugar al que podamos ir! Pero veo que en respuesta a lo que escribo y trato de explicar a donde quiera que voy, la gente me ignora. ¡Los judíos lo ignoran! Simplemente necesitamos aceptarlo, estar de acuerdo con la ley de la naturaleza que ha estado ante nuestros ojos durante siglos, sobre la cual escriben los cabalistas y no sólo los cabalistas.

No hay compromisos con las leyes de la naturaleza. Necesitamos entender que, o lo hacemos como debemos, de acuerdo con la naturaleza o la naturaleza lo hará sobre nosotros.

Pregunta: ¿Qué debemos hacer para que todos sean nuestros amigos?

Respuesta: Debemos conectarnos entre nosotros. ¡Al hacerlo, no necesitaremos depender de nadie! Nadie necesita ayudarnos a hacerlo. Sólo debemos conectarnos correctamente entre nosotros. ¡Unirnos, crear un estado normal del que nadie querrá huir, sentirnos como nación, ascender por encima de la división y todo estará bien!

Pregunta: ¿En el mundo?

Respuesta: Tanto para nosotros como para el mundo.

Pregunta: ¿Está hablando de este pequeño punto llamado Israel?

Respuesta: Por supuesto, sólo de eso. No necesitamos preocuparnos por nada más en el mundo. Todo en el mundo sucederá como consecuencia de lo que ocurra en este punto y también será así en la Corte Penal Internacional de La Haya.
[258623]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 23/dic/19

Material relacionado:
«¿Aumentaron los crímenes de odio contra los judíos en 2019?» (Quora)
Por qué los judíos pueden traer la unidad al mundo – plática con Matt Beat
Misión de Israel ante la humanidad

Un nuevo día, un nuevo partido

Mi nuevo articulo: «Un nuevo día, un nuevo partido«

(Y sin embargo) Se acercan otras elecciones generales en Israel en menos de tres meses. Como vimos en las pasadas elecciones generales, todas en los últimos dos años, una nueva campaña trae consigo nuevos partidos. Y como hemos visto, estos partidos resultan ser iniciativas ad hoc, que a menudo se desmoronan poco después de las elecciones o quizás, duran hasta las siguientes.

Los judíos siempre han sido obstinados; es nuestra naturaleza. Sin embargo, cuando el único propósito al formar nuevos partidos es eliminar políticamente a otros partidos o personas y tomar el control en su lugar, nada bueno puede salir de esas maniobras políticas. Si hay algún propósito, es descubrir que este camino no tiene salida; no valdrá nada. La única pregunta es, qué tan pronto lo descubriremos.

No se puede lograr nada dividiendo a la sociedad. Tampoco puedes tener un partido sólido y estable cuando tienes docenas de otros partidos cuyo único propósito es arruinarse mutuamente. Sólo fragmentamos nuestra sociedad hasta el punto en que nos veremos obligados a estar de acuerdo en que así, no podemos construir nada.

Al mismo tiempo, tampoco podemos ponernos de acuerdo en nada, aunque sabemos lo destructiva que es la división para nuestra sociedad. ¿Qué hacemos? Entendemos que no podemos reconciliar nuestras diferencias, pero debemos encontrar la forma de convivir a pesar de la fragmentación. Cuando lo reconozcamos, nos daremos cuenta de por qué estamos tan divididos y que esa es la única forma de construir la unidad.

Debemos entender que sin división no hay unidad. Si no tenemos desacuerdos, podemos vivir en paz juntos, pero no unidos. Podemos vivir uno al lado del otro, pero sin unidad, sólo como vecinos que se ignoran, ajenos a la existencia del otro. Si este fuera el caso, seríamos como diferentes especies de animales que comparten el mismo hábitat, pero están separados.

Los humanos no son animales. Si lo fuéramos, no hubiéramos evolucionado como lo hicimos; no habríamos desarrollado la civilización ni hubiera interdependencia global. Los seres humanos están destinados a mezclarse, porque mezclarse, conectarse y estar en desacuerdo nos obliga a encontrar un vínculo más estrecho que el de las especies animales separadas, pero que cohabitan.

El proceso de unidad forzada es muy revelador. Es la única forma en que podemos sentir conscientemente lo que los animales sienten instintivamente: que estamos conectados. En lugar de sentir esa conexión y seguirla instintiva e inconscientemente, los humanos debemos trabajar duro en nuestra vínculo, esforzarnos y superar el odio y los conflictos. En el proceso, comprendemos la complejidad de nuestra conexión, la apreciamos y la comprendemos en niveles que ningún animal puede. Es la ventaja del hombre sobre la bestia: la profunda comprensión de la estructura de la vida. Pero ocurre sólo si: 1) revelamos la separación que existe entre nosotros y 2) nos esforzamos por superarla.

El pueblo judío o más correctamente, los antiguos israelitas, fueron los primeros en lograr esta unidad, al pie del monte Sinaí, cuando nos conectamos “como un hombre con un corazón”. Hasta que lo hicimos, nos convertimos en nación. Inmediatamente después, se nos indicó que reflejáramos esa unidad al resto del mundo o como la Torá lo expresó, ser “luz para las naciones”.

Por tanto, no es de extrañar que encontremos que la sociedad israelí está más dividida que cualquier otra sociedad. Los conflictos se manifiestan en nosotros más que en ningún otro lugar, precisamente para que seamos ejemplo, al superarlos. Nunca podremos eliminarlos, pues no tendríamos necesidad de unirnos. Todo lo que podremos hacer es darnos cuenta de que nuestro objetivo común es ser luz de unidad para las naciones. Por eso y no por otra razón, debemos unirnos.

No tengo un cronograma para completar este proceso. No sé cuánto tiempo tomará ni cuánto dolor tendrá que soportar el pueblo de Israel en el Estado de Israel, antes de que nos demos cuenta de lo que tenemos que hacer. De cualquier modo, la unidad será el resultado final y también será la solución a nuestros problemas. Espero que lo logremos más temprano que tarde.

Feliz Año Nuevo para todos.
[276280]

 

¿Todos los días a las urnas?

Cuando escucho los discursos de la Knesset [rama legislativa del gobierno israelí], me pregunto de qué tipo de elecciones hablan. ¿Qué vamos a elegir? ¿cada orador tiene un programa para unir a todo el país y hacer de la sociedad un lugar mejor? Nadie puede ofrecer ninguna solución para la conexión, cada uno sólo intenta probar su caso.

Pero, todos están equivocados, todos traen separación y no hay nadie a quien seguir. Nadie pide conexión y unidad, sólo trata de demuestra que es el único que tiene razón y los demás están equivocados. Si esto continúa, por supuesto, celebraremos elecciones no sólo cuatro veces al año, sino todos los días. No sé cómo puede funcionar el Estado en tales condiciones.

Debemos entender que sólo nuestros esfuerzos internos para unir a la nación y al mundo pueden traer paz. De lo contrario, siempre surgirán puntos explosivos que amenazan con estallar en guerra.

Nada es más importante que nuestros esfuerzos por unir a la nación. Pero el problema es que todos piensan que sólo ellos saben unir y sólo bajo su liderazgo se puede lograr la unidad. Sin embargo, vemos que todos los intentos fallan uno tras otro.

Y esto continuará hasta que cambiemos nuestro enfoque de una manera que no definamos exactamente cómo debería ser, pero todos deberían pensar que, ante todo, la unidad debe estar en el corazón. Así se implementará. No importa en qué forma, no pongo condición: lo principal es luchar por la conexión. Acercarnos siempre es bueno.

La pregunta es ¿qué hacer si hay varios grupos, varios partidos y métodos opuestos, y cada uno piensa que tiene razón y el otro no? Sólo hay una solución. La única opinión que deberíamos tener es el deseo de unirnos, como se dice: «El amor cubrirá todas las transgresiones».

Todas las transgresiones, todas las contradicciones, no necesitan ser tomadas en cuenta en absoluto. Todas estas diferencias permanecen, somos conscientes de ellas, entendemos que estamos lejos y somos opuestos todos: socialistas, comunistas, oportunistas, capitalistas, etc. No importa de qué partido, hay varias decenas en el pequeño país de Israel y crecerán sin cesar si la separación continúa.

Debemos entender que no podemos hablar de contradicciones entre nosotros porque es claro que el ego de todos se manifiesta en forma natural, que es diferente a los demás. En este sentido, cada uno es único, ¿debería cada uno organizar su propia fiesta?

Y si profundiza en sí mismo, verá que también está desgarrado por opiniones encontradas y tendrá que dividirse en varias partes en conflicto. No hay otra solución que superar todos los obstáculos, todas las contradicciones y cubrir con amor las diferencias.

Las transgresiones nos ayudan a construir el amor, porque debemos cubrir todas las diferencias con él. Por eso los pecados se revelan, para ayudarnos a construir amor, así surge del pensamiento de la creación, del pensamiento del Creador.

Si nos tratamos así, no habrá desacuerdos ni ataques ni disputas entre personas y partidos. Construiremos juntos, cada uno tomará en cuenta su idea de justicia y los errores de los demás, pero lo cubriremos todo con amor. Esta será la estructura correcta.

Y cada partido y cada persona construirá una forma de amor con base en lo opuesto a sus sentimientos críticos y negativos hacia los demás. Habrá odio por dentro y amor por fuera, hasta que veamos al mundo entero corregido y a nosotros mismos en el mejor estado posible.
[274972]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 3/dic/20, «La unión por encima de todo»

Material relacionado:
Después de las elecciones estadounidenses, ¿qué sigue?
Las elecciones israelíes se caracterizan por la desesperanza
Control de la conciencia

 

Nueva Vida 449 – El fenómeno de los inmigrantes de Israel, parte 1 

Nueva Vida 449 – El fenómeno de los inmigrantes de Israel, parte 1 
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y  Yael Leshed-Harel

Resumen

El pueblo de Israel es un grupo de gente asociada con nuestro ancestro Abraham en Babilonia sobre la base de bondad, conexión y amor. Fue un grupo de extraños que interactuaban con amor para ir Yashar-El (directo a) la fuerza superior. La tierra de Israel es un lugar espiritual hacia el cual son atraídas las personas que tienen deseo de conexión con otros y con el poder superior. Los que abandonan la importancia de estar conectados con los demás en la tierra de Israel, emigran de la tierra. 

El pueblo de Israel debe vivir en la tierra de Israel, pero para hacerlo tiene que volver a vivir en conexión y amor. Si fueran “como un hombre con un corazón”, sentirían que en esta tierra existe una fuerza que les pertenece. Si no sucede una revolución espiritual en la tierra de Israel, toda la empresa sionista se desvanecerá.
De Kabtv “Nueva Vida 449 – El fenómeno de los inmigrantes de Israel, parte 1” 11/nov/14

Judíos estadounidenses e israelís, la gran división

Mi nuevo articulo: «Judíos estadounidenses e israelís, la gran división«

Las elecciones estadounidenses no solo fueron el termómetro para medir la temperatura de la política estadounidense, también probaron las aguas entre los judíos estadounidenses e israelís, sobre lo que podrían considerar sus intereses en común. El resultado produjo escalofrío. La carrera presidencial en Estados Unidos reveló que la brecha entre ambas comunidades está creciendo.

En octubre, una encuesta de la comunidad judía en EUA reveló que solo el 22% de los judíos votarían por el presidente Donald Trump y el 75% elegiría al ex vicepresidente Joe Biden. Esa estimación estuvo cerca del 77% de apoyo recibido por los demócratas según las encuestas de salida, durante las elecciones. Curiosamente, ese mismo porcentaje de judíos israelíes favoreció al candidato opuesto, Trump, quien es considerado por muchos como el presidente de Estados Unidos más amigable con Israel, en la historia.

La brecha entre las dos comunidades judías más grandes del mundo no es para sorprenderse.

La perspectiva está marcada por el entorno en el que viven. Estoy aquí, en el Medio Oriente, en un pequeño pedazo de tierra rodeado de enemigos que constantemente tratan de asesinarnos y destruirnos, así que es natural que piense de manera diferente a si estuviera en Estados Unidos, rodeado de comodidades físicas y seguridad. Es claro de dónde se derivan las opiniones opuestas.

Podríamos preguntarnos, ¿no sería lo mejor para Israel trabajar para cerrar la brecha entre estas dos comunidades? Tal como está la situación, es una causa perdida. ¿Qué pueden ofrecer los judíos israelís a los de EUA, que les resulte atractivo, si no les importa la seguridad ni el futuro de Israel? A los israelíes nos parece que los judíos estadounidenses no sienten que existamos ni como nación ni como país ni como pueblo. Se siente como si se consideraran parte del pueblo de Israel, sólo de nombre, sin sentimientos en común.

Después de viajar por Estados Unidos, a lo largo de los años y platicar con líderes judíos en múltiples ocasiones, mi evaluación es que más allá de las declaraciones superficiales de ser un solo pueblo, acercarse más a Israel no está ni en su conciencia ni en su pensamiento. Solo son judíos en EUA. Hay desconexión total. No es de extrañar que 6 de cada 10 judíos nunca hayan visitado Israel en su vida y las estadísticas no han cambiado durante décadas.

Sin embargo, así como, hace casi un siglo,  el desapego al judaísmo no los salvó de la persecución en la Alemania nazi, el desapego al estado judío, no ayudará a los judíos de EUA ahora. Con el antisemitismo extendiéndose tan rápido, los judíos están bajo amenaza y distanciarse de Israel no mejorara la percepción de los que los odian. Igual que en el pasado, los judíos serán responsables de cualquier problema que esté en la agenda. Esta es la naturaleza del antisemitismo. El único remedio que realmente puede ayudar en esta situación, es la unidad.

Desde una perspectiva económica, los que creen que el sueño americano aún está vivo y que su estilo de vida los mantendrá seguros, deben despertar del sueño. Desde hace tiempo, la hegemonía de EUA se está desvaneciendo lentamente, como sucedió con todos los imperios de la antigüedad. La tendencia es un desplazamiento de Occidente a Oriente y Asia y ya están preparados para asumir el control de la economía mundial. No sólo China -que ya está en la cima de la competencia-, Japón, Corea del Sur y otros países del Lejano Oriente, no se quedan atrás.

¿Qué significa todo esto para los judíos de EUA?

Que la importancia de la unidad judía no puede subestimarse, es la única red segura que garantiza un buen futuro. La unidad se debe construir rápido y por encima de división y diferencias entre derecha e izquierda, entre republicanos y demócratas, entre judíos estadounidenses e israelíes. Nuestro futuro no depende de ninguna persona o campo político en particular; depende únicamente de nuestra conexión como un solo pueblo.

Es claro que hay muchos temas polémicos entre las dos comunidades y merecen ser analizados: puntos de vista políticos opuestos, disputas sobre quién es judío, cómo se debe practicar el judaísmo, sólo por nombrar algunos. Sin embargo, más allá de nuestros desacuerdos, el Estado de Israel y los judíos estadounidenses deben sentir que, pase lo que pase, hay un vínculo fundamental e indivisible que nos conecta, similar a hermanos que veces están en desacuerdo profundo, pero que siempre recuerdan que son familia.

Unidad no significa borrar nuestras opiniones individuales ni exigir que todos piensen lo mismo. (Eso erosionaría la esencia misma del pueblo judío, que debate profundamente sobre cualquier tema). Al contrario, todas las diferencias están presentes, sólo construimos puentes de reconexión al reconocer que nuestra conexión es mucho más importante que cualquier otro tema.

Como escribió el principal cabalista Rav Yehuda Ashlag (Baal HaSulam),

“También está claro el inmenso esfuerzo que se requiere de nosotros en el accidentado camino que está por delante, requiere que todas las facciones de la nación, sin excepción alguna, se unan tan fuerte y sólidamente como el acero. Si no estamos unidos ante las poderosas fuerzas que se interponen en nuestro camino, estaremos condenados, incluso antes de comenzar”

(Escritos de Baal HaSulam, La nación).

La unidad es el fundamento y la columna del pueblo de Israel, pues poseemos un método muy preciado para unir a la gente -familias, naciones y a toda la humanidad. Cuando comencemos a implementar este método, primero entre nosotros, el impacto positivo repercutirá con fuerza en todo el mundo y nuestro destino común estará a salvo.

El último plan para dividir a Israel, ¿separarlo en cantones?

Mi nuevo articulo: «El último plan para dividir a Israel, ¿separarlo en cantones?«

El último capricho de quienes quieren ver la desintegración de Israel, es dividirlo en cantones. “Tiene mucho sentido”, dicen, “¡Seremos como Suiza!” ¿Y por qué no? Los que quieran un estilo de vida liberal, vivirán en el cantón de Tel-Aviv, los que quieran un estilo de vida ortodoxo, vivirán en Bnei Brak y así otros. Todos se saldrán con la suya y seremos felices.

Si lo hacemos, mejor hacemos las maletas y nos vamos ahora. No venimos a Israel para vivir en tribus separadas; venimos para reunir al pueblo judío. No podemos esperar que 2,000 años de exilio no hayan dejado marca en nosotros, pero si no queremos revivir nuestra identidad común, es mejor que nos vayamos ahora, porque eso desafía el propósito de nuestra venida aquí y el significado de ser judío.

Los judíos nunca han sido similares entre sí. Nuestros antepasados ​​fueron marginados de varias tribus y creían que sólo al superar nuestras diferencias, podríamos lograr la verdadera unidad. El rey Salomón llamó a este lema “El amor cubrirá todas las transgresiones” (Proverbios 12:10) y RASHI explicó que el lema de Rabí Akiva, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, es la gran regla de la Torá.

En otras palabras, no estábamos destinados a dejar que nuestra separación permaneciera, sino a elevarnos por encima de ella y unirnos. El mundo entero está formado por naciones separadas, que no tienen idea de cómo unirse. Luchan entre sí a muerte; han pasado por dos guerras mundiales; están unas contra otras y nadie sabe cómo evitarlo. La única forma de hacerlo es si todos encuentran un modo de unirse por encima de sus diferencias inherentes e inmutables.

Nosotros, los judíos, fuimos los únicos que lo intentamos, cuando, por primera vez, formamos la nación y los únicos que lo logramos, aunque por períodos muy breves y con innumerables enfrentamientos, entre esos períodos. Sin embargo, ese intento exitoso o quizás mejor definido como “esfuerzo”, nos dio la misión de ser “luz para las naciones” y de mostrar el camino para forjar la unidad entre pueblos diferentes y hostiles.

Subconscientemente, esta fue la razón por la que, en 1947, las naciones votaron a favor del establecimiento del Estado judío en la tierra de Israel. El Holocausto fue ciertamente el ímpetu, pero no deberíamos ser tan ingenuos como para creer que países que no dejaron entrar a refugiados judíos que lo suplicaban, antes y durante la Segunda Guerra Mundial, repentinamente, cuando terminó, se volvieron filosemitas.

A pesar de su aversión innata por los judíos, el mundo nos dio un Estado soberano, la oportunidad de restablecer nuestra nación. Y como nuestros antepasados ​​fueron extraños que se unieron, cuando nosotros, no estamos unidos, somos extraños. Si aceptamos nuestra alienación y dividimos el país en cantones, admitiremos que somos incapaces de conectarnos, las naciones sentirán que renunciamos al esfuerzo de unirnos y de dar el ejemplo de unidad por encima del odio, que tanto necesitan, ese será el fin del Estado de Israel.

Nuestra división no desaparecerá; nunca estaremos de acuerdo. Pero, a pesar de todo, no debemos desanimarnos de luchar por la unidad. Si nos esforzamos por la unidad como un valor en sí mismo, una meta digna que debemos lograr, aunque sólo sea para servir como ejemplo, encontraremos que nuestro rechazo mutuo no es más que la razón y el ímpetu para lograr unidad y solidaridad. Sin odio, no tendríamos necesidad de lograr amor. Sin rechazo, no tendríamos necesidad de forjar conexiones. Y sin conexión, no somos nación.