entradas en 'Movimiento “Garantia Mutua”' categoría

Cómo reunir una humanidad perfecta

Dr. Michael Laitman4Toda la humanidad la humanidad está dividida en una parte interna y una externa. Con el fin de traer a la criatura a un estado de perfección por una parte, necesitamos que la criatura sea completamente independiente, separada del Creador, pero por otro lado, ser independiente permite a la criatura cambiar y llegar a ser como el Creador. Es decir, la criatura debe alcanzar las principales cualidades del Creador para que pueda averiguar qué le pertenece a ella y que le pertenece al otro, ya que nada más existe aparte del Creador y la criatura. Esta debe absorber las cualidades del Creador, entender qué es importante, clasificar y seleccionar las cosas usando el libre albedrío no la fuerza, y alcanzar un estado donde cambie sus propios atributos egoístas, los atributos de recepción por los atributos del Creador, la cualidad de otorgamiento. En este caso alcanza la igualdad y similitud con el Creador, y asciende al nivel de eternidad y perfección.

Esto se alcanza al dividir un gran deseo en muchos deseos pequeños, como una imagen de cartón en un rompecabezas que está cortado en piezas. Estas piezas representan partes de una criatura cuyas piezas están distantes las unas de las otras y no sienten ninguna conexión; es por esto que cada pieza evalúa y percibe su propio estado, su propia vida, separada de todas las demás. Esta percepción de una vida privada existe en cada uno de nosotros. Hay muchas otras personas a nuestro alrededor, otros elementos de esta imagen común, que no percibimos debido a nuestra falta de conexión entre nosotros, y es por esto que no percibimos el verdadero universo, su enorme y completa vida.

Por ejemplo, si dividiéramos el cuerpo humano en una multitud de piezas, que existían de forma separada, entonces cada pieza existiría en el nivel vegetativo percibiendo solo su propio consumo de elementos benéficos y la liberación de sus elementos innecesarios. Pero estas partes se conectan y empiezan a interactuar entre sí como un todo colectivo, llegan a ser la naturaleza animada en lugar de la naturaleza vegetativa; se elevan al siguiente estado, nivel, y perciben el movimiento de todas las partes. Así, la conexión de cada órgano con los demás provee a cada uno de la percepción de la existencia del nivel animal.

En otras palabras, la existencia de los elementos separados es la característica del nivel vegetativo de la naturaleza. Pero cuando se conectan y trabajan juntos en armonía, apoyándose los unos a los otros, y cuando cada parte se preocupa de conectarse con los demás, entendiendo sus necesidades, proveyéndoles con los elementos, funciones y alimentación comunes necesarias para una existencia mutua, entonces perciben su armonía colectiva y alcanzan su interacción compartida en el siguiente nivel de existencia – el nivel animal.

Y es lo mismo en nuestro nivel. Cuando cada uno existe por su cuenta, entonces nuestro organismo existe como un cuerpo animal; no pensamos sobre la forma en que existe. Pero cuando sentimos la necesidad de conectarnos en un solo sistema, cuando nos apoyamos los unos a los otros, nos preocupamos de tener armonía entre nosotros, cuando cada persona piensa en ayudar a los demás en un sistema de apoyo mutuo para que nuestro cuerpo, la comunidad, exista en armonía, entonces empezamos a percibir la vida armoniosa en este cuerpo, el siguiente nivel del universo llamado Adam (Hombre). Y este nivelde existencia nos da la percepción de la fuerza superior de la naturaleza, su siguiente nivel, y la siguiente dimensión.

Es por eso que la naturaleza nos está empujando hacia adelante; sin embargo, nos hemos desarrollado gradualmente. Una vez fuimos minerales, luego empezamos a completarnos los unos a los otros a través de la conexión, al agrupartnos de acuerdo a las características especiales. Empezamos a hacer ciertas conexiones, las cuales adquirieron nuevas cualidades, y a través de su interacción aparecieron moléculas de vida. En otras palabras, un cierto sistema de apoyo mutuo operó en ellas que ya contenía un cierto programa de su desarrollo, y así la naturaleza vegetativa se desarrolló desde la naturaleza inanimada.

Luego, la naturaleza animal se desarrolló de la naturaleza vegetativa en el siguiente nivel de conexión. Y en nuestro tiempo, la naturaleza animal ahora se está conectando en el nivel social en una nueva cualidad, y cuando nos conectamos apropiadamente, entonces el siguiente nivel, el nivel humano aparecerá de nosotros.

La naturaleza nos presiona fuertemente, cuandoquiera nos empuja para desarrollarnos. Constantemente experimentamos grandes problemas, presión y estamos obligados a buscar una solución para evitar de alguna manera el sufrimiento, y esto nos fuerza a desarrollarnos. Como la evolución continua, estamos alcanzando nuestro siguiente estado, el cual está causándonos sufrimiento, sin dejarnos permanecer en nuestro estado actual, y es por esto que debemos abandonarlo.

Esta vez, nuestro siguiente estado nacerá no solo bajo la presión de la fuerza de la fuerza de la naturaleza que nos conduce desde atrás, sino también por la necesidad de que entendamos lo que está sucediendo. No estamos siendo empujados inconscientemente hacia nuestro siguiente estado como en nuestros estados previos de desarrollo. Hoy en día debemos elegirlo y llegar a este conscientemente. En otras palabras, debemos evaluar nuestro estado presente, entender que la naturaleza nos está ofreciendo un estado perfecto, y tratar de crearlo por nuestra propia cuenta. La naturaleza no nos está dando esta meta, empujándonos en la dirección correcta como lo hacía en nuestras etapas previas de desarrollo porque ahora debemos alcanzar el siguiente estado conscientemente. Necesitamos desarrollar un herramienta conceptual; se requiere que prefiramos el siguiente estado de nuestro desarrollo con el entendimiento de por qué debemos llegar a este.

Nuestro egoísmo nos empujaba a desarrollarnos en nuestras etapas previas; no nos resistíamos al siguiente nivel, era deseado. La naturaleza nos mostraba que el siguiente estado era un mejor estado, y nosotros nos esforzábamos hacia este; construimos nuestras sociedades, creamos revoluciones, desarrollamos tecnologías, y debido a esto hemos alcanzado nuestro estado presente a través de miles de años de desarrollo. Pero hoy en día, hay dos fuerzas opuestas que nos desarrollan: Una es la fuerza del desarrollo, que nos empuja a través de la motivación; no queremos permanecer en el mismo lugar, pero surge una contradicción, no tenemos el deseo de desarrollarnos en la dirección que la naturaleza propone.

Esta propone que deberíamos desarrollarnos en una dirección opuesta a nuestro estado presente, nuestro egoísmo actual. Nos está mostrando que debemos conectarnos juntos con absoluto cuidado los unos por los otros, y absoluta conexión, una composición mutua, y crear una imagen, un esquema, un sistema donde todos piensen en los demás, apoyen la homeostasis común dentro de este sistema, para que este exista armoniosamente como nuestro cuerpo animal.

Pero en nuestro cuerpo animal, los elementos y los órganos se han reunido de esta manera y operan automáticamente. Y nosotros debemos juntarnos en contra de nuestro egoísmo. En otras palabras, hay fuerzas egoístas que se manifiestan de distintas formas, y cualidades entre nosotros que están creciendo constantemente y nos alejan. Y nosotros debemos usar estas fuerzas egoístas para construir nuestra adición precisamente contra ellas, poner nuestro plus donde hay un menos con el fin de tener una entrada propia de negativo y positivo, piezas cóncavas y convexas, y hacer una imagen común.

Esto es muy difícil porque cada uno de nosotros debe actuar en contra de su egoísmo. Necesito entender que el egoísmo en mí es cóncavo o convexo, que cuando tomo de otro sin dale, esto crea piezas cóncavas o convexas fuera de nuestras formas, como las piezas de un rompecabezas que pueden ponerse juntas. Debo arreglar para mi egoísta, positivo (dar) y negativo (recibir), impulsos y posibilidades de conectarme armoniosamente con las cualidades egoístas, positivas y negativas y los movimientos de los demás.

Y si cada uno toma al otro en consideración, luego añadiremos y crearemos mutuamente una imagen continua común de nuestro nuevo estado. Este es un trabajo muy difícil. En el proceso de este trabajo debemos entender claramente quienes somos, las fuerzas que operan en nosotros, la localización de nuestras piezas cóncavas y convexas, los deseos y cualidades que existen en nosotros, debemos entender completamente toda nuestra naturaleza.

Además, también necesitamos entender la naturaleza de todos los otros elementos de la creación, no solo con los que estoy en contacto, como en mi rompecabezas donde solo me conecto con mis vecinos.

Resulta que cuando cuando todos nos conectamos, entonces creamos una cierta imagen dimensional donde todos se conectan absolutamente entre sí. En otras palabras, no somos solo una imagen plana; somos una imagen dimensional; cada uno de nosotros tienen un número enorme de dimensiones, y cada uno debe conectarse con absolutamente todos los demás en estas dimensiones.

Es un sistema holográfico muy complicado y complejo en el que realmente cada uno examina su naturaleza, la naturaleza de todos los demás, y su naturaleza en relación con todos los demás; solo entonces empiezan a conectarse a los demás apropiadamente. Terminaremos interconectamos en todas las proyecciones y planes, justo como un holograma; todos adquieren la cualidad de toda la imagen al final. Alcanzamos perfección de esta manera, cada uno de nosotros y todos juntos. Debemos llegar a esto.

Este es un desarrollo especial; ningún ejemplo de esto existió en el pasado. Debemos aprender, alcanzar, sentir y planificar todo, ver nuestros errores, analizar y cada uno de nuestros movimientos, y compararlos con lo que existe en la naturaleza. Y de esta forma nos corregimos y encajamos en esta imagen mutua.

Es más, cuando en realidad examinamos la naturaleza y la forma en que debemos coincidirlo, en realidad examinamos al Creador porque nuestra naturaleza combinada es el Creador. A través de los errores que cometemos mientras nos empatamos con los demás y el Creador, ocurre un fenómeno interesante. Mientras tratamos de conectarnos, nos comparamos a nosotros mismos con Él y nos conectamos con Él simultáneamente – una conexión simultánea entre nosotros y el Creador. De esta forma alcanzamos el estado llamado unidad, el estado que debemos alcanzar.

Nuestro desarrollo social corpóreo nos ha traído a este punto presente; vemos que necesitamos seriamente empezar a alcanzar esto. Nuestra crisis global nos está empujando hacia esto y está empezando a mostrarnos esta imagen rota. No lo entendemos todavía, pero sentimos que debemos empezar correspondientemente uno al otro dentro de este. No podemos seguir existiendo como un elemento separado de este rompecabezas o tratar de alguna manera egoístamente conectarnos con los demás; esto ya no ayudará. Es necesario encontrar ciertas conexiones, las apropiadas.

Pero somos incapaces de construir las propias conexiones entre nosotros porque solo sabemos cómo consumir o usarnos entré egoístamente tanto como podamos. Ni siquiera recibimos todo de los demás, o damos a los demás con el fin de recibir de ellos de retorno; la recepción siempre ha sido nuestro objetivo, nuestra meta. Siempre hemos hecho cosas para beneficiarnos al recibir más de lo que estamos dispuestos a dar. Esto es lo que nos da la energía para movernos.

Y ahora no tenemos la fuerza para movernos porque no podemos siquiera imaginar lo que ganaríamos al conectarnos con los demás con el fin de alcanzar la armonía mutua. Y es por esto que nuestra naturaleza egoísta no nos da ninguna energía para hacer este movimiento. Resulta que cuandoquiera que haga un movimiento hoy en día, cuandoquiera que haga algo, lo hago solo por mi egoísmo; en otras palabras, me muevo en la dirección equivocada. Entonces ¿Cómo podemos movernos correctamente?

Un grupo nos ayuda a aprender a movernos correctamente. Un grupo puede ser diez, cientos o incluso miles de personas como nosotros que se juntan con este objetivo: encontrar un forma propia de conexión, encontrar la fuerza superior, el Creador dentro de esta forma propia de conexión, dentro de nuestra conexión con los demás. El Creador ayudará, nos dará energía para formar las conexiones altruistas, para entender cómo conectarnos juntos dentro de esta enorme imagen que consiste de siete billones de seres egoístas separados, para saber cómo actuar en general, encontrar aquellos que están más cerca o más distantes, pero conectarnos con todos al final.

Es la primera vez que la humanidad está enfrentando tal trabajo interesante, difícil y crativo. Y la sabiduría de la Cabalá ha llegado a revelarse precisamente por esta razón. Sin esta no podemos siquiera imaginar cómo podríamos acercarnos a este problema. Espero que la humanidad evite el sufrimiento y avance sin un”palo afilado” sin evocar golpes severos que vienen por atrás en la forma de grandes sufrimientos, guerras, enfermedades, problemas geológicos, problemas ecológicos y otros tantos problemas que obligan a las personas entender la “razón” que necesitan para identificar la imagen apropiada, el programa, el plan en este modelo, y entonces seremos capaces de movernos de acuerdo a este plan.

Es similar a juntar un rompecabezas. Cuando vemos las piezas de un rompecabezas separadas sin mirar toda la imagen, entonces no sabemos cómo juntarlo. ¿Dónde van las piezas?Es por esto que necesitamos ver toda la imagen primero con el fin de juntarla.

Es necesario identificar al Creador con el fin de ver el cuadro entero. El Creador es el plan colectivo de la naturaleza, la meta común, su mente, dinámicas, cualidad y movimiento. Cuando empezamos a ver toda la imagen representada en la caja del rompecabezas, entonces descubrimos el método de la conexión con los demás. Revelamos el orden de la conexión, la fuerza para conectarnos y llegar a acercarnos los unos a los otros dentro de esta imagen; empezamos a juntar las piezas, las piezas cóncavas y convexas de forma que nos permita conectar de forma apropiada, conectar altruistamente basados en la combinación correcta, el equilibrio y la unidad entre estas, en lugar de conectar de una forma egoísta opuesta.

La conexión apropiada entre nosotros es llamada la garantía mutua; es cuando convergemos las fuerzas necesarias mutuamente, las cuales deben atraernos entre sí y no alejarnos en lugar de nuestro egoísmo. Debemos revelar esta acción que se oculta en el manual que está dentro de nuestra caja del rompecabezas.

Es por esto que la Toráh es llamada un manual, que viene de la palabra “Orah”. La Toráh es nuestro manual de la composición mutua apropiada, la cual debemos ahora realizar entre nosotros.

Naturalemnete, hay un cierto orden en este acto de ensamblar todo el esquema que consiste de siete billones de piezas. ¿Por dónde empezamos? Es por esto que Baal HaSulam dice que todo está dividido en interno y externo. Primero necesitamos ver las piezas internas.

Las piezas internas son aquellos amigos miembros de nuestro grupo de todos los países y continentes que están experimentando este movimiento, quizá estén incluso inconscientemente, si deseo.

Ellos están pensando en entrar a este nuevo estado en el siguiente nivel, elevándose del nivel animal al nivel “humano”, pero ellos tal vez no se dan cuenta de que para esto necesitan trabajar en contra del egoísmo.

Ellos hablan de la conexión, pero todavía son incapaces de imaginarse cómo en realidad podemos conectarnos. En general, tenemos estos problemas delante de nosotros, y debemos gradualmente resolverlos entre nosotros. Y por su puesto la solución está en la conexión y el darnos cuenta de que nuestra conexión está solo en el fundamento, la base para todos los otros miembros y partes de esta imagen; las piezas de todo el rompecabezas se juntan a nosotros.

Y resulta que esta parte interna que representamos es la parte principal del cerebro. Cuando se junta a sí mismo, todas las cuerdas de control, el incentivo, las explicaciones y la revelación de todas las otras partes vienen de este. Y entonces empiezan a entender, desarrollarse, acercarse a nosotros y a unirse junto con nosotros. Como un imán, empezamos a atraerlos a la medida que somos capaces de conectarnos entre nosotros.

Todos continuarán juntándose estrechamente en círculos más grandes, más altos y con una combinación magnífica, lo cual al final revela la perfección de la criatura. Ya que gradualmente revelamos esta perfección en los 125 grados de acciones consecutivas, revelaremos una manifestación mayor de este plan, esta fuerza llamada el “Creador” que existe dentro de este, y mueve todo hacia adelante.

Esta fuerza surge gradualmente. Veremos toda nuestra historia: cómo aparecimos inicialmente de una pequeña fuerza de Luz que creó el nivel inanimado de vida.

El nivel inanimado empezó a desarrollarse en el nivel vegetativo y y el nivel animal de vida, y hoy en día con nuestra consciencia y nuestra participación consciente, se está transformando en el nivel “humano” de desarrollo. La Sabiduría de la Cabalá fue oculta a lo largo de todo este tiempo entonces no tendríamos la oportunidad de conectarnos o nos habríamos asemejado a esta imagen de forma egoísta, incorrecta, de una forma equivocada, y nos habría convertido en monstros horribles. Esta es la razón por la que la Cabalá estuvo oculta.

Se está revelando específicamente hoy en día porque ahora el tiempo ha llegado. Vemos que no podemos continuar permaneciendo en nuestro nivel, nuestro grado, en nuestro estado actual; las fuerzas de la naturaleza, como siempre, están empezando a empujarnos desde atrás en una dirección desconocida hacia nuestro siguiente estado de percepción y entendimiento. Espero que lo controlemos y al mismo tiempo mostremos el camino a los demás quienes gradualmente se acercan a nosotros y se unen a nosotros.

Nuestro estado preliminar en el que existimos es llamado “Una sierva que es heredera de su ama”. En otras palabras, es un estado egoísta lleno de rechazos, desacuerdos y contradicciones, pero es muy necesario porque somos capaces de cambiar nuestro egoísmo a través de sus manifestaciones. Cambiamos las piezas cóncavas por las convexas y las convexas por las cóncavas, y así, gradualmente examinamos y cambiamos nuestra naturaleza egoísta a una naturaleza altruista dentro de nosotros, dentro de todos nuestros deseos, impulsos, pensamientos y cualidades. De esta forma creamos por nosotros mismos el siguiente nivel y alcanzamos el plan del Creador en toda su profundidad y capacidad – lo alcanzamos a Él.

Al participar juntos, podemos alcanzar esto muy rápidamente porque el siguiente nivel que alcanzamos conscientemente pasará muy rápido. Cuando los niveles del inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza deben cambiar por sí mismos, luego estos operan bajo el estímulo y la fuerza poderosa de la naturaleza, y los cambios son muy lentos y obligados. Podemos ver que el nivel inanimado de la naturaleza tomó billones de años para desarrollarse, el nivel vegetativo tomó cientos de millos de años y el nivel animal tomo cientos de miles de años y a lo que nos referimos hoy en día como el “humano” ha existido en este estado animal cerca de cinco mil años.

Es por esto que lo que estamos experimentando hoy en día es la contracción del tiempo de los estados del inanimado, vegetativo, animado y humano. Vemos que el tiempo se acelera de día en día. Por esta razón, tan pronto como empecemos a trabajar correctamente en nuestra propia conexión, entonces veremos y realizaremos una gran cantidad de acciones en esto cada segundo. Y seremos capaces de alcanzar toda esta enorme estructura unificada literalmente en unos pocos próximos años. Entonces, estamos enfrentando un tiempo interesante e intenso, y este es el más grande y el mejor que podría ser.

Debemos valorar el hecho de que estamos en un estado en que podemos hablar de esto; entendemos dónde estamos, en qué consiste nuestra misión, que debemos tratar de llevar a cabo este programa para corregirnos, y ayudar a los demás a hacer lo mismo. Esta es nuestra motivación hoy en día, pero este no nos empuja dolorosamente por detrás, obligándonos como animales, este es un incentivo que nos dirige hacia adelante a construir nuestro siguiente estado maravilloso.

Está escrito en El Zohar que Rabbi Shimón lloró porque quería dar al pueblo todo lo que había preparado, pero no pudo porque ellos eran como una fruta que todavía no está madura.

En otras palabras, la humanidad se habría unido de forma incorrecta, y entonces no habrían sido capaces de “salir por sí mismos” de esto.

Es por esto que este libro fue escrito en una forma “oculta” especial y ocultado. Fue revelado gradualmente sobre el curso de muchos siglos hasta que finalmente llegó a revelarse a nosotros en nuestro tiempo a través del “Comentario Sulam”. Sólo hoy en día en realidad estamos empezando a hablar de su uso apropiado.

Espero que en realidad lleguemos a esta realización y experimentemos todas las ventajas de este método, esta guía llamada “Toráh” (“Guía” – “Oráh”), o la Luz que existe en esta, la revelación del Creador que ocurre dentro de nosotros cuando usamos el grupo y lo que los Cabalistas han escrito para nosotros correctamente. De forma esencial, sus libros nos hablan de la conexión apropiada entre nosotros y cómo el Creador llega a revelarse dentro de esta conexión.

Por una parte ellos hablan sobre la corrección de los deseos, la tan llamada, conexión apropiada entre nosotros, y por otra parte, sobre la forma en que la vida empieza a manifestarse en su estado corregido apropiado. Primero la conexión en el ni el inanimado es pequeño hasta que aparece el movimiento vegetativo, luego las conexiones animales y finalmente las conexiones humanas. Todo depende de la calidad y la cantidad de las conexiones entre estos elementos egoístas separados en un sistema altruista común.

Nosotros estudiamos todas estas acciones y grados en la Cabalá. Cada uno de los 125 grados representa la máxima unidad de acuerdo a su grado; las diez Sefirot es la conexión completa entre ellas, la síntesis apropiada de cada parte separada y la Luz que se manifiesta en este estado, la esencia del Creador, Su programa, la fuerza común de vida. Las partes individuales pueden existir de forma separada como en nuestro cuerpo, pero cuando se conectan, forman un solo organismo.

Pero no es solo un animal u organismo porque la percepción de la vida se manifiesta dentro de este, y luego de pronto, el porpósito de la vida, ciertas acciones y cierto mundo interno y externo es pecibido. ¿Por qué ocurre esto? Esto sucede porque todo el cuerpo está trabajando en unidad.

Y una vez que juntamos la parte interna de este enorme rompecabezas seremos capaces de empezar a añadir las piezas externas a este ya que esta única criatura consiste del inanimado – la parte más externa, el vegetativo – la parte interna, el animado – la parte un poco más interna y el humano – la parte completamente más interna. Nosotros representamos la parte más interna. En otras palabras, todos aquellos que tienen una aspiración independiente por alcanzar el propósito de la creación representan la parte interna. Y todos los demás siguen los círculos que se derivan de nosotros: el animado, vegetativo e inanimado.

 (55146)

Los cabalistas acerca de la nación de Israel y las naciones del mundo, parte 7

La misión del pueblo de Israel

Cuando los hijos de Israel encuentren la perfección, las fuentes de inteligencia y conocimiento fluirán más allá de las fronteras de Israel y abrevarán a todas las naciones del mundo, como está escrito (Isaías 11), “porque la tierra será llena del conocimiento del Señor”, y como está escrito, “y vendrá al Señor y a Su bondad”.

Baal HaSulam, “Introducción al Libro Panim Meirot uMasbirot“: ítem 4

Además, está sobre la nación de Israel el cualificarse a sí misma y a todos los pueblos del mundo por medio de la Torá y las Mitzvot, desarrollarse hasta que tome sobre sí misma ese trabajo sublime del amor por los demás, que es la escalera para el propósito de la Creación, lo cual es Dvekut con Él.

Baal HaSulam, “Arvut” (Garantía mutua), ítem 20

…La nación de Israel construyo como una especie de puerta de entrada por medio de la cual las chispas de pureza pudieran brillar sobre la totalidad de la raza humana en el mundo entero. Y estas chispas se multiplican todos los días, como aquel que le da al tesorero, hasta que son llenados suficientemente, es decir, hasta que ellos se desarrollen de tal manera que puedan entender la placidez y tranquilidad que hay en el núcleo del amor por los demás. Para entonces ellos sabrán cómo cambiar el balance hacia lo correcto, y se sitúen bajo Su carga, y la balanza de pecados sea erradicada del mundo.

Baal HaSulam, “Arvut” (Garantía mutua), ítem 24

(109725) 

Material Relacionado:
El destino del mundo cuando un sirviente está en el poder
El rol de Israel en el mundo
Lectura introductoria: La garantía mutua

Huyendo a la fuerza

Dr. Michael LaitmanRabash, Shlavei HaSulam, artículo 19: “Ven a Faraón – 1”: Y por eso se nos dice: “Ven a Faraón”, es decir que vamos a ir juntos, que Yo también iré contigo, para cambiarles la naturaleza y querer que ustedes sólo Me pidan a mí que les ayude a cambiar su naturaleza y para convertirla del deseo de recibir al deseo de otorgar.

Este es un momento muy importante, el que nosotros no podemos hacer nada por nosotros mismos. Primero pedimos algo global y confiamos en nosotros mismos en todos los demás aspectos, esperando de manejarlos por nosotros mismos y dejarle al Creador sólo “Su parte”. Pero cuanto más avanzamos en la escalera o hacia el éxodo de Egipto, ante el ascenso al primer nivel, vemos más claramente que somos débiles y que no podemos hacer nada bien, ni siquiera una sola acción, ni un pensamiento o una intención. En realidad, yo me debilito a lo largo del camino, y así se nos dice: “Y los hijos de Israel gimieron a causa de la servidumbre, y clamaron”.

Pero entonces se nos dice, “y su clamor se elevó hasta Dios”. Es entonces que tenemos una oportunidad de orar, de pedir, de exigir. Hacia esto nos dirigimos.

De acuerdo a mi avance, yo crezco más débil y mi oración, mi petición de ayuda, crece hasta llegar a un estado en el que no puedo hacer nada, la oscuridad y la impotencia se apoderan de mí y al mismo tiempo yo alcanzo una petición completa. Hasta entonces, las cosas no se mueven.

Así que está claro que yo no puedo arreglármelas sin el apoyo del grupo, sin la garantía mutua de los amigos. Siento que estoy cayendo cada vez más: yo pierdo mis fuerzas, la meta palidece y ésta no me atrae hacia adelante, mi motivación desaparece y crece ante mis ojos la inclinación al mal, mientras que el punto en el corazón desciende y no queda nada. El buen Faraón se vuelve gradualmente malo y vicioso hasta tal punto que parece que no hay manera de que yo pueda ser libre de su dominio. Entonces, ¿dónde puedo encontrar el deseo, la atracción para continuar, si no es del grupo?

En términos generales, yo alcanzo un estado de desesperanza y separación máxima (Δ) entre el estado actual y el estado deseado. Aun así me niego a retirarme, yo tengo que salir a la Luz

(103991)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/31/13, Escritos de Rabash

Material relacionado:
NO hundas a los demás hoy para que ellos no te ahoguen mañana
No dejes de pedir
Evitar la “caída” de los amigos

La parte instructiva del mundo

Dr. Michael LaitmanNunca se nos revela de antemano lo que tenemos que hacer y cómo hacerlo. El Creador está oculto, Su sistema está oculto, y a mí se me han dado diversos medios con los cuales puedo tratar de recrear el sistema dentro de mí. Sólo se me dio cierta parte del sistema del Creador como un ejemplo y se me pidió crearlo por mí mismo. Entonces descubro que tengo exactamente los atributos opuestos con respecto a las propiedades que tengo que crear. ¡Pero esto también es ayuda, dado que se me muestra exactamente lo opuesto! Yo tengo que encontrar esto que es opuesto, entenderlo y sentirlo, y a partir de la propiedad opuesta, adivinar el atributo correcto.

Esto significa que así aprendo por qué estoy corrupto y por qué tengo que concordar con lo contrario a pesar de mi reticencia. Con el fin de hacer esto, yo tengo que anularme, reducir mi importancia y aumentar la importancia del Creador. Yo estoy en una lucha y no estoy de acuerdo con pisotearme a mí mismo.

Por ejemplo, hay personas a las cuales odio mucho, que me han causado demasiados problemas, que no quieren ver y que encienden la ira en mí cuando las veo. Ahora tengo que desarrollar una actitud diferente hacia ellas, la actitud opuesta. Yo comienzo a descubrir que mis intenciones son opuestas a las intenciones que me presentan como deseable.

Soy llevado al grupo y se me ha dicho que me conecte con ellas y que las ame. Si empiezo a amarlas, yo corregiré mi percepción y mis sentidos y me calibré con la sensación y la revelación del Creador. Puedo sentirlo a Él en mis amigos, en esta relación corregida que yo creo. En vez de los amigos, sentirá al Creador. No hay amigos; sólo existe el Creador.

Todo esto ocurre gracias al hecho de que he roto mi ego y lo he invertido, lo he volteado al revés, al cambiar mi actitud hacia mis enemigos desde el odio hacia el amor, del rechazo a la conexión. Pero yo hago todo eso con el fin de construir un sistema de compatibilidad con la fuerza superior. Al desarrollar y aumentar la importancia del Creador para darle contento a Él sin ninguna conexión conmigo, yo le traigo contento de tal manera que Él ni siquiera me ve, de la misma manera que yo no lo veo ahora. Él no siente que esto provenga de mí, así como yo no siento que todo viene de Él. Es como si Él, como si, me ignorara, al igual que yo lo omito ahora debido al ocultamiento y con ello Él me permite sentir que yo mismo realmente soy quien se oculta. Estoy dispuesto a que Él me ignore y a que Él no sepa nada de mí, puesto que entonces mi otorgamiento, mi actitud hacia Él será como Su actitud hacia mí, acorde con la forma en que me parece ahora.

Por medio de todo esto nosotros aprendemos la actitud correcta hacia el Creador por encima de nuestro deseo corrupto. Esto significa que corregimos nuestro deseo y nuestra actitud y con ello alcanzamos el otorgamiento. Es decir que nosotros debemos desarrollar la sensación de la importancia del Creador para conectarnos con Él.

(98652)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/23/13, Escritos de Rabash

Material relacionado:
El ocultamiento no está en el Creador, está en nosotros
Que hay tras la cortina
Del odio al amor no hay más que un solo paso

No menosprecies al amigo

Pregunta: ¿Por qué mientras más le das a una persona lo que se supone que él pase a alguien más, se lo queda para sí mismo y no desea dárselo a un tercero? Supongamos que una persona me pidió ayuda. Para mí, no es gran cosa, y no recibo ningún beneficio material de ello. Le doy una mano porque siento que me estoy elevando espiritualmente. Pero quiero que la persona sea mejor.

Respuesta: No entiendo por qué demandarías esto. Nosotros no lo hacemos. Debemos pensar que cuando ayudamos a una persona, estamos dirigiéndonos a la fuerza superior. Nos volvemos similares a ella, es decir que cuando otorgo a otro, obtengo una oportunidad de ser como el Creador, hasta el punto en el que llego a un estado en el que comienzo a sentir que he alcanzado el primer grado de similitud con Él.

Para lograr eso, tengo que aplicar ciertos esfuerzos y realizar ciertas acciones. Estas se acumulan ya que este es un proceso acumulativo. Y mientras lo hago, comienzo a sentir contrastes: quiero, al mismo tiempo no quiero incrementando todo tipo de dudas, crítica, etc. Pero si me muevo hacia adelante de la forma correcta y entiendo que todo esto es para mejorar la calidad de mis esfuerzos para ayudar, para ir hacia el otorgamiento, entonces no exijo nada.

¿Para qué? Si para mí, esta es ya justo la realización de mi deseo. La recompensa es la revelación del Creador, revelarme a mí mismo en un peldaño más elevado. En ese caso, tengo que agradecer a la persona que me da una oportunidad de actuar de esta manera.

Cultivamos esto en el grupo porque de este puedo obtener la fuerza para operar de manera que pueda obtener la respuesta correcta. Incluso si más tarde comienzo a odiar a esta persona o pensar en él de forma crítica, también es bueno. Hoy me siento de esta manera con respecto a él, mañana, él se siente de esta manera con respecto a mí, etc. Es decir, estamos siendo “cocinados” en las mismas emociones: dar-recibir, recibir-dar.

Pero no debemos ser demandantes ¿Por qué? Él te hizo un favor al ser un objeto gracias al cual te volviste más similar al Creador, tu próximo grado. La única demanda de los amigos es que ellos sigan el código del grupo: llegar, estudiar, limpiar las instalaciones, y hacer diseminación. Ese es otro asunto.

Y con respecto a lo demás, trátalo no cómo una persona que se supone que haga lo que todos decidimos con el fin de soportar nuestra organización, sino como un alma con la que me estoy conectando con el fin de revelar la cualidad mutua de otorgamiento y recepción, con el fin de descubrir el mundo superior. No puedo menospreciar al amigo. Tenemos que entender que todo lo que el Creador nos está mostrando en los amigos, es lo que vemos de Él.
[94952]

(De la Convención de Novosibirsk 7 de diciembre del 2012, Lección 1)

Material Relacionado:

El derecho de servir a los amigos
¿Cómo ayudar a un amigo?
Vuélvete hacia los amigos con una sonrisa

Una solución que ha sido probada a lo largo de la historia

Si queremos alcanzar la paz verdadera, tenemos que dejar que todos sepan que nuestro pueblo tiene que unirse. Sólo esto resolverá nuestro problema. La historia ha probado que, después de todo, una vez existimos sólo gracias a la conexión entre nosotros y a la capacidad de alcanzar la garantía mutua, y gracias a eso nos convertimos en una nación.

El pueblo de Israel no es una nación común que existe debido a que nació y se desarrolló en una zona geográfica determinada. Es un grupo de personas que salieron de Babilonia y decidieron vivir de acuerdo al principio de “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Es sólo gracias a esto que se convirtió en una nación, y este es nuestro fundamento. Si no existiera esta base, no seríamos una nación ni sentiríamos que nos pertenecemos unos a otros. Es sólo el odio que nos rodea lo que nos une y nos encierra como en un saco de nueces. Pero, de hecho, si todo estuviera bien con respecto a nosotros, todos nos dispersaríamos en todas las direcciones.

Por lo tanto, debemos entender que si no fuera por nuestro fundamento, por la conexión general y la ayuda mutua, no seríamos una nación que vive en su estado. El mundo entero nos trata como si hubiera algo temporal en nuestro país, pero esto se debe a que nosotros mismos no nos construimos como nación aquí, ni somos una nación por naturaleza.

Es imposible, por ejemplo, decir que un francés no pertenece a su nación. No importa donde vaya, él sentirá que pertenece a su país. Sin embargo, un judío que se va al extranjero deja de sentir que pertenece a Israel hasta el punto de querer desaparecer entre los extraños y ser como ellos: un francés o un estadounidense.

Hemos perdido la conexión entre nosotros, la garantía mutua, dos mil años atrás. Ahora, después de haber regresado a esta tierra, ¡tenemos que comportarnos como lo hicimos en el pasado y sólo entonces seremos una nación!

Gracias a ello lograremos mucho. Ahora el mundo entero está en un estado crítico, afectado por la crisis general en los diferentes aspectos de la vida. El mundo tampoco está conectado y por ello no puede salir de la crisis global. Ya está claro para todos que debemos unirnos. Todos hablan de ello, comenzando por los primeros ministros hasta los medios de comunicación.

Estamos tan conectados a nivel mundial que no seremos capaces de existir a menos que tengamos buenas relaciones. El mundo entero está en un declive constante y todos están buscando un método que nos permita conectarnos.

Aquí sólo ayudará el método que nuestra nación tiene, el cual solíamos utilizar en el pasado y con el que alcanzamos la conexión. Si lo cumplimos ahora entre nuestra nación y regresamos a la garantía mutua, serviremos como un ejemplo para el mundo entero.

Esto no quiere decir que todas las naciones tengan que conectarse de esa manera; ellas ya están conectadas de forma natural. Pero por medio de ello, seremos un ejemplo para ellas en cuanto a la forma en la que debe unirse el mundo entero. No hay otra solución. Con el fin de superar la crisis global general, debemos unirnos todos en un todo y el pueblo de Israel debe ser un ejemplo para el mundo entero y presentarles a todos el método de conexión.

Hay un método de conexión integral, en el cual estamos trabajando. Esto significa que hay una solución, y lo único que tenemos que hacer es dárselo a la gente y explicarle que este método es nuestra salvación, la salvación no es sólo para la nación de Israel, sino para el mundo entero. Así unimos a la nación, no sólo dentro de las fronteras de Israel, sino que somos un ejemplo para el mundo entero, lo cual es llamado “ser una Luz para las naciones”.

Al hacerlo, veremos cómo el mundo supera la crisis. Reduciremos la tensión y los problemas y resolveremos el conflicto con nuestros vecinos, que también es causado por la falta de la conexión correcta entre todos. El odio hacia nosotros, las fuerzas y la tensión son consecuencia del desequilibrio.
(93701)
De la charla 1 “La solución está en la unidad” del 11/18/12

Material Relacionado:
No tomes un boleto para el barco de los condenados
Convirtiéndonos en los guías para el mundo entero
Somos fuertes cuando estamos juntos y somos débiles cuando estamos separados

El Dulce Jarabe De La Unidad

Pregunta: ¿Si eventualmente todos conocerán la sabiduría de la Cabalá, entonces el movimiento garantía mutua es un medio temporal?

Respuesta: Si, pero no sabemos cuánto tomará. Después de todo, el punto no está en el nombre sino en abordar a las personas de acuerdo a sus deseos. Si mientras tanto, la persona quiere saber cómo tener éxito en su vida material, yo tengo que envolver mi sabiduría en envolturas que sean placenteras y cómodas para ella.

En general se trata de Luces y vasijas, pero para ella esas Luces deben expresarse en buena salud, en la educación de sus hijos, en una vida cómoda, unas vacaciones, etc., entonces yo le explico que es posible alcanzar todo eso mediante la unidad y al darles a otros.

Su esencia es la misma: la corrección de la vasija. No hay otra actividad en este mundo. La pregunta es sólo en qué nivel reconoce esto la persona. Yo mido su nivel exacto de consciencia y siempre le doy la dosis que puede digerir y que entiendo que es para su propio bien, visto las correcciones con “vestiduras” que ella puede aceptar puesto que ella ve que es por su propio bien.

No sugiero que la persona deba renunciar a su comodidad y dedicarse al trabajo duro y al bienestar de otros. Le ofrezco una forma placentera de unirse, que en realidad disfrutará y que además producirá buenos frutos. No le digo a las personas que algo malo puede pasarles, no le asigno una cuota al bienestar; al contrario, juntos usamos medios maravillosos y llegamos a maravillosos resultados.

En correspondencia yo tampoco siento la garantía mutua como una obligación, sino como un apoyo mutuo placentero y preocupación de unos por los otros. Todo es en la forma de un “dulce jarabe”, como el que se le da a los niños. Esas son las mismas correcciones, pero de una manera oculta.

Pregunta: ¿Entonces en qué punto hay un cambio de garantía mutua a Cabalá?

Respuesta: No lo sé. Puede ser en otros 30 o 40 años y puede ser mañana. Ustedes ven como las cosas ahora suceden a un ritmo mucho más rápido.

Pero eso no me importa, yo hago lo que puedo en el momento histórico actual y no más que eso.

Pregunta: ¿Sólo aquellos que estudian Cabalá serán capaces de entender la verdadera razón de los problemas?

Respuesta: Es correcto. Los otros llegarán a ello ya sea por el camino del sufrimiento o a través de nuestra diseminación.

Nosotros no estamos ocultando el papel de la sabiduría de la Cabalá, ¿pero por qué debemos gritar en vano? Dado que las cosas están empeorando, nosotros podemos explicarles a las personas la razón de lo que está sucediendo. Pero, una vez más, no les prometemos que habrá nuevos problemas, sino que les proporcionamos soluciones para los problemas actuales. No le llamamos a esta solución  “la sabiduría de la Cabalá”, sino “unidad” ¿Por qué debemos usar un término que asusta a algunas personas y a otras les resulta repulsivo? Después de todo, no estamos cambiando el significado, sino acercándonos a las personas. No apuntamos hacia ellos con el dedo y los regañamos, ni los asustamos con historias acerca de desastres que se acercan; no condenamos el egoísmo sino que les ofrecemos una idea: “unámonos correctamente y todos nos sentiremos bien”.

Nadie puede objetar esto y así superaremos la falta de respeto, lo principal es comenzar.

Nosotros debemos decirles a las personas lo que quieren oír, debemos hablar para que puedan percibir nuestras ideas e implementarlas en la vida diaria. De otra manera te odiarán; bloquearán la idea y la desaparecerán y la desacreditarán. Por eso se nos dice: “Educa al niño a la manera de él”.
(85015)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/8/12, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material Relacionado:
El nuevo modelo del hombre
Todo es alcanzado mediante la conexión
Responsabilidad mutua: un curso para después de la crisis

¡El objetivo: La unidad integral!

Pregunta: ¿Ahora en qué deberíamos concentrarnos? ¿Hacia dónde deberíamos dirigir nuestros esfuerzos? Me refiero a la diseminación y al trabajo de grupo.

Respuesta: En el trabajo de grupo, nosotros deberíamos dirigir nuestros esfuerzos a nuestros talleres de los domingos.

En los otros días, debe haber al menos algunas clases. Yo veo que hay grupos que estudian seriamente. Una lección, en general, organizada y dirigida hacia la unidad. Prácticamente, el material de todo el curso habla acerca de esto. Incluso en El estudio de las Diez Sefirot se está hablando acerca de la unidad, acerca de la conexión de las almas entre sí. Todo lo que se describe allí es sólo la conexión de las almas en un solo sistema.

Más allá de eso, nosotros hemos comenzado a crear cursos de entrenamiento para conferencistas del movimiento de la “Garantía Mutua“, es decir, profesores para el 99%. Ellos empezarán a ser líderes y organizadores de talleres, mesas redondas, etc. Hoy en día, ya alrededor de 300 personas están listas y se están agregando nuevas personas, está llegando una nueva oleada.

En nuestro país [Israel], hemos llegado a un punto en el que somos invitados como conferencistas y consultores en cuanto a educación en las escuelas, lugares de trabajo, ayuntamientos y en otros lugares.

Yo creo que dentro de unos pocos meses, nosotros llegaremos a un punto en el que los expertos, preparados por nosotros, podrán ser capaces de comenzar a trabajar en varias organizaciones. De todos modos, nosotros estamos acercándonos a un estado en el que ningún negocio podrá funcionar si este no está  internamente reorganizado y las personas no están correctamente conectadas unas con otras, dentro de una comunidad integral. ¡Nada funcionará sin esto!

(79634 – De “Preguntas acerca de los Talleres” del 27 de Mayo del 2012)

Material Relacionado:

La unidad del mundo: ¿virtual o real?
La energía infinita
¿Dónde está el embrague de este sistema?

Acortando la distancia

No podemos imaginar cuan iguales son la distancia entre el Creador y yo y la distancia entre el prójimo y yo. Nosotros llamamos nuestro “prójimo” a alguien que está cerca, mientras que él está a la misma distancia del Creador. ¡A la misma distancia!

Trata de alcanzar al prójimo  no de forma física sino internamente, y descubrirás el mismo abismo. Es por esto que subestimamos lo que se nos ha dado. “Bien, ¿Para qué necesitamos al prójimo? Todo tipo de cifras dan vueltas aquí…”  No podemos imaginar que esta sea absolutamente la indicación precisa de nuestra actitud hacia lo oculto en la naturaleza. Así como el Creador está oculto de mí, de la misma manera mi amigo está oculto de mí.

Imagina, cuánto de este abismo aún no hemos revelado entre nosotros. Todo el tiempo comentamos sobre esto, lo llenamos con algo superficial, pero ni siquiera vemos este enorme abismo negro.

Sin embargo, si trabajas seriamente en el grupo, entonces según la medida de tu trabajo, empiezas a entender que tienes que atacar precisamente este punto; aquí lo revelarás todo. Sólo que no olvides que al trabajar en la relación con los amigos, tú trabajas con la relación con el Creador. El final de la acción debe ser en Él; entonces conseguiremos la Luz superior.

Esta es la diferencia entre el método de la Cabalá y cualquier otro método, ya que cuando alcanzamos el final de la acción, dirigiéndonos hacia la fuerza superior, recibimos la Luz superior que nos cambia. Lo principal es no olvidar que todas nuestras acciones están dirigidas a acercarnos a Él, a su fuerza superior, volvernos similares a esta fuerza, disolvernos en esta, actuar como esta, alcanzar Su nivel, entendimiento, y conectarnos para que toda mi parte interna sea absolutamente igual a ella.

(76025 – De la Convención en Vilna del 25 de Marzo del 2012, Lección 5)

Material Relacionado:

El mundo a través de los anteojos de la garantía mutua

El ocultamiento nos hace humanos
Los bloques para construir la realidad espiritual

La responsabilidad mutua en los Estados Unidos

Las ideas de la responsabilidad mutua y del método de formación y educación integral, están expandiéndose y difundiéndose en los EE.UU. Las personas se vuelven parte de nuestro sistema de difusión y permanecen con nosotros. Se han realizado dieciséis seminarios virtuales sobre la unidad integral.

Se llevaron a cabo campañas exitosas de difusión de los materiales explicativos en siete ciudades, incluyendo Washington DC y San Luis. Nuevas personas se suman a los seminarios todo el tiempo.


Material Relacionado:

Estados Unidos descubre el significado de la vida
Poster del libro “from chaos to harmony” (del caos a la armonía)
Esfuerzos continuos de diseminación en México