entradas en '' categoría

Danza alrededor del becerro de oro y ruptura de las Tablas de la Alianza

Dr. Michael LaitmanPregunta: En el diecisiete de Tamuz, Moisés bajó del Monte Sinaí, y cuando vió a su pueblo danzando alrededor del becerro de oro, rompió las primeras Tablas de la Alianza. ¿Qué significa ésto desde el punto de vista cabalístico?

Respuesta: Desde el punto de vista de la Cabalá, la Torá no está hablando sobre los objetos y fenómenos del mundo material. Es improbable que Moisés, quien tenía 80 años de edad, pudiera bajar de la montaña con las Tablas de la Alianza hechas de pesada piedra..

También, el Monte Sinaí no es una montaña, las tablas no son tablas talladas en piedra, y Moisés no tenía cuernos brillantes sobre su cabeza, como lo esculpió Miguel Ángel. El pueblo de Israel—quien, desde tiempos de Abraham, fue educado en el alcance espiritual —no pudo participar en la emisión de un becerro de oro.

El descenso de Moisés del Monte Sinaí es un descenso desde el nivel espiritual donde reveló al Creador y bajó de éste para conectar con las personas, es decir que la Torá nos habla sobre grados espirituales. El grado superior es Moisés, quien está en el nivel del Creador, donde éste se le revela y está en contacto con esta fuerza de otorgamiento y amor.

El grado más inferior es ese nivel hacia el cual Moisés desciende para estar con las personas. En la Cabalá, el AHP del superior desciende a Galgalta ve Eynaim del inferior. Moisés entra en contacto con el egoísmo general para comenzar a corregirlo. Aquí, ve que su separación del egoísmo general para ascender hacia el Creador sucedió al momento que este egoísmo inferior del pueblo cayó al próximo grado inferior.   

Estamos hablando de tres grados. El grado superior es donde Moisés está en contacto con el Creador. El grado medio es al cual desciende para estar con el pueblo de Israel. El grado más bajo es como las naciones del mundo, el mismo Egipto que el pueblo de Israel ya había dejado, pero ahora están ahí otra vez.  

Después de todo, tan pronto como Moisés se separó de su pueblo ascendiendo, estas personas inmediatamente cayeron al grado más bajo porque nadie los estaba sosteniendo. Esta es una conexión de la nación de Israel que aún no era una nación, sino simplemente un deseo que se elevó por encima del egoísmo y cayó de nuevo a éste.

Cuando Moisés vio esto, sintió que la Luz Superior que él recibió del Creador desaparecía en este deseo egoísta porque la Luz y el egoísmo son incompatibles entre sí. Así que, la ruptura de la Luz ocurrió, la Luz pareció desaparecer, y en concordancia con eso, el becerro de oro se dispersa, se disuelve y por lo tanto se destruye.

Sin embargo, la corrección es imposible sin esto porque el proceso completo nos lleva al reconocimiento de la naturaleza humana, su conexión con el nivel inferior, llamado las naciones del mundo, y la imposibilidad de combinar la Luz Superior con el egoísmo material.

Pregunta: ¿Es este el primer contacto entre el Creador y la criatura?  

Respuesta: No, no puede haber contacto porque Moisés debe estar en el medio. Él es la cualidad de Bina, el Creador es la cualidad de Keter, y toda la humanidad está en el nivel de Maljut. Por lo tanto, la ruptura crea una conexión a través de Moisés entre el nivel del Creador y el nivel de la criatura. Estas cualidades opuestas se introducen una en la otra, y entonces es posible comenzar la próxima fase de corrección.

Ahora, cuando Moisés se eleva al Creador, su interacción con ambos, el Creador y el pueblo que pecó es completamente diferente ¡Después de todo, el pueblo que cayó al nivel del becerro de oro tiene muchos más deseos egoístas que son pasionales, egipcios, y reales!  Por lo tanto, Moisés ahora eleva al Creador deseos mucho más internos, reales y profundos para ser corregidos.

El pasa de nuevo cuarenta días en el Monte Sinaí. Sin embargo, estos son unos cuarenta días completamente diferentes. Son cuarenta grados de elevación a partir de Maljut hasta Bina. Sin embargo, no es desde esa Maljut donde ellos estuvieron durante el éxodo de Egipto, sino desde aquella en la cual crearon para sí mismos el mismo Egipto en el Monte Sinaí.

Los segundos cuarenta días son completamente diferentes en su calidad de ascenso del becerro de oro al Creador. Naturalmente, las tablas que Moisés recibe en la segunda ocasión son completamente diferentes. Son adecuadas en sus cualidades al estado del pueblo que cayó al nivel del becerro de oro. Con tales tablas —es decir, con tales conexiones entre el becerro de oro y el nivel del Creador—ellos pueden comenzar a trabajar en sí mismos.

El Monte Sinaí simboliza el enorme odio (“Siná” significa odio) que es revelado como una incongruencia de cualidades del Creador y la criatura, eso es, cualidades de completo otorgamiento y amor, y cualidades que desean vivir sólo para sí mismas. Cuando Moisés bajó del Monte Sinaí la segunda vez, de la altura del nivel de alcance con el Creador y la conexión con Él, desciende de esta en Yom Kippur.

Por un lado, este es un día de reconocimiento de nuestra naturaleza. Por otro lado, es un día de perdón. A partir de este día en adelante, comienza la corrección del pueblo, y el próximo estado es Janucá y otras fechas que simbolizan acciones espirituales.

Ojalá, reconozcamos el trabajo correcto con las Tablas de la Alianza que están dentro de nosotros. Solo podemos identificarlas e implementarlas en nosotros mismos.
[190287]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 11/jul/16

Material relacionado:
Sólo existirá el lenguaje del otorgamiento
Todo el mundo está ante el Monte Sinaí
El humilde atributo del otorgamiento

Ynet: “Liberarnos de las calamidades”

Publicado el 31 de julio de 2016

Mi artículo, “Liberarnos de las calamidades” fue publicado en  El Jerusalem Post en Julio 28, 2016.

Las Tres Semanas, o Bein ha-Metzarim (“Entre las calamidades”), que comienza en el 17 de Tamuz (celebrado el pasado domingo) y termina en el 9 de Av (a celebrarse este año el domingo 14 de agosto) marca un tiempo muy oscuro en nuestro pasado. En los días de Candy Rush y Pokémon Go, ninguno realmente quiere saber de ésto, pero realmente deberíamos porque la enfermedad que devastó a nuestra nación hace 2,000 años nunca ha sido curada. Hoy, justo como lo hizo antes, está causando todos nuestros problemas.

Dr. Michael Laitman

 

La triste historia sobre Kamtza y Bar Kamtza

El Talmud (Masejet Gitin) nos dice que una vez, cuando el Templo seguía en pie, un rico judío en Jerusalén, tenía un amigo llamado Kamtza, y un enemigo llamado Bar Kamtza. Un día el rico judío decidió hacer un banquete. Envió a su sirviente a invitar a su amigo, Kamtza, al banquete, pero el sirviente equivocadamente invitó a su enemigo, Bar Kamtza. El sorprendido Bar Kamtza tomó esto como un gesto de reconciliación y aceptó la invitación. Se vistió con sus mejores atuendos y fue a la casa del hombre que pensaba no sería más su enemigo. Cuando el anfitrión notó que Bar Kamtza estaba ahí, se enfureció y le exigió que saliera cuanto antes. El mortificado Bar Kamtza pidió al anfitrión le permitiera permanecer. Incluso le ofreció pagar por su propia comida y bebida, y por todo lo demás también. El anfitrión no sólo le rechazó sin misericordia, sino que incluso sacó de su casa a Bar Kamtza y le echó a la calle.   

Humillado y desgraciado, Bar Kamtza declaró venganza no solo contra su anfitrión, sino también contra sus invitados, quienes le apoyaron. “voy a acusarlos ante el emperador,” decidió.

Bar Kamtza fué hacia el emperador Nerón, y le dijo que los judíos estaban planeando rebelarse contra él. Después de alguna astuta persuasión, el emperador fué convencido de que lo que Bar Kamtza le decía era verdad, y envió a su ejército a destruir Jerusalén y su Templo.

A través de las generaciones, esta famosa historia ha simbolizado el odio infundado que lleva a nuestro descenso moral y social y a nuestro consecuente exilio. En el clima social actual, no puede ser más pertinente. Como podemos ver, leer y escuchar cada día, conflictos, manipulaciones, y deshonestidad nunca han sido más prevalentes entre nosotros. El sarcasmo y la burla que usamos contra los demás no apuntan a nuestro ingenio, sino a nuestro disgusto mutuo.

Tiempo para reconectar nuestros lazos de amor

Las tres semanas marcan el tiempo entre la ruptura de los muros de Jerusalem y la ruina del Templo. El Sagrado Shlá escribió que “el odio infundado causó la ruina del Templo.” De hecho, como Baal HaSulam refiere, “Es una verguenza admitir que uno de los méritos más preciados que hemos perdido es el sentimiento natural que conecta y sostiene a cada una y todas las naciones. Los lazos de amor que conectan la nación, que son tan naturales y primarios en todas las naciones, se han venido degenerando y alejado de nuestros corazones, y se han ido.”  Como resultado, la única cosa que nos mantiene juntos como una nación es el odio del mundo hacia nosotros.

El mundo occidental de hoy sigue ofreciendo a los judíos libertad de expresión y movimiento. Debemos utilizar esta libertad para reestablecer el amor fraterno por encima de nuestra alienación y reconstruir nuestra humanidad. Ahora, antes que la puerta de la libertad se cierre de nuevo, nuestra nación debe trabajar arduamente para reconstruirse de las ruinas del odio infundado y dar cuenta de la vocación de nuestra gente —volverse en un modelo de una nación verdaderamente unida, una que todas las naciones quieran emular de forma que ellos también, puedan beneficiarse de ese único poder de la unidad.  

Construyendo el Templo dentro

Como nos reflejamos en la ruina del Templo, debemos considerar también el futuro. Cuando El Libro del Zohar  describe la construcción del Tercer Templo, no habla de ladrillos y arcos; habla de nuestras conexiones. Describe la reparación de nuestros corazones destrozados, que sufren de la enfermedad del odio infundado. El Zohar explica cómo el mundo entero vendrá a abrazar la radiante conectividad del pueblo unido de Israel. Construir el Tercer Templo hecho dentro de nosotros y entre nosotros, reparando nuestros lazos rotos y cubriendo nuestro odio con amor, o como el Rey Salomón escribió, “El amor cubre todos los crímenes.”  

Así como invocamos la fuerza negativa cuando nos separamos de los demás, invocamos una fuerza positiva cuando nos conectamos con los otros. Esta fuerza invierte nuestra desconfianza mutua en interés mutuo, y nuestro aislamiento en responsabilidad mutua. Lo bello de esta fuerza es que mantenemos nuestra individualidad y  cumplimos con nuestros atributos mientras contribuimos a la sociedad y obtenemos beneficios de las contribuciones de los demás. En esta forma, tejemos un manto de conexión que cubre nuestra separación.

El gen de la unidad

Hoy el judaísmo está fracturado y fragmentado en más piezas que las que probablemente alguien pueda contar. Pero el “gen” de la unidad se encuentra latente dentro de cada uno de nosotros, y podemos regresarlo a la vida si lo elegimos. Si, a pesar de nuestros egos separatistas, nos esforzamos por unir las fuerzas hacia nuestra meta común como una nación judía —proveer a la humanidad con un ejemplo de unidad en un tiempo en que lamentablemente lo necesita  —cumpliremos con nuestra vocación.  

Ahora es el momento de ser proactivos. El mundo está en una espiral descendente, y es claramente visible que el ego tiene al menos una gran participación en este descenso. Pero nadie sabe cómo parar nuestra conducta colectiva suicida. Nosotros, los judíos, portadores del principio, “ama a tu prójimo como a tí mismo,” debemos aceptar el reto, soltar nuestros egos, y unirnos por encima de ellos. Este es el mensaje positivo y real que debemos tomar de las tres semanas, y es la única cosa que garantiza nuestra seguridad y felicidad en Israel y todo el mundo.
[190666]
Del Jerusalem Post 31/jul/16

No hay repeticiones en la Torá

Dr. Michael LaitmanCuando estamos leyendo la Torá no hay que olvidar de que no hay repeticiones en ella. Lo que nos parece como una alocución hacia el pasado es siempre sólo una dirección hacia una nueva acción en un nuevo nivel.

Sin embargo, ya que disponemos de 125 grados de ascenso y en cada uno de ellos tenemos que corregir todos los 613 deseos (248 deseos de la parte superior de un alma y 365 deseos de la parte inferior de un alma), en cada grado se repiten con cada vez más egoísmo. Y los corregimos hacia el otorgamiento y amor en una conexión más fuerte entre ellos, y por lo tanto parece que dejan su huella.

De hecho, cada vez es totalmente una nueva comprensión del mundo, es una disposición más profunda y más interconectada que revela nuevos y enormes nichos, es decir, ¡espacios espirituales! Después de todo, el egoísmo, al volverse más grande, es atraído hacia la conexión global que se nos revela. Y el placer principal, el llenado del alma de la persona con la perfección y la armonía, proviene exactamente de obtener la imagen general de interconexión.

Comentario: Cuando estudiaba en la escuela y luego en la universidad, me parecía que los profesores repetían constantemente la misma cosa. Es interesante que en la Cabalá al parecer las mismas leyes se perciben de manera diferente cada vez. Parece que todo está ya trazado y escrito en el libro y de repente una línea hace que todo sea diferente.

Respuesta:¡Si, es increíble! Y en la naturaleza material en todos sus niveles son las mismas leyes. Sólo lo que aún no se revela en el nivel inanimado, comienza a desarrollarse un poco en el nivel vegetativo, y más aún en el nivel animal, y más aún en el nivel humano. Pero vemos frente a nosotros oportunidades completamente diferentes y diferentes formas de vida. Esto indica una profundidad de conexión entre las partículas positivas y negativas en el interior de los átomos- electrones, neutrones y positrones. Lo único que ocurre es la revelación cada vez mayor de su programa de conexión, combinaciones, y dependencia mutua, y en la Tierra aparece una vida desarrollada. Y es lo mismo en el mundo espiritual.
[190147]
De Kabtv de “Secretos del libro eterno” 06/abr/16

Material relacionado:
Las leyes de la naturaleza son los atributos del Creador
Viviendo con las leyes de la Torá
Compartir el duelo del público es la clave para la revelación del Creador

La plegaria principal de Israel

Dr. Michael LaitmanTorá, “Deuteronomio”, 6:4: Escucha, O Israel: El Señor es nuestro Dios; el Señor es uno. Por ejemplo, mi nombre es Michael. Entonces yo tengo que decir, “Escucha Michael, el Señor, tu Dios, es decir la fuerza superior que te controla, es uno y único. Por lo tanto lo que estás diciendo ahora se te dice a ti, Él hablando dentro de ti. Lo que estás deseando en este momento es Él deseando dentro de ti. Lo que estás pensando acerca de ti mismo y Él, y acerca de cualquier otro es también sólo Él.

¿Y dónde estás tú? Eres este punto de exámen que dice que todo dentro de ti, aparte del punto mismo, es el Creador.

¿Y entonces cuál es tu trabajo? Es asegurarte de que este punto de exámen también esté conectado plenamente con el Creador y te vuelvas igual a Él”.

La Torá, “Deuteronomio”, 6:5: Y amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, y con todos tus medios.

Todos mis deseos, no importa en qué nivel están, cómo los gradúo, y qué cualidades y direcciones tienen, debo realizar que sean sólo con el fin de demostrar amor por mi prójimo.

Y del amor por el prójimo llegaré al amor del Creador. El Creador aquí es una colección de todas mis relaciones con otros.

Por lo tanto está dicho, “Amarás al Señor, tu Dios”.

La Torá, “Deuteronomio”, 6:6: Y esas palabras, las cuales te ordeno este día, estarán en tu corazón.

En todos mis deseos, que son llamados “corazón”, será sentida claramente la cualidad de otorgamiento y amor. Son ellos quienes dirigirán el corazón.

La Torá, “Deuteronomio”, 6:7: Y le enseñarás a tus hijos y hablarás de ellos cuando te sientes en tu casa, y cuando caminas por el camino, y cuando te recuestas y cuando te levantas.

En todos mis estados debo constantemente revivir al Creador en mí, no olvidar que no hay nada más que Él, y que Él es la cualidad de amor. Debo recordarlo cuando “me recuesto” y cuando “me levanto”, en malos estados y buenos estados, y también en futuros estados que son llamados “hijos”. “Recostarse” significa estar en un estado debilitado. “Levantarse” y “caminar” significa ir hacia adelante por los estados espirituales.

Pregunta: ¿Qué significa “…y habla de ellos cuando te sientas en tu casa, y cuando caminas por el camino…?

Respuesta: “Y habla de ellos cuando te sientes en tu casa, y cuando caminas por el camino”, es decir, en el estado en que estoy dentro de mi corazón y en el estado en el que siento que estoy saliendo de este. El corazón de una persona es llamado “casa”.

“Cuando caminas por el camino” es un estado en el que cambio mis deseos todo el tiempo, los corrijo, y me elevo por encima de ellos. Aparecen en mí, pero no soy un amo de esto. Debo constantemente tener sólo una idea, una meta, y una base de la existencia: todo lo que me sucede viene del Creador.

Estoy en absoluta conexión con Él, no importa lo que me sucede, ¡incluso si estoy en una condición catastrófica! Después de todo, viene a mí para que encuentre en ello una conexión absoluta con el Creador.

La Torá, “Deuteronomio” 6:8: Y ´los atarás por señal en tu mano, y serán ornamentos entre tus ojos.

Significa atar un “nudo en la memoria” (Tefilín-Filacterios) en la mano izquierda que está conectada al corazón. Y los Tefilín en la cabeza deben estar “entre tus ojos” para que las palabras permanezcan en el corazón y en la mente.

Todo lo que se relaciona con el corazón es el nivel de Bina. Los ojos son el nivel de Jojma. Significa que el Creador siempre controlará tus deseos y pensamientos para que sean dirigidos a través de dos Luces, Jasadim y Jojma.

Pregunta: Si ato un nudo en la mano y un nudo entre los ojos, ¿significa que conecto Bina y Jojma?

Respuesta: No es sólo un nudo. En la forma superior existe una conexión entre el deseo y la Luz, la criatura y el Creador, en esta. Quiero  una conexión así para que se extienda ahora en mi corazón y en mi mente.

La Torá, “Deuteronomio”, 6:9: Y las inscribirás en los marcos de las puertas de tu casa y en tus puertas.

Las puertas y marcos son una entrada a ti mismo y una salida de ti mismo, cuando sales hacia nuevos deseos que aún no se han desarrollado y corregido por ti, y después entras otra vez, es decir, los colocas dentro de ti. En ambos casos debes constantemente controlar y revisarte a ti mismo que seas llenado sólo con la Luz de otorgamiento y amor.

Debes siempre estar con el Creador, con la Luz de corrección que actúa en todos los cuatro niveles de deseo, Yud-Hey-Vav-Hey. Por lo tanto, tanto en la Mezuzá y los Tefilín están cuatro así llamados textos, es decir, cuatro cualidades.

La plegaria “Shema Israel”– (“Escucha, O Israel”) se convierte en la principal plegaria de Israel. No existe nada excepto eso. Todas las otras plegarias son como adiciones, expansiones para varios casos especiales.
[190102]
De Kabtv “Secretos del libro eterno” 30/mar/16

Material relacionado:
Levitas, sacerdotes y la corrección de los deseos
Una nueva vida #531 – La oración de muchos
No deseo, no oración

¿Quién ganará la elección, Trump o Hillary?

Dr. Michael LaitmanComentario: El candidato presidencial Donald Trump declaró públicamente que reconocerá a Jerusalén como la capital de Israel y que si es elegido, está dispuesto a mudar la embajada americana a Jerusalén. Por otra parte, el candidato demócrata Bernie Sanders, que es judío, quería pasar una legislación con respecto al “final de la ocupación y de los asentamientos ilegales en Judea y Samaría”.

Respuesta: No hay antisemitas más grandes que los mismos judíos.

Pregunta:¿Trump confía en el apoyo del lobby judío?

Respuesta: Si todos los círculos conservadores que hicieron de América la América que solía ser en el pasado, y los judíos que tienen posiciones elevadas y de influencia, apoyan a Trump, seguramente ganará y serán capaces de restaurar algo de la grandeza americana del pasado. De otra manera, será su fin.

Pregunta: ¿Usted piensa que Trump siente eso?

Respuesta: Él no es el único que siente eso. Ahora con las elecciones que vienen todo se está acelerando, está siendo revelado y renovado, y puede golpear tan duro que Trump podría ciertamente ser elegido.

Comentario: Asombroso, es increíble.

Respuesta: Es en realidad increíble. Incluso los americanos con los que he hablado tienen miedo de votar por él. Es un hombre con mucha determinación. No tengo duda que Trump es mejor para Israel que la Sra. Clinton, que en su puesto actual parece ser incluso peor que Obama. Continuará con la política de Obama hasta el fin, ¡sin avergonzarse y sin ocultarse! Ella es cristiana, blanca, y su hija está casada con un judío, y entonces siente que puede hablar en contra de Israel. Por lo tanto, si es posible no debe ser elegida. No creo que el hecho de que Sanders se le una esté en su favor. Él está hasta ahora en el lado izquierdo del mapa y sus políticas son tan diferentes de las de Trump que cuando Clinton acuda a sus votantes con la ideología de Sanders parecerá muy parcial, pero todos apuestan a su propio electorado.

¿Es bueno para los judíos? Sólo puedo decir que en ambos casos será malo para los judíos si ellos son malos y bueno para ellos si son buenos. La única diferencia es que será mucho más difícil con Hillary entrar al liderazgo del sistema de forma correcta, mientras que con Trump será más fácil. Tenemos que darnos cuenta que eventualmente todo depende de nosotros los judíos ¿Qué debemos hacer para poder influir en el liderazgo superior de una forma buena y positiva? En realidad son los judíos los que eligen al presidente de USA tanto física como espiritualmente y no los otros millones de personas. Ellos no hacen nada en el mundo.

De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá las masas de las naciones del mundo dependen de algunos millones de personas que aspiran a la meta de la creación. Ellos son los únicos que tienen una libertad de elección relativa, cada uno en su propio nivel, y sólo ellos determinarán cómo avanzará el mundo. En realidad ellos son los que pueden inclinar la balanza para que el mundo avance de una buena manera.

Comentario: Pero aun así, las personas que escuchan esas declaraciones asertivas pueden pensar: “¡Qué clase de orgullo es este!”

Respuesta: ¡Esto no es orgullo! Las masas mismas acusan a Israel de manejar el mundo, ¡que han tomado el control de todo y que son cosmopolitas! ¡Ellos manejan el mundo a través de sus bancos y a través de otros canales!

Yo, por otra parte, digo que es mucho más elevado, ¡mira hacia arriba y mira dónde estamos! ¡No estamos sentados en los bancos o en comunidades secretas, en las cámaras de las logias masónicas u otros lugares! Todo eso son tonterías. Estamos sentados mucho más alto que eso. Esperemos que nuestra influencia en el nivel más elevado de liderazgo haga el trabajo, y el mundo sentirá como da un giro hacia el bien. Esta es la única elección que tenemos para que cambiemos el método de liderazgo, para que afectemos al mundo. Es más, cualquiera que lo quiera podrá unirse a nosotros y afectar el sistema de liderazgo superior ¡Y no Hillary, o Trump, nadie, sólo nosotros! ¿Quiénes somos? ¡Todos aquellos que sólo desean!
[190126]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 3/jul/16

Material relacionado:
“Si Trump gana, me voy”
¿Quién es mejor para la presidencia de Estados Unidos?
Barack Obama está a favor de la conversión de Estados Unidos al islam

Una nueva vida #740- Bendiciones matutinas

Dr. Michael Laitman

Una nueva vida #740- Bendiciones matutinas
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

¿Cuál es el origen de todas las bendiciones? Después de todo, ningún libro cayó del cielo. Los cabalistas descubrieron que existe una parte interna más oculta de la naturaleza que nos maneja, el Creador del sistema que opera. Sentir este sistema es llamado día. Alejarse de esta sensación es llamado tarde, y estar desconectado de ella es llamado noche. Regresar a esta es llamado mañana y así en adelante.

Los cabalistas también descubrieron que los eventos desagradables también son a nuestro favor y de aquí es de donde surgen las bendiciones. El corazón de los cabalistas bendice todo por sí solo. Escribieron las bendiciones para otras personas con el fin de guiarlas hacia el Creador, hacia estar en contacto con Él, conectadas con Él. Lavarse las manos, por ejemplo, es una acción que surge de la misma raíz hebrea que tomar. Cuando lavo mis manos, quiero mantenerlas lejos de las acciones egoístas.

Estar en contacto con la fuerza superior significa, que sentimos la presencia del Creador en cada momento de nuestra vida. Los cabalistas nos hablan de lo que debemos hacer con el fin de elevarnos hacia el reconocimiento del Creador. Estamos en realidad dentro de la fuerza superior aún cuando no estamos conscientes de ello, pero debemos estar conscientes de ello y no desapegarnos de Él. Tenemos que llegar a un estado en el cual sentimos cómo el Creador maneja cada pensamiento, cada deseo, a mí manejándome a mí mismo.

En el pasado las personas realizaban los rituales que los cabalistas determinaron con el fin de llegar a la revelación del Creador. La revelación del Creador eleva a una persona por encima del tiempo, movimiento y lugar. Cuando una persona descubre al Creador se conecta a la eternidad y a la plenitud, y el significado interno de las bendiciones recitadas al levantarse en la mañana están destinadas a ayudarnos a apresurar la revelación del Creador en la práctica.
[189403]
De Kabtv “Una nueva vida #740- Bendiciones matutinas”, 5/jul/16
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Congreso de St. Petersburgo, Día tres – 31/jul/16

Congreso de St. Petersburgo, “Tormentos de amor en el camino de Ajishena“, lección 7
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Congreso de St. Petersburgo, “Difusión como una mayor fuerza para ayudar a avanzar en” Ajishena, “lección 8
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora