entradas en 'Mi semejanza con el Creador' categoría

Una mirada imparcial al mundo

Dr. Michael LaitmanHay ciertas acciones que el hombre debe llevar a cabo para cambiar su naturaleza egoísta. Ante todo, nuestra naturaleza nos obliga a amarnos sólo a nosotros mismos, para ganar a expensas de nuestros vecinos, sin importar el sufrimiento que causo a otros e incluso disfrutándolo.

Asimismo, no tomamos en cuenta al Creador. Si no fuera por el temor a la fuerza superior, no pensaríamos en ella en absoluto. Sin embargo, hay ocultamiento, por eso, no sé lo que va a pasar con mi vida ni con mis hijos ni con las personas cercanas a mí. ¿Seguiré vivo en el siguiente momento? ¿Qué tiene el día de mañana para mí? Por lo tanto, hago un cálculo y decido ser bueno.

Pensamos que el Creador tiene obligaciones con respecto a una persona si ella cumple con sus obligaciones en relación con el Creador. En otras palabras, si la persona se comporta correctamente, el Creador la trata bien.

Sin embargo, hay otra condición que nos obliga, no sólo a relacionamos bien con el Creador, sino con todo el mundo y con niveles inanimado, vegetal, animal y humano. Debo tratar al mundo que me rodea como me trato a mí mismo. Por eso se dice: ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’ Mi prójimo es cualquier cosa dentro de mi entorno.

¡Imagínate que trato todo lo que está fuera de mi con el mismo nivel de sensibilidad, cuidado y amor que uso para mí mismo! Entonces dejo de sentir la diferencia entre yo y lo que está fuera de mí. El mundo inanimado, plantas, animales y gente se vuelven como yo.

Siento que, todo el mundo y todo el universo son como un algo en lo que existo. No hay diferencia entre lo que tengo dentro y lo que está fuera. Si logramos este estado, entonces cancelamos todos los límites y adquirimos un sentido adicional que nos permite sentir lo que está fuera de nosotros. Siempre he sentido el mundo exterior a través del beneficio que puedo obtener. Y ahora cancelo mi ego, mi idea preconcebida y sólo siento el mundo exterior.

De repente, descubro que el mundo exterior se funde en uno, que se llama mundo superior o Jardín del Edén, está lleno de luz, energía, vida y placer. Sólo existe la Luz Superior, que está en absoluto reposo y tranquilidad. No hay separación ni límites ni tiempo.

Abandono las barreras de este mundo egoísta y de nuestra percepción egoísta y revelo una nueva realidad positiva, que no está limitada por las barreras de mi egoísmo.

Si llego a tal percepción, a sentir el mundo entero como un todo, donde los mundos superiores e inferiores se unen, puedo sentir toda la Luz que los llena, la única fuerza del Creador, entonces revelo la verdad, por lo que existo en este mundo.
[166870]
De Kabtv ‘Una nueva vida’ 17/sep/15

Material relacionado:
El sexto sentido, el alma
Examina el árbol del bien y el mal
Clasificando la sensibilidad de cero al infinito

¿Quién es culpable del pecado de Adán?

Dr. Michael LaitmanEl descubrimiento del mal es llamado el pecado de Adán. Pero, de hecho, ese no fue un pecado, el Creador dijo que Él creó la inclinación al mal. Esto significa que Adán no pecó, sólo descubrió el pecado, su maldad, la naturaleza egoísta.

Desde el inicio fuimos creados con esta naturaleza para que tuviéramos la oportunidad de elevarnos por encima de ella y de esta maldad y, de ser conscientes de la bondad del Creador. Es imposible descubrirlo sin esta naturaleza, ‘Es la ventaja de la luz sobre la oscuridad’ (Kohelet Rabbah 2:13).

En el año nuevo (Rosh HaShanah) celebramos la oportunidad de elevarnos y alcanzar la fuerza superior, el Creador, para convertirnos en Adán (hombre), es decir alguien que se parece a Él. Esto es posible para todos, Adán simplemente fue el primero que lo hizo. Como fue dicho, ‘todos me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande’ (Jeremías 31:33) y ‘…mi casa será llamada casa de oración para todas la gente’ (Isaías 56:7). Así que, Adán es una imagen relevante para toda la humanidad.

Sí durante este día hacemos el conteo adecuado del año pasado, nos daremos cuenta de que aún no hemos alcanzado la corrección y de que no hemos ascendido con la humanidad hasta la cima de nuestra existencia, el mundo espiritual, el nivel de semejanza con el superior, el poder eterno y perfecto. Por eso pedimos perdón, es decir nos juzgamos, ya que pudimos haber descubierto nuestra inclinación al mal y corregirla, elevándonos por encima de ella y uniéndonos, pero no lo hicimos. Así que, al inicio del año pedimos que nos sea dado el poder que hace posible corregirnos a nosotros mismos y alcanzar la meta la creación.
[166575]
De la programación de radio Israelí 103FM,  6/sep/15

Material relacionado:
Adam fue el primero en romper el techo de este mundo
Haciendo un buen año
Nuevo año, nuevos horizontes

¡Feliz aniversario 5,776!

Dr. Michael LaitmanPregunta: De acuerdo a la religión, el hombre fue creado hace 5776 años, mientras que, según la ciencia pasaron más de 200 000 años antes de eso. ¿Quién tiene la razón desde una perspectiva cabalística?

Respuesta: La sabiduría de la Cabalá no participa en este tipo de debates. Estudia la naturaleza y nos habla al respecto. La naturaleza es lo mismo que el Creador y, la sabiduría de la Cabalá explora la fuerza superior de la naturaleza llamada el Creador. La palabra “Creador” en hebreo “Boré” significa “ven y ve” Si exploramos la naturaleza adecuadamente, alcanzamos al Creador y lo vemos.

Por consiguiente, Rosh Hashaná (el Año Nuevo hebreo) es el día de la revelación del Creador, de la fuerza superior. Este es el primer día en que la humanidad alcanzó la fuerza superior, el mundo espiritual, una realidad superior que abandonamos para vivir aquí en este mundo, sólo para que seamos capaces de entrar en ella de nuevo. A partir de este mundo, seremos capaces de alcanzar el mundo superior.

Más tarde, sabremos las respuestas a todas las preguntas eternas: “¿Cuál es el propósito de esta vida? ¿Cuál es su significado? ¿Con qué propósito existimos en esta tierra y para qué está todo establecido? Esto no es una simple búsqueda de llenando porque estamos insatisfechos con la vida sino, una búsqueda de la meta para la cual fuimos creados desde arriba. La Cabalá nos enseña cómo recurrir al Creador, elevarlo, y revelarlo. Entonces todo el plan de la creación es revelado a nosotros, incluyendo lo que pasó antes de que sintamos que existimos en este mundo. Esto es así porque nuestro mundo es sólo una estación intermedia entre lo que pasó antes de que naciéramos y la estación de nuestra meta futura a la cual llegamos después de que dejemos este mundo.

Ascendemos, ya sea a una dimensión superior o, inferior a nuestro nivel en este mundo. La sabiduría de la Cabalá nos permite hacer ambas cosas. Todo esto nos es accesible gracias a la sabiduría de la Cabalá que fue revelada por el primer hombre quien fue el primer ser humano en descubrir al Creador.
[166384]
De un programa de radio Israelí 103FM, 6/sep/15

Material relacionado:
El nombre del Creador significa ven y ve (avanzado)
Las muchas capas del deseo (avanzado)
Adán fue el primero en romper el techo de este mundo

Será un día de descanso para ti

Dr. Michael LaitmanLa Torah, “Éxodo” 35: 1 – 35: 3: “Moisés llamó a toda la comunidad de los hijos de Israel a reunirse, y él les dijo a ellos: “Estas son las cosas que el Señor mandó a hacer. Seis días se trabajará, pero el séptimo día tendrá carácter sagrado, un día de descanso completo al Señor; el que realiza los trabajos [en este día] será castigado con la muerte. Usted no deberá encender el fuego en ninguna de vuestras moradas en el día de reposo”.”

Inicialmente nos ocupamos de los deseos egoístas de una persona o la sociedad. La Torá nos dice que todo lo que necesitamos hacer es superar nuestro ego y  reunirnos juntos por encima del ego en una sola totalidad. Así que esta Parasha (porción de la Torá), se llama “VaYikahel” (reunirse).

Se habla de la reunión de todas las partes separadas, distantes y hostiles del alma colectiva, que se encuentran en todos nosotros y que necesitamos reunir, como un rompecabezas, en una sola alma.

A través de la conexión de estas partes, comenzamos a organizarnos en ellos bajo la influencia de la Or Makif (Luz Circundante), la característica de otorgamiento y amor del Creador. Si tratamos de ser como Él, a continuación, en la medida de nuestros esfuerzos, Él nos influencia y ayuda a nuestra reunión en una conexión integral y mutua.

Luego veremos cómo nuestras características mutuas crean algo conjunto, una especie de imagen completa, que en la sabiduría de la Cabalá se llama un Partzuf, es decir, un bloque o estructura.

Este Partzuf se compone de Sefirot: Hesed, Gevura, Tiferet, Netzach, Hod, Yesod, Malchut. En los primeros seis Sefirot, que simbolizan los seis días de la semana, tenemos que trabajar en la recolección de las piezas separadas del alma. Si tenemos éxito en esto, entonces la Luz va a terminar la reunión completa, trabajando en nuestros esfuerzos a lo largo de los seis días de trabajo. Y entonces no necesitamos hacer nada más, ya que en el séptimo día de nuestro trabajo está terminado.

Ahora es posible para la luz para terminar esta soldadura entre nosotros en que entonces la unidad completa del alma emerge de las partes separadas y nos reunimos.

Terminamos una semana, y comenzamos una nueva semana. Una parte y luego otra parte se reúnen, y de esta manera, reunimos toda nuestra alma común. Dentro de un determinado número de acciones con estas, alcanzamos la reunión espiritual de todas las partes convirtiéndose en una unidad completa, la semejanza de Adán (el hombre), lo que significa Domeh (similar al Creador). Con esto, logramos la corrección completa de la humanidad, que es a lo que tenemos que llegar.

Así Shabat es el día más sagrado, porque en este día actúa la Luz, influye en nuestros esfuerzos, y los finaliza. Es como si a lo largo de los seis días el trabajo se realiza, y en el séptimo día la Luz lo lleva a cabo.

Si en el séptimo día continuamos este trabajo, entonces es como si estuviéramos felices con esta destrucción del alma de Adán, porque estamos tratando de hacer el trabajo en lugar de la luz. Esta es la mayor violación de todo el sistema de corrección.

En general, si hacemos nosotros  parte del trabajo y la luz también hace su parte del trabajo. Si hacemos todo el trabajo nosotros mismos, estamos agregando aún mayor destrucción en el sistema e incluso rechazamos con más fuerza la reciprocidad de todas las partes que reunimos durante la semana. En general, es preferible no hacer nada en absoluto durante toda la semana y continuar esto incluso en el séptimo día. De esta manera, se nos niega todo el método de corrección del sistema y todo su avance.

Por lo tanto antes del séptimo día, es necesario terminar nuestros esfuerzos, lo que significa que nos detenemos en el sexto día y hacemos lo posible para que la Luz solde  todas las partes, pegarlos juntos. Se dice, “Va a ser un día de descanso para usted.” Básicamente, la persona que está haciendo el trabajo y no simplemente descansa. En este momento, por fin siente la unidad gradual de las seis partes en un todo general y terminamos la corrección del actual nivel espiritual. Y después de eso, corregimos al siguiente nivel y el siguiente, y así sucesivamente, semana tras semana.
[130714]
Desde Kab TV’s “Secretos del Libro Eterno” 10/10/13

Material Relacionado:
El camino hacia el séptimo milenio
El “despertar desde arriba” en el sabbat
La plenitud de sabbath

La diferencia entre la sabiduría de la Cabalá y otras ciencias

Dr. Michael LaitmanPregunta: Generalmente, todas las ciencias están involucrados con el descubrimiento de la naturaleza, es decir, el Creador. Así que ¿de qué manera la sabiduría de la Cabalá es diferente del resto de las ciencias?, ya que también se autodenomina una ciencia?

Respuesta: La sabiduría de la Cabalá es una ciencia para el descubrimiento del poder más alto, la única guía, que es llamado el Creador. Pero, a diferencia del resto de los métodos que hablan de lo que una persona debe hacer para atraer al Creador, la sabiduría de la Cabalá explica que, el descubrimiento del Creador ocurre en la medida que una persona se acerca al Creador.

La sabiduría nos dice que la persona tiene que descubrir al Creador en un grado cada vez mayor hasta Su revelación completa. Esto significa que la sabiduría de la Cabalá es un método para cambiar y corregir a una persona, de ser opuesta y contraria al Creador, a ser completamente similar al Creador.
[158576]

Material Relacionado:
La sabiduría de la Cabalá no se aprende con el sentido común
La sabiduría de la Cabalá y el resto de las ciencias
El asunto de la sabiduría de la Cabalá

Un camino directamente hacia nosotros y el mundo entero

 thumbs_laitman_749_04Pregunta: ¿Qué forzó a los hijos de Israel para recibir la Torá en el Monte Sinaí?

Respuesta: Fueron las dificultades, los problemas y los sufrimientos. ¿Qué otra cosa puede ser un incentivo si está dentro de su deseo egoísta?

Sin embargo, existen diferentes sufrimientos: los que vienen del mundo que te rodea y los que usted evoca internamente. De una forma u otra, no podemos avanzar sin dificultad, y la pregunta es sólo si son enviados a usted en el exterior o si usted los evoca internamente mediante el estudio, en el pensamiento, en la comprensión y el reconocimiento. Como está escrito: “¿Quién es sabio? Aquel que ve el futuro. “Si se toma decisiones por sí mismo, esto es suficiente para desarrollarse  por el camino” haré que esto sea, “sin esperar las dificultades que me empujan hacia adelante”.  También nos obligan a acelerar el tiempo, pero hay una gran diferencia.

Si yo soy sabio, yo avanzo en recta hacia la meta. Si no lo estoy, me detengo en el camino, y luego los problemas me hacen mover. Yo  escapo de ellos, y luego me voy directo a la meta de todos modos. Sin embargo, por eso,  prolongo el camino. En lugar de tomar el camino corto, fácil, sigo el camino largo, duro.

Dr. Michael Laitman

De una manera u otra, al final alcanzo  la misma cosa. Así que, para ayudarme a elegir el corto camino desde el inicio, debo escuchar a los Cabalistas que nos dicen sobre el método de corrección. Mi éxito depende de si los escucho a ellos o no.

Pregunta: ¿Cómo podemos escucharlos y transmitir este mensaje al pueblo de Israel?

Respuesta: Tiene que haber un reconocimiento de la grandeza del grupo, el maestro, y el Creador a fin de que el objetivo parezca importante para usted. En cuanto a los hijos de Israel, todo depende de nosotros.

Nosotros somos los que tenemos libre albedrío. Podemos afinar nuestros sentidos a través del trabajo en grupo y por los esfuerzos que debemos hacer. Sabemos de qué se trata lo que escuchamos lo que nos dicen, mientras que otros no pueden esuchar  todavía.

Tienen que recibir de nosotros. Ellos serán capaces de unirse a nosotros pasivamente después de que difundimos el mensaje.

Pregunta: ¿Cómo van a ver el camino recto, la línea roja en el dibujo?

Respuesta: Ellos nos seguirán. Vamos a avanzar con ellos como Galgalta ve Eynaim (GE) y AHP. Después de todo, podemos avanzar por sólo unos pasos a lo largo de la línea roja en la medida en que adquirimos el sistema.

En cada etapa, tenemos que cumplir  antes de que nos elevamos a un nivel superior. Por lo tanto, es imposible avanzar sin las vasijas  de AHP. Simplemente no entendemos cómo dependemos de ellos.

AHP son todas las “naciones del mundo” e Israel es sólo Galgalta ve Eynaim (GE), las primeros nueve vasijas de otorgamiento que vienen del Creador: Keter, Jojmá y GAR de Bina. En general, los vasijas de GAR son parte de la divinidad desde arriba, aunque esta parte es destruida.

En Israel, no hay nada, y ellos no puede avanzar y no pueden arreglar la conexión con el Creador sin las vasijas de recepción, los que deben ser corregidos y llevados a la adhesión. Sin embargo, no pueden hacer eso por sí mismos, por lo que se produjo la ruptura, y, como resultado, los vasijas de Israel y de las “naciones del mundo” se mezclaron y se incorporaron.

Dr. Michael Laitman

Ahora, hay una  parte de AHP arriba y parte de GE  abajo. Esto les permite organizar la conexión entre ellos, que de otro modo sería imposible.

En primer lugar, ocurrió durante la destrucción del Primer Templo (a nivel de Mojin de Jaya) cuando las diez tribus se dispersaron entre las naciones y desaparecieron. La segunda vez que se estableció la conexión fue durante la destrucción del Segundo Templo (a nivel de Mojin de Neshama) cuando las dos tribus quedaron dispersas.

La primera vez,  perdimos las partes que pertenecen al auténtico AHP. Fue un descenso del nivel de Jojmá al nivel de Bina. En el segundo caso, las dos tribus no desaparecieron;  sólo estaban en el exilio.

Finalmente, gracias a la mezcla, se formó una conexión, una incorporación de GE y AHP, y ahora podemos empezar a “sentir” estas cuerdas. Las vasijas  de GE que cayeron en AHP se convirtieron en religiones.

Lo mismo sucedió en la nación de Israel: AHP que se elevó a GE se expresó en el judaísmo. En otras palabras, en lugar de la espiritualidad, una persona imagina corporalidad, y en vez de “ama a tu prójimo como a ti mismo”, él  realiza diferentes acciones físicas, no internamente en su deseo, pero si externamente en la materia. Sin embargo, con el tiempo, gracias a la incorporación, nosotros podemos ser  corregidos.
(80180)

De la 4ª parte de la Lección diaria de Cabalá 10/06/12, La Arvut (Garantía Mutua)

Material Relacionado:
La nación que se une por encima del ego
Israelí no es una nacionalidad, sino una aspiración
Dos deseos enlazados con el pensamiento de la creación

Pronóstico económico mundial

Dr.Michael LaitmanOpinión (M. Khazin): “Durante el 2014 el crecimiento del PIB estadounidense se dio a conocer; sin embargo, fue exagerado.

“Para que un crecimiento económico sea constante y a largo plazo, es necesario para la demanda del producto final (la demanda de los hogares) comenzar a aumentar. Sin embargo, tales gastos siguen disminuyendo.

“Todas las esperanzas de detener la crisis son en vano, y en el 2015 la burbuja del mercado de valores de EE.UU. se derrumbará. La crisis va a empezar al igual que en septiembre del 2008, con una fuerte caída en los datos de los alimentos para ganado, y la estabilidad del sistema bancario llegará a ser cuestionable, y cuyos activos se despreciaran fuertemente, mientras que los pasivos (obligaciones) se mantendrán.

“Otras opciones:”

  1. ISIL hará bajar el régimen saudí y se iniciará una campaña de Sunni ‘conjunta contra Israel. Un golpe en los hogares, el sector de bienes raíces, y el papel del dólar aumentará considerablemente. Los EE.UU.  entrarán  en un estado de caos social y político.
  2. Los EE.UU. y todo el sistema bancario mundial irá a la quiebra, y no habrá ninguna ayuda desde cualquier lugar.
  3. La élite financiera iniciará una emisión masiva del dólar con el fin de salvar el sistema financiero. La principal consecuencia para la economía será la ruina de las empresas.

“La destrucción de la OMC dará un golpe en la Unión Europea, China, Japón y Corea, que vende muchos productos de alta tecnología en los EE.UU.. Hoy en día, los elitistas pro estadounidenses están en el poder en estos países. La destrucción de la principal fuente de ingresos asociados con los EE.UU. y el dólar va a causar devastadores desmontajes inter-elite.”

“Counter-elitistas, corriendo a la oficina, se centrarán en la independencia nacional, que se extenderá al nacionalismo y antiamericanismo. Estos procesos definirán el curso de los acontecimientos más que la crisis económica actual.”

“La élite financiera no puede aceptar la responsabilidad de la crisis, por lo que creará una” fuerza mayor “utilizando el Islam en los países desarrollados y el Medio Oriente.”

“Hay tres enfoques para el orden mundial: satisfactorio, algo satisfactorio (que necesitan la reforma), e insatisfactorio (debe ser destruido por completo). La Política del Islam hoy no acepta compromisos y está dispuesta a luchar hasta el final por la destrucción del actual orden mundial, en ausencia de un programa positivo.”

“Al mismo tiempo, la crisis económica mundial incrementa las ansias de la gente por la justicia, especialmente aquellos que han sufrido la crisis. Y resulta que la única fuerza hoy que ofrece algo para el mundo es un Islam político. Por lo tanto, en el año 2015 estamos esperando un aumento dramático en la influencia del Islam político en todo el mundo, principalmente en el Medio Oriente y la Unión Europea “.

Mi comentario: El cuadro está incompleto porque el autor no tiene en cuenta la finalidad del desarrollo humano, la subida a un nivel de afinidad con el Creador en el deseo de dar y amar. La naturaleza nos impulsa a un mayor sufrimiento hasta que nos demos cuenta de que no hay escapatoria y que debemos cambiar nuestra naturaleza egoísta a una altruista con el fin de sobrevivir.

Esta toma de conciencia depende de la difusión y masterización de la Cabalá, el método de corrección de nuestra naturaleza, entre el pueblo de Israel, y luego todo el mundo. De lo contrario, volveremos a encontrarnos de nuevo en un período de sufrimiento, una y otra vez, a través de las décadas, vamos a llegar a la misma elección.
(153013)

¿Quién corrige la décima parte del deseo?

Dr. Michael LaitmanTorá, “Levítico”, Kedoshim 19:09-10: Cuando siegues la mies de tu tierra, no segarás hasta los últimos rincones de tu campo, ni espigarás el sobrante de tu mies. Tampoco rebuscarás tu viña, ni recogerás el fruto caído de tu viña; lo dejarás para el pobre y para el forastero. Yo soy el Señor tu Dios.

El campo significa los deseos materiales de la persona, que uno debe cultivar. Mientras los corrige, uno los usa para la unidad e interacción en todo el sistema de interconexión entre todas las personas.

No recojas la cosecha que ha caído, significa que ustedes no son capaces de corregirse completamente. Las primeras nueve Sefirot se corrigen por medio de nuestros esfuerzos, pedido, interconexión, y el trabajo con los demás. La décima Sefirá no solo es imposible de corregir, sino que incluso es imposible pedir por esto. No somos capaces de pedir que este egoísmo trabaje hacia el otorgamiento, ya que este es nuestro fundamento que nos separa del Creador.

Supongamos que tenemos un deseo de cierto espesor. Este puede absorber las propiedades del Creador hasta la última sección, hasta la décima. La décima parte no acepta las propiedades del otorgamiento.

Si fuéramos a corregir todas las nueve partes, entonces al final llegaríamos a un estado donde habría solo una décima parte restante, la cual será corregida por el Creador. Esta sería Su última acción, la cual finalizará los 6.000 años de nuestra corrección.

La incapacidad de autocorregir la décima parte se manifiesta en todas las acciones prohibidas. Estamos hablando de los deseos en los distintos niveles. Hay deseos en el nivel inanimado, en el que ustedes quieren realizar deseos vegetativos al elevarse del suelo al siguiente nivel, como una planta.

Hay deseos que se vuelven animados a partir del vegetativo, y aquellos deseos del nivel animado ustedes los elevan al nivel de Hombre. En todas estas correcciones, siempre hay acciones que les están prohibidas, y todo esto está relacionado con la décima.

Pero hay veces en que pueden tomar algunos deseos de la décima parte, lo cual es llamado “quitar la parte superior de la leche” y regrésala a las primeras nueve Sefirot. Por lo tanto, los deseos prohibidos son relativos. Esto significa que por sí mismos no pueden usarlos, pero el pobre que pasa junto a su campo sí puede.

Esta también es una corrección. Dejan el deseo prohibido para el pobre, y cuando el pobre lo usa, este corrige la décima parte que les correspondía a ustedes. No pueden elevar esta parte desde la propiedad de recepción a la propiedad de otorgamiento, pero el pobre sí puede hacerlo.

A su vez, el pobre que recibe esta comida de su parte no es capaz de usar su décima parte de esta, y deberá darla como una donación (Maaser) al Templo o a algo similar. Es así como la cadena de nuestra interconexión debe trabajar.

Pregunta: ¿Cómo puede uno sentir que esta es la décima parte con la que no puede trabajar?

Respuesta: Ustedes la sentirán cuando no tengan ninguna fuerza para hacer algo más. Si sienten que han dado su 100%, entonces solo les queda una décima parte.

Al trabajar con la Luz en niveles elevados, la persona siente y controla todos sus deseos y es capaz de ver a través de ella misma. En nuestro estado todavía no lo percibimos; sin embargo, un cabalista, que está en el entorno espiritual, es capaz de separar claramente las primeras nueve Sefirot de la décima. Uno siente qué es posible hacer y qué no. Esto es primero.

Segundo, uno siente el borde del campo de uno aquí como la Maljut de uno, los deseos de uno sobre los cuales no tiene control y por lo tanto lo deja.

Con el fin de entender de mejor manera esta acción, imaginen que ustedes le han ordenado a una persona de nuestro mundo matar a su propio hijo, como se le ordenó a Abraham. ¿Puede la persona normal hacer esto? Nunca. Hay ciertos límites (el borde del campo), que no podemos transgredir.
(148548)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/26/14

Material Relacionado

No hay nada peor que la indiferencia
Disponible sólo hoy, ¡un préstamo espiritual en condiciones rentables!
El sentido espiritual del diezmo

Una prueba sobre el atributo de la santidad

Dr.Michael LaitmanEl Libro del Zóhar, “Vaikrá” Kedoshim, ítem 16: El capítulo Kedoshim es la totalidad de la Torá y es el anillo que sella la verdad. En este capítulo los secretos superiores de la Torá son renovados en los Diez Mandamientos y en los decretos y los castigos y los mandamientos superiores. Y cuando los amigos alcanzaron este capítulo se regocijaron.

Santo se refiere a la santidad, al atributo de Bina (otorgamiento completo).

Y cuando los amigos alcanzaron este capítulo se regocijaron, puesto que llegaron a un nivel en el que todos los atributos ocultos en ellas están corregidos plenamente a fin de otorgar y ahora se enfrentan a un estado de recibir con el fin de otorgar. Este no es un estado inestable que esté por encima de las nubes, sino la entrada directa y que trabaja dentro de la tierra de Israel.

El capítulo de Kedoshim es la totalidad de la Torá y es el anillo que sella la verdad, es decir que toda la Torá está destinada sólo a alcanzar el atributo de otorgamiento. Si ustedes se aferran a ella, pueden utilizarla como un sello en los diferentes deseos y usarlos correctamente. Ahora pueden estar seguros de que no se desviarán, dado que son guiados por el otorgamiento.

Pregunta: Entonces, ¿por qué no nos detenemos aquí?

Respuesta: ¡No! Ustedes aún no se han corregido a sí mismo, sólo alcanzaron un nivel en el que ya están listos para trabajar con los deseos que fueron rotos a propósito para que sean capaces de corregirlos con el fin de otorgar.

Supongamos que el Creador creó un automóvil y lo rompió en pedazos y ustedes ahora pueden hacer lo que quieran con esos pedazos. Adjunto hay un manual y la primera parte es teórica, como es costumbre, y sólo se describe cómo debe prepararse la persona para el trabajo. En esta parte, pueden encontrar matemáticas, física, mecánica, electrónica, en fin, todo lo que necesitan saber para ensamblar el auto.

Después de haber aprendido eso, ustedes se prueban a sí mismos y ascienden al nivel de Kadosh. Ahora pueden comenzar a ensamblar el automóvil correctamente. Habrá problemas en el camino, por supuesto, y cometerán errores en una parte u otra, pero en general están listos para trabajar.

Por lo tanto, los alumnos de Rabí Simón, los autores del Libro del Zóhar se alegraron cuando alcanzaron ese nivel, puesto que en ese nivel comienza el verdadero trabajo de la persona.

Hasta entonces, ustedes son como estudiantes graduados en sus estudios, pero que aún no se ha probado a sí mismos de ninguna manera. Sin embargo, ya tiene una base espiritual con la cual pueden trabajar.
(147619)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/19/14

Los niños del universo, parte 7

Dr. Michael LaitmanEl gran desarrollo de la humanidad no le presta atención al universo, sin embargo este es el lugar donde podemos encontrar nuestras raíces. En los enormes espacios abiertos del universo, podríamos encontrar la fuerza, grandes cantidades de otros tipos de materia, la antimateria, y así sucesivamente.

Es claro que los humanos exploran el universo, pero no le dan a su investigación el suficiente peso porque están seguros de que nuestro futuro depende de quién es más fuerte, más rico, o más poderoso. Nuestro avance no está dirigido hacia la comprensión de la naturaleza en su plena revelación, ni fomenta el reconocimiento de nuestras deficiencias.

Yo asumo que el universo es el completo otorgamiento y que la fuerza de otorgamiento creó y organizó todo lo que existe. Por último, al combinarse ciertas fuerzas, el otorgamiento generó los niveles, el inanimado, vegetativo, animado y hablante de la naturaleza.

El universo sigue desarrollando la materia hacia un nivel especial cualitativamente nuevo, en el que la materia de repente se cuestiona sobre su fuerza que le dio su origen: “¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos?”

Sabemos que en el pensamiento que hay detrás de cualquier acción está en el resultado para el que estaba destinada la acción. Reaccionamos al resultado; sin embargo, nunca le prestamos la suficiente atención, ni asignamos la energía suficiente para aclarar qué es exactamente lo que está influyendo en nosotros.

Por otra parte, reconocemos que somos el resultado de la actividad de esta fuerza. Mientras exploramos la naturaleza humana, vemos claramente que no poseemos ninguna libre elección ni gozamos de libertad en cuanto a las acciones. Estamos supeditados a nuestros genes, instintos, cálculos sobre los beneficios y las pérdidas usando fórmulas primitivas.

Aquí está el problema: ¿Cómo podemos explorar el universo, su progreso y los procesos que experimentamos, si le dedicamos toda nuestra energía a otras cosas?

Uno de mis estudiantes trabaja en el Gran Colisionador de Hadrones en Suiza. Él me contó que en un primer momento, hubo interminables debates sobre si era bueno o no comenzar un enorme y costoso proyecto de este tipo. Sin embargo, el costo del Colisionador es equivalente al costo de mantener las tropas estadounidenses en Afganistán durante una semana.

Así que es obvio que no aplicamos el suficiente esfuerzo a explorar la naturaleza. Estoy realmente apesadumbrado por este estado de cosas. Si lo suficientemente bien conociéramos la naturaleza y difundiéramos el conocimiento a las masas mejor de lo que lo hacemos hoy, podríamos reconocer nuestras deficiencias. Queremos descubrir la falta de nuevas propiedades: las de otorgamiento.

Entonces, además del deseo de recibir que ya tenemos, también obtendríamos la fuerza de otorgamiento que nos permitiría explorar la naturaleza desde un nuevo ángulo.

(146861)
Del programa “Una nueva vida” del 3/02/14