entradas en '' categoría

Todo se compra y se vende

559Pregunta: ¿Debemos entender que en esta vida somos comprados y vendidos?

Respuesta: No todos, por supuesto. Sin embargo, sucede, sí.

Pregunta: Estamos indignados, pero somos comprados y vendidos ¿por qué?

Respuesta: Porque no somos conscientes de que vendemos y compramos, pero queremos vender y comprar todo en este mundo.

Pregunta: ¿Qué queremos vender?

Respuesta: Todo lo que pueda ser un trato rentable.

El personaje Panikovsky, un delincuente menor en la novela de Ilf y Petrov, The Little Golden Calf (El pequeño becerro de oro) dijo: «Los compraré y los venderé a todos, los compraré, los venderé, los compraré y los venderé de nuevo, pero por más».

Pregunta: Entonces ¿lo vendo por un trato, para mí, para obtener ganancias?

Respuesta: Sí. Compro lo que puedo comprar barato y luego vendo con ganancia. Esto es humano. ¡En todos los niveles! ¡Cada minuto!

Pregunta: ¡Qué criatura tan baja es el humano! ¿Ve, al menos, algo un poco elevado en los humanos?

Respuesta: En el hombre que vive en este mundo y por este mundo egoísta, no puede haber nada más. Sólo vender, comprar y vender por más.

Pregunta: ¿Siempre queremos un soborno?

Respuesta: ¡Solamente!

Pregunta: ¿Cómo podemos salir de este estado, de qué manera?

Respuesta: Reconociendo el mal y que, si existo en el marco de esta naturaleza, al final, actúo en mi propio perjuicio. ¡Para mi propio detrimento! Con esta base pienso: «¿Cómo puedo hacerlo de manera diferente?» Así empiezo a comprender que mi maldad y la maldad de los demás son una y la misma.

Pregunta: ¿Digo que esto me hace sentir mal y empiezo desde ahí?

Respuesta: Sí, debes empezar por ti mismo.

Pregunta: ¿Reconocerá el hombre que se siente mal por su “compra”?

Respuesta: Reconoce que se siente mal y busca qué hacer y llegarás a la conclusión de que debes deshacerte de su ego, de ese “mal” y percibirte a ti mismo de manera diferente, en una conexión diferente con los demás. Si es malo para los demás, es malo para mí. No hay otra salida.
[272644]
De Kabtv «Noticias con Michael Laitman» 31/ago/20

Material relacionado:
¿Cuál es el futuro de las ciudades?
Bienvenido el reconocimiento del mal
¿Qué es, el reconocimiento del mal?

 

¿Empezará la naturaleza a ayudarnos?

720Si no trabajamos para corregir nuestros pensamientos, los virus se volverán más dañinos y destructivos porque el desarrollo continúa. No se puede detener.

El propósito del programa de la naturaleza es llevarnos a la corrección, si no nos esforzamos por lograrlo voluntariamente por la vía de la luz, tendremos que ser empujados por la vía del sufrimiento. Los cabalistas nos advierten que, si no nos corregimos, podemos terminar en una guerra mundial nuclear.

Pero no terminará ahí. Pasarán algunos miles de años más y la humanidad revivirá después de todas estas explosiones nucleares y comenzará a desarrollarse nuevamente: desde sentarse alrededor de una fogata y cazar mamuts.

Esperemos que la naturaleza no nos deje matarnos con bombas nucleares tan fácilmente. Creo que la humanidad podrá detenerse y pensar en su corrección. Ya podemos ver que no hay otra salida, lo único que queda es levantar las manos. Si pedimos ayuda, quiere decir que estamos dispuestos a, por encima de nuestra mente egoísta, recibir ayuda y comenzar a trabajar con ella como con una medicina única.

Tendremos que dividirnos en grupos de diez y aprender a tratarnos amablemente unos a otros. El mundo debe recibir educación integral, en todos los niveles, desde jardín de niños. Y veremos que la naturaleza, de inmediato, nos ayudará. Por supuesto, todas las enfermedades desaparecerán porque la gente será tan cercana que, en su conexión, comenzará a revelar un nivel diferente de existencia, el mundo futuro.

El mundo futuro es un mundo construido con otorgamiento mutuo, dentro del cual revelamos al Creador reinando entre nosotros. En lugar de vivir en un campo de odio, viviremos en un campo de amor. Este amor es el Creador entre nosotros y no es amor como lo entendemos ahora. La humanidad comenzará a elevarse a diferentes niveles de existencia.

Esta es la solución a todos los problemas: tanto coronavirus como crisis económica. Todo se normalizará y todo estará bien.

Tenemos que empezar por corregir nuestra propia actitud hacia los demás y no desearle ningún daño a nadie. Tampoco es fácil, porque cuando se revela nuestra naturaleza, vemos que inconscientemente buscamos formas de dañarnos unos a otros. Somos como bestias que se arrastran y sólo buscan morderse, patearse e incluso comerse.

Los pensamientos bondadosos pueden neutralizar todos los virus y calmar tifones, porque el pensamiento se encuentra en la base misma del campo de fuerza. Está escrito: «todo se resuelve en el pensamiento». Desde el pensamiento, desciendes a niveles aún más bajos, hasta llegar a virus que son portadores de información.

Con nuestros pensamientos, podemos influir en el universo, en todos los mundos. Cuando nuestros pensamientos se conectan, alcanzan la fuerza superior y sentimos que desplegamos a la naturaleza de manera interminable e infinita. Debemos hacerlo; no podemos escondernos del propósito de la creación.
[272571]
De Kabtv «Reunión de escritores» 15/oct/20

Material relacionado:
¿Cuál es el futuro de las ciudades?
Bienvenido el reconocimiento del mal
¿Qué es, el reconocimiento del mal?

Nueva Vida 468 – Falta de estabilidad gubernamental

Nueva Vida 468 – Falta de estabilidad gubernamental
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

Llegamos a un punto en el desarrollo humano en el que Israel tiene que comprender el plan de la naturaleza para que podamos alinearnos plenamente con su sistema integral. En el pasado, el rey era jefe de Estado y lo que decía era sagrado.

La naturaleza nos trajo a un estado en el que todos y cada uno se siente rey, que son especiales, que comprenden y que deciden. Ahora debemos aprender a implementar nuestro libre albedrío de acuerdo con el atributo de «ama a tu prójimo como a ti mismo», de entrega absoluta. Todos dependemos unos de otros, igual que los órganos de un cuerpo. No tenemos opción. Necesitamos aprender a conectarnos.
[149959]
De Kabtv «Nueva Vida 468 – Falta de estabilidad gubernamental» 9/dic/14
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Complemento mutuo de dos niveles de deseos

571.03Pregunta: ¿Cómo podemos combinar el objetivo principal en la vida, por ejemplo, crecimiento personal, con deseos como la familia y el trabajo?

Respuesta: Son dos grados: animal y humano. En el nivel animal, se necesita este mundo: comida, familia, niños, etc. Por otro lado, también se necesita el mundo espiritual. Por eso, se debe dedicar tiempo a ambos.

Ambos grados deben complementarse mutuamente, pero cada uno en diferentes proporciones.

Los deseos básicos no contradicen a los espirituales. También debemos satisfacerlos, pero todo sometido al deseo superior: alcanzar la naturaleza.
[272638]
De Kabtv «Habilidades de organización» 2/jul/20

Material relacionado:
Equilibrio material y esencia espiritual
Lo material cambia junto con la espiritualidad
Vida física y espiritual

Un mundo opuesto 

Hay una realidad espiritual por encima de nuestro mundo, que no sentimos y no conocemos, pero queremos alcanzarla. La diferencia es que, en nuestro mundo todo sucede entre deseos egoístas, cada uno tira hacia sí mismo. En el elevado mundo espiritual, lo opuesto es verdad y cada uno intenta dar algo en beneficio de los demás. Es una realidad opuesta, un mundo opuesto. 

Intenta sentir lo que es la luz de la fe, como si estuviéramos en su rayo, nos envuelve desde todos los lugares y nos transporta de estado en estado. En la luz de la fe, comenzamos a ver otras dimensiones: no solo arriba-abajo, derecha-izquierda, frente-posterior, coordenadas tridimensionales, sino un número infinito de dimensiones, un mundo redondo, integral, sin fin. 

Es un mundo que existe por encima de tiempo y espacio. Incluso la ciencia convencional descubrió que no existimos simplemente en nuestra galaxia, sino en un sistema mucho más complejo. Necesitamos desarrollar nuestros sentidos para sentir la verdadera realidad. 

De hecho, ¡somos criaturas eternas! Pero aún no lo sentimos, estamos atrapados en una jaula pequeña, estrecha, llamada “este mundo”. 

No hay ningún lugar en el universo peor que este mundo en el que vivimos. ¡Estemos en desacuerdo con él, despertemos, observemos un poco más alto! 

Sólo necesitas escapar del gobierno del ego que busca robar más y más para sí mismo. Al hacerlo, al contrario, nos robamos a nosotros mismos la verdadera vida. 

De esto se dice: “los muertos son libres”. Si el deseo egoísta muere y dejo de exigir para mí mismo, me libero. De pronto tus ojos se abren a sensaciones que no estaban ahí, porque estaban bloqueados, se abren y sientes el mundo superior. Para hacerlo, sólo necesitas elevarte por encima de tu ego con unidad y a partir de nuestra unidad pedir al Creador que nos dé el poder de otorgar para que podamos unirnos y fusionarnos con Él. 

No hay necesidad de intentar sobreponerte a tu deseo. Nunca podrás ir en su contra. Sólo necesitas pedir al Creador y todo sucederá. Queremos que el Creador revele la propiedad de otorgamiento dentro de nosotros -es decir, que Se revele. Y el hombre se volverá como el Creador. 

No hay necesidad de temer estar distante del Creador, porque incluso ahora estamos en adhesión con Él, sólo que no lo sentimos. El embrión en el vientre de la madre no entiende que está dentro de la madre. Exactamente de la misma manera en que el hombre está dentro del Creador, pero no se da cuenta. Al estudiar Cabalá y unirnos a la decena entenderemos donde existimos. 

Incluso ahora, estamos dentro del Creador y debemos, antes que nada, calmarnos. No importa lo que suceda, estamos dentro de Él. Y a partir de este estado, seguimos desarrollando la sensación de cercanía con el Creador, el deseo de fusionarnos con Él, con nuestra alma y corazón, con todos nuestros pensamientos. En realidad nada cambia, excepto la conciencia de aprender gradualmente dónde estás.
[272863]
De la lección para las mujeres 24/oct/20

 

“¿Los cubrebocas son REALMENTE efectivos contra el coronavirus?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Los cubrebocas son REALMENTE efectivos contra el coronavirus? 

Los cubrebocas son un fenómeno muy interesante en esta pandemia. Los lineamientos de salud comunes y consistentes en todo el mundo, incluyen mantener distancia, mantener higiene personal y usar cubrebocas, los cubrebocas en particular, sirven en su mayor parte para detener la propagación del virus, de mí hacia otros. 

¿Por qué son tan interesantes los cubrebocas? 

Es porque mucha gente usa cubrebocas como medida de protección para no contagiarse del virus, pero los cubrebocas, en su mayor parte, funcionan en dirección opuesta: evitan que el virus se propague del que lo usa, hacia otros. 

Si viéramos en el coronavirus, a la naturaleza enviándonos una lección de relaciones humanas, las condiciones de largo plazo para usar cubrebocas pueden ser vistas como una lección de responsabilidad y consideración mutuas para la humanidad. Es similar a  cómo educamos a los niños al decirles que se comporten de forma adecuada y amable, porque, en última instancia, es bueno para ellos hacerlo, pero en un contexto más amplio, ellos aprenden a relacionarse de forma positiva con los demás. 

La humanidad aún tiene que entender que la naturaleza opera detrás del telón: que nos eleva para que estemos cada vez más conectados y que, en última instancia, quiere que comprendamos nuestra conexión de forma armoniosa. Por el momento, sentimos esa conexión cada vez más estrecha, como estrés y presión cada vez más intensos y sufrimos. Pero, si permitimos un cambio fundamental en nuestra actitud hacia una conexión cada vez mayor -de intentar beneficio sólo para mi mismo a intentar beneficiar a otros- literalmente experimentaremos un nuevo mundo. Sentiremos una conexión cada vez más estrecha, es una oportunidad para que pasemos por este inminente cambio de actitud, de egoísta a altruista y al hacerlo, sentiremos que salimos de nuestro estrecho rincón individual, de servirme a mí mismo y entraremos en un mundo nuevo armonioso de paz, amor, unidad y conexión perfecta para todos. 

El uso del cubrebocas también puede ilustrar un ejemplo de las cuatro etapas de cambio de actitud que describe la sabiduría de la Cabalá; etapas por las que atravesamos para descubrir nuestra conexión perfecta. 

Recibir con el fin de recibir: Uso cubrebocas pensando en proteger mi propia salud. Esta es la más egoísta de las cuatro etapas. 

Otorgar con el fin de recibir: Uso cubrebocas pensando que protejo a otros de mí mismo -por ejemplo, si soy portador asintomático- pero al hacerlo, además tengo la intención de que, en última instancia, me protegeré a mí mismo. En otras palabras, cuido a otros, cuando me cuido a mí mismo. Esto aún es egoísta, pero tiene un elemento de altruismo mezclado en su interior. 

Otorgar con el fin de otorgar: Uso cubrebocas sólo pensando que no quiero infectar a otros con el virus. En otras palabras, “otorgar con el fin de otorgar” es la intención de no querer hacer ningún daño a otros. 

Recibir con el fin de otorgar: Además de usar cubrebocas con el fin de no dañar a otros, pienso en lo que puedo hacer para hacerles bien y beneficiarlos. 

En la sabiduría de la Cabalá, esas cuatro etapas describen estados mucho más elevados de alcance espiritual que los ejemplos presentados aquí. Sin embargo, ofrecen una pequeña muestra del camino hacia la conexión positiva que nos espera. Podemos, por lo tanto, relacionarnos con el uso del cubrebocas, como un ejercicio de nuestra actitud positiva mutua y al hacerlo, mejorar nuestra conexión y el mundo en el que vivimos. 

Foto  por Pille-Riin Priske en Unsplash.

Desinfectemos nuestro entorno social

Mi nuevo articulo: «Desinfectemos nuestro entorno social«

Tomará un tiempo, pero al final, entenderemos que las vacunas no son la cura para la Covid. Hay una buena razón por la que el virus sigue cambiando, nos sigue afectando de diferentes maneras y su impacto es cada vez más severo. SARS-CoV-2, también conocido como “nuevo coronavirus”, no es un virus ordinario. Es el primer “virus espiritual”, en el sentido de que es creado por y se alimenta del espíritu entre la gente. Mientras más ira, luchas y rechazo surjan entre nosotros, más tóxico y violento será el virus. Crece en atmósferas de odio.

Desde la aparición del virus, ha aumentado la tensión en todo el mundo. El nerviosismo social dentro de los países, se convierte en enfrentamientos violentos; se han intensificado las tensiones internacionales, ya estalló al menos una guerra: en los Balcanes. Estos son premios para el virus. El odio lo hace imposible de vencer.

La única forma de desinfectar el mundo de Covid-19, es que desinfectemos el odio en nuestro entorno social. El odio es la verdadera contaminación y la contaminación crea enfermedades. Los atletas suelen utilizar la frase latina; Mens sana in corpore sano, que significa “mente sana en cuerpo sano”. Lo que es cierto para un individuo, es igualmente cierto para la sociedad. Si queremos estar bien físicamente, debemos sanar nuestro cuerpo y también nuestro ambiente, eso incluye nuestro entorno social.

Así como no queremos vivir en un ambiente sucio, en una ciudad donde las calles están llenas de basura, no deberíamos vivir en un ambiente social sucio, donde los pensamientos de la gente sobre los demás son bueno, basura. Actualmente, no ponemos atención a la calidad de nuestro entorno social. Como resultado, la basura nos persigue. Si queremos sanar nuestro cuerpo, debemos sanar nuestro cuerpo, nuestro ambiente y nuestro entorno social por igual.

¿Corazón o dinero?

Si nos tratamos bien y especialmente nos amamos unos a otros, no puede haber necesitados ni pobres ni enfermos entre nosotros. 

Es decir, el problema es sólo que no hay amor entre nosotros. Le pasamos el cuidado de los necesitados al gobierno. Estamos dispuestos a dar algo de dinero, pero no nuestro corazón, no podemos preocuparnos por extraños. 

¡Por eso, nunca podremos deshacernos de la pobreza ni de las enfermedades! Incluso si gastamos miles de millones de pesos en el mundo y organizamos todo tipo de grupos y ministerios que cuiden a los necesitados, les demos dinero y todo lo que necesitan, aún existirán pobres, enfermos y personas desafortunadas. 

Porque no queremos cuidarlos. Nos preguntamos: ¿Cuánto tengo que pagar para evitar que me pidan amarlos? Estoy dispuesto a pagar al mes para que me dejen en paz. Sin embargo, esto no es lo que la Torá requiere de nosotros, requiere una actitud y sentimientos genuinos. 

Por eso, incluso en los países más ricos, habrá pobreza, crimen y sufrimiento humano. Mira lo que le sucede en nuestro mundo con todo su progreso y abundancia. Si nos tratáramos con amor, viviríamos en el paraíso. Aun así, no estamos dispuestos a integrarnos con los otros en nuestras sensaciones, sólo pagar dinero y ser dejados en paz. Esto no resuelve el problema, la Torá requiere de un corazón humano. 

La naturaleza requiere que nos amemos. Esta no es idea ni invención de alguien, pues, todos estamos dentro de la naturaleza y sus leyes. Esas leyes actúan en nosotros de forma más y más dura, nos llevan hacia un rincón y nos exigen más y más severamente, que esta condición sea cumplida: total conexión, todo el camino hasta el amor. 

Tendremos que cumplir esta condición de todas maneras, si no ahora, después. Moriremos y naceremos una vez más hasta cumplir los requerimientos de la naturaleza, mientras vivimos en este mundo. 

En realidad, la meta es lograr adhesión con el Creador y volverme como Él. No obstante, solo puede ser realizado a través de acciones prácticas que están disponibles para nosotros, las cuales son expresadas en amor por mi prójimo como por mi mismo. 

Al grado en que nos odiamos, nos distanciamos del Creador y no lo sentimos a Él. Tan pronto como comencemos a acercarnos y conectarnos mutuamente, nos sentiremos unos a otros y sentiremos al Creador entre nosotros. Pues, todo es una sola naturaleza y todo depende sólo de nuestro distanciamiento y acercamiento. 

El Creador quiere que lo conozcamos a Él, por eso, debemos pasar por todos los estados de la total separación a la conexión, en todas las formas posibles. Así estudiamos nuestra naturaleza. Nuestro ego tiene muchas facetas y generan un número infinito de tipos de odio. Aun así, mientras comenzamos a acercarnos al Creador, comenzamos a sentirlo ya  entenderlo a Él y conectarnos con Él. 

El alcance siempre consiste de dos partes: odio mutuo y amor mutuo. En la diferencia entre amor y odio, sentimos al Creador. Uno no puede alcanzarlo sin lo otro, porque somos seres creados y alcanzamos todo sólo en el contraste entre opuestos.
[272333]
De la lección diaria de Cabalá 12/oct/20

Material relacionado:
Altruismo en nuestro mundo
Hacia la conexión altruista
¿Cómo se relaciona un cabalista con nuestro mundo

Avance hacia un mundo integral

Pregunta: La siguiente ola de coronavirus está comenzando en el mundo. Muchos países se están preparando para el segundo cierre, para Israel ya es un hecho. La economía se derrumba, el mundo se renueva ¿Cómo podemos sobrevivir en el nuevo mundo?

Respuesta: Primero, tenemos que entender que realmente vivimos en un mundo nuevo, que al final será drásticamente diferente del anterior. Pues, vamos, del mundo físico al mundo virtual. Hay requisitos previos técnicos, morales, éticos y otros, para hacerlo.

En el futuro, todo dependerá del esfuerzo moral de todos, que comprendan y se den cuenta de su buena actitud hacia los demás. Puede parecer imposible, pero este es exactamente el mundo al que debemos llegar.

Hablamos de la corrección de nuestro ego, de nuestra aspiración por estar más cerca de los demás y actuar en beneficio de todos. Desde el antiguo mundo dividido, la humanidad avanza para convertirse en un todo integral y unido. La naturaleza nos hace así. Debemos comprender esta tendencia y corresponder a ella, en alguna medida.
[272511]
De Kabtv «Cabalá exprés» 27/sep/20

Material relacionado:
Nuevo  mundo
Los virus surgen de las grietas
No hay vuelta al mundo pasado

En el nuevo año escolar 

Pregunta: En el nuevo año escolar, cientos de millones de niños fueron a la escuela como a una “batalla”: tuvieron que usar cubrebocas, estar separados, sin jugar y sin acercarse a otros. 

Fue la misma tragedia, tanto maestros como padres tienen que restringir a los niños, ¿Qué desearía para los maestros? 

Respuesta: Que aprendan de los niños, que es incomprensible para los niños no poder acercarse a otros, es tan incomprensible como, para nosotros, relacionarnos con otros correctamente. No tenemos esas propiedades, esas sensaciones ¿Cómo puedo sentir al otro para que pueda acercarme a él correctamente, para que, con mi enfoque correcto destruya este virus? 

Pregunta: ¿Qué más desearía para los maestros? 

Respuesta: Que entiendan la naturaleza de este virus, de dónde viene y en correspondencia, eduquen a los niños para que tengan la actitud correcta entre ellos y el virus desaparecerá. Que le expliquen a los niños que podemos luchar contra el virus sólo con nuestras buenas relaciones. 

¡No perdemos nada! ¡Seguro ganamos! ¡Vamos a intentarlo! 

Los maestros siempre le han enseñado a los niños a ser buenos, a ser cercanos entre ellos, interactuar correctamente. Así que, expliquen a los niños que el virus llega como resultado de una interacción impropia y de dañarnos unos a otros. Intentemos hacer que el virus se vaya. Vamos a erradicarlo. 

Pregunta: ¿Qué le desea a los padres? 

Respuesta: En este caso, me gustaría que los padres aprendan de sus hijos. 

Pregunta: ¿Es decir, los niños llegan de la escuela y le enseñan a sus padres? 

Respuesta: Al menos podrían decirle a sus padres lo que sucede. Primero, en su relación mutua. Que el virus los capacita para actuar así. Y, como resultado, tal vez, en realidad veremos nuevas estadísticas. 

Pregunta: ¿Qué más puede desear para los padres? 

Respuesta: Pasar por la misma educación que los hijos. Todos necesitan ser capacitados. Todos son lo mismo. 

Pregunta: ¿Es decir, el padre debe sentirse casi igual a sus hijos? 

Respuesta: Por supuesto.

Pregunta: ¿Qué desearía para los niños? 

Respuesta: No sé en absoluto que puede pedírsele a los niños. Que escuchen lo que les dicen sus mayores, al menos en este respecto, porque de otra manera, habrá problemas aún más grandes, restricciones aún más grandes en sus juegos, al visitarse, al acercarse uno a otros, etc. 

Es decir, hagámoslo de manera que dejemos de pensar en qué distancia mantener entre nosotros, dejar de andar por ahí con bozales como perros violentos, evitándonos unos a otros. 

Para hacerlo, sólo necesitamos cambiar nuestra actitud mutua y convertirla en buena. Comencemos a acostumbrarnos. No es tan difícil. Demos ejemplo unos a otros. Y veamos qué sucede. 

Pregunta: ¿Desea que este mensaje sea escuchado en clase, en la habitación del maestro y en casa? 

Respuesta: Y en el mundo. 

El mensaje es muy simple: todos deben ser amigables con todos, como lo son consigo mismos. Como está escrito: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Tomemos este ejemplo.
[272752]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 31/ago/20

Material relacionado:
Educación
Comprendiendo la esencia de la crisis
Nueva vida No. 1091- Educación para nuestros niños